sábado, 26 de enero de 2008

LA SOLEDAD DEL DIRECTIVO

Estimados amig@s;

Resulta esencial para un directivo, de cualquier nivel, distinguir una conveniente soledad, que preserva la intimidad, de un perverso aislamiento que nos impide tomar decisiones correctas.

Tan equivocado me parece caer en el riesgo del AUTORITARISMO como en el de la participación omnímoda.

Sus autores tratan y desarrollan, durante las cien paginas de este libro, las CLAVES para entender y gestionar adecuadamente NUESTRA SOLEDAD, como timoneles de la ORGANIZACIÓN.

Encontrareis grandes frases de Aristóteles y Séneca. Reflexiones sobre Julio Cesar en la batalla de las Galias y de mi admirado Sancho Panza durante su regencia como gobernador de la Ínsula de Barataria.

ENERO, 25

Mutantur non in melius, sed in aliud

Demasiadas cosas son cambiadas no porque se busque algo mejor,
Sino por mero afán de novedades.

Séneca.
Publicar un comentario