miércoles, 8 de abril de 2020

Los 10 Libros Finalistas de la IX Edición de los Premios KnowSquare


Estimad@s amig@s

De nuevo he tenido la gran oportunidad de formar parte del jurado de los premios KnowSquare al mejor libro de empresa y la trayectoria divulgativa ejemplar.

El mejor libro de empresa lo conoceremos el próximo veintiuno de abril. Este año, pese al estado de confinamiento, queremos mantener esta tradición, pero obviamente de un modo virtual utilizando las herramientas de videoconferencia.

¿Qué valoramos de un libro? originalidad, espíritu humanista,  time-for-value, influencia, oportunidad, nuevo conocimiento, y trascendencia, principalmente esos han sido los criterios que hemos empleado.

Hemos leído 84 libros de 20 sellos editoriales. Un año más es de justicia mencionar la mejora en la calidad de las obras, esperamos que está tendencia se siga manteniendo en el tiempo.

La gala de entrega de los  premios KnowSquare la podréis seguir en streaming gracias a la colaboración de Agora News y en Twitter con el hastag #PremiosKnowSquare.

«Un buen libro es aquel que se abre con expectación
y se cierra con provecho»
Louise M. Alcott


Ha tardado en llegar a España la traducción de este libro tan necesario y clarificador de la elevada polarización que vive el planeta actualmente. Con tres acertadas metáforas, Haidt explica de forma amena y sencilla los principios de la psicología moral: que primero reaccionamos intuitivamente y luego racionalizamos nuestra postura; que derivado de la evolución de nuestra especie se pueden identificar seis elementos básicos que componen las matrices morales de las diferentes culturas o estratos sociales; y finalmente que aquello que cohesiona a nuestro grupo, a su vez nos separa del resto. Haidt propone dejar a un lado el moralismo y aplicar algo de psicología moral para comprender nuestras divisiones, nuestros límites y nuestros potenciales. Aboga por el equilibrio de ideologías opuestas, los sistemas de rendición de cuentas, y la persecución de fines por medios pacíficos. Un buen mapa para entender y actuar en estos tiempos revueltos.


Versión novelada del nacimiento y primeros años de vida de Netflix, contados por el que fuera su primer presidente, Marc Randolph. Y así es como se lee el libro, como una apasionante novela. Una historia que comienza en 1997, cuando Netflix quería ser una empresa de envíos de películas en DVD por correo, y finalizan el día en que la compañía sale a bolsa, en mayo de 2002. Randolph ya no era su presidente. Randolph desgrana en estas memorias de aquellos veinte años su manera de entender el emprendimiento (desde el nacimiento de la idea, su desarrollo, la elección del nombre, las rondas de financiación, etc.) a través de una selección de escenas, recuerdos y experiencias vividas, que se remontan incluso a su infancia. El epílogo, también contado como una historia, contiene Las Reglas de Randolph para alcanzar el éxito, las creencias que lo han configurado como el emprendedor que siempre ha sido, inseparable de su filosofía de vida.


Habitualmente creemos que el peligro está en aquello que no conocemos, pero es más peligroso aquello que conocemos y que ya es erróneo. La lectura de este libro sirve para comprobar muchos de nuestros conocimientos sobre la empresa a la luz de la situación actual del mundo. La globalización y la revolución tecnológica han creado tres grandes efectos: la interdependencia, la nueva complejidad y la aceleración. ¿Cómo han de abordar las empresas esos tres retos? El título ya sugiere la tesis fundamental del libro: para las empresas, en especial a las industriales, salir fuera de las propias fronteras es la mejor forma de ayudar a su futuro, así como a la riqueza del propio país, e incluso al empleo en el país de origen. No se trata de una salida destructiva, deslocalizando, como ha ocurrido en etapas anteriores de la globalización, o simplemente exportando, que es una estrategia no sostenible, sino con una estrategia de multilocalización. En suma, un magnifico manual escrito por un experto que ha vivido los retos del mercado global y que ha sacado los aprendizajes útiles para las empresas en el nuevo contexto.


Vivimos en un momento en el que toda empresa quiere ser ágil, lean, hacer bailar el elefante, etc., pero no nos olvidemos que todo lo que no se mide no se puede mejorar. Ya no nos sirven las Kpi´s que estábamos acostumbrados a utilizar si queremos medir cosas diferentes tendremos que utilizar metodologías diferentes. Los OKR son otra forma de medir los avances de las compañías, no son ni mejores ni peores simplemente son los que desde Silicon Valley se nos están imponiendo/ invitando a utilizar ¿Cuánto tiempo estaremos utilizándolos? ¿se impondrán? ¿será una moda pasajera? No me atrevo a decir que perduraran, pero si suscribo que puede ser una moda. No negare que los OKR nos están permitiendo visualizar otras informaciones de la compañía, que os otra forma de analizar los retrocesos -avances, pero que como toda metodología tiene sus defensores y sus detractores. Estamos ante un libro que debemos de leer, ante una metodología que debemos conocer, y ser capaces de evaluar si se adapta a nuestras necesidades empresariales, o debemos dejar las cosas como estaba.


En Excesos, Emilio Ontiveros defiende el desarrollo tecnológico y la globalización, pero se muestra preocupado las desigualdades que están generando. En consecuencia, aboga por un “crecimiento inclusivo”, porque favorecer el desarrollo no es incompatible con aspirar a una distribución más justa. Se equivocan quienes defienden levantar barreras al avance o quienes ponen el foco en solo uno de los aspectos, los que supeditan uno al otro, los que defienden que el crecimiento implica de forma automática, “sin tener que hacer nada”, una redistribución. Hemos entrado en una fase en la que democráticamente se han elegido opciones que están en contra del libre comercio y alientan el proteccionismo, como si de esa forma se pudiera conseguir una distribución más igualitaria de la renta. Y ese no es el camino. Existen otros mucho más eficaces, como la política fiscal, que no ponen en peligro la palanca que la movilidad de bienes, servicios, capitales y personas suponen para el crecimiento y el bienestar. O buscamos un punto intermedio, o la globalización no solo será reversible (que lo es), sino que revertirá: ¿acaso no ha comenzado ya el proceso?


Los retos que plantea la transformación digital y la forma de afrontarlos para conseguir que no nos sobrepase dejando a las personas en un segundo plano es el hilo conductor de este ensayo de Marc Vidal que por su actualidad, oportunidad y calidad expositiva engancha al lector desde la primera página. Parte de un diagnóstico crudo de la realidad económica, laboral, cultural, educativa, política y social, y de la situación española en particular, lo que le confiere un interés especial. Analiza las transformaciones que vive nuestro mundo fruto del detonante tecnológico y que mejorarán la vida de las personas, aun con los inevitables peajes que se deben pagar como sociedad, pero concluye, con positivismo, que esta revolución industrial y tecnológica no busca prescindir de las personas, sino que los humanos nos dediquemos y desarrollemos aquello para lo que somos la única especie capaz. El trabajo de Vidal es de amplio espectro y se atreve a apostar cómo serán los empleos futuros y la transformación de las empresas. No hay territorio intocable ni empleo que se libre. La tecnología nos adelanta por todas partes, pero en nuestras manos está utilizarla correctamente para hacer que la quinta revolución no sea solo la era de las maquinas sino también, La era de la humanidad.


Hay mucho que contar después de una trayectoria de 35 años en The Coca Cola Company, donde se ha ocupado el puesto de vicepresidente ejecutivo en Europa y máximo responsable del marketing mundial. De Quinto sale del confort de las recetas al uso y escribe un libro esclarecedor, incisivo y valiente sobre las relaciones entre productos y marcas, sedes corporativas y filiales, jefes y subordinados e incluso entre trabajo y vida. Un libro que guarda toda coherencia con el mensaje con el que el autor se define en la red social Twitter: “Pirata. Navego sin bandera. No pretendo convencerte de nada, acaso hacerte dudar de lo que crees”.


“Cuando el diablo viene a visitarte en la mitad de la vida” es el preámbulo de este libro. Su autor Alex Aranzábal, de 45 años, economista, empresario, profesor universitario, presidente de la Sociedad Deportiva Éibar, toda una historia de éxito que por una serie circunstancias personales y profesionales experimenta un drástico replanteamiento de vida, cuestionándose: ¿Qué es lo que soy? ¿Qué es lo que hubiera querido ser?, ¿Qué quiero ser en lo que me resta de vida? Decide hacer un profundo autoexamen para conocerse, eligiendo la fórmula de los Ejercicios Espirituales que Ignacio de Loyola realizó en Manresa antes de crear la Compañía de Jesús. El autor sigue ese modelo, para abordar cualquier proyecto y fija la primera necesidad en tener clara la Misión, dándole la dimensión personal y la profesional o corporativa. Haciendo un profundo examen, en silencio, sabiendo posicionarse en las cuatro dimensiones que rigen nuestra existencia: Salud, Riqueza, Larga vida y Honor. En resumen, un libro muy recomendable, pues para muchos de los lectores hay un momento en la vida en el tramo de los cuarenta/ cincuenta, en el que aflora ese replanteamiento de muchas cosas y, ese es el momento en el que autor nos muestra de forma práctica como aplicar, en esa segunda oportunidad, la filosofía y principios ignacianos a los proyectos empresariales y proyectos de vida.


Con un titular atractivo y un subtítulo, “El futuro laboral es para los mayores de 40”, cuestionable, Raquel Roca, comunicadora de primera línea, elabora un interesante itinerario por el mundo laboral que vivimos y el de un próximo futuro, que todavía está por ver por dónde va debido, como ella misma explica, al impacto de la tecnología en una sociedad que, como a todas las que han coincidido con revoluciones industriales, sufre la inquietud del futuro. La ventaja de “Silver Surfers”, sobre otros muchos libros sobre el mismo tema, es que es modular; es decir, puedes cogerlo, dejarlo, volver a cogerlo, ver un capítulo y al otro día abrir por otro que está a 50 páginas de distancia. Bien resumido, aborda un sinfín de casuísticas. Útiles todas, es un buen libro para la consulta, la reflexión, el aprendizaje e, incluso, la decisión. Esto es importante: en tiempos revueltos hay que tener decisiones y que te quedes con la primera impresión de que has hecho lo que tenías que hace.


70 años después de la publicación de 1984 por George Orwell, nuestra sociedad empieza a mostrar muchas de las características que allí se presentaban, en las que el Gran Hermano ejercía su vigilancia represiva sobre los individuos. Ese Gran Hermano hoy en día no es necesariamente el estado, sino ese ser que tienen el poder y el interés de controlar nuestros datos. En palabras del autor, Ángel Gómez de Ágreda, Mundo Orwell pretende ser una reflexión sobre las implicaciones de la tecnología, sobre cómo afecta a nuestra manera de ser. Es evidente que las nuevas tecnologías nos han traído nuevas posibilidades. Sin embargo, si queremos aprovechar sus ventajas, sin caer en sus redes, debemos conocerlas en profundidad. Como reza el subtítulo de la obra, Mundo Orwell, es un manual de supervivencia para un mundo híper-conectado.

«Hay libros tan gordos que más parecen escritos
 para hacer brazo que para hacer inteligencia»
León Daudi

Recibid un cordial saludo

viernes, 3 de abril de 2020

Modelos de negocio digitales; Cómo y por qué las startups baten a las empresas tradicionales


Estimad@s amig@s

Sinopsis
Hace ya muchos años que hablamos de la transición digital de la economía. Pero ese proceso está resultando complicado y, en realidad, pocas empresas lo completan con éxito.
Este libro proporciona las claves necesarias para que esa transformación hacia el ecosistema empresarial digital sea fluida y exitosa. Nacho Somalo, uno de los mayores expertos españoles en la innovación, transformación digital y desarrollo de proyectos digitales, nos acerca a los principales modelos de negocio digitales. Analiza casos de empresas que tuvieron mucho éxito y de otras que fracasaron estrepitosamente; compara las empresas nativas digitales con las grandes corporaciones tradicionales para entender cómo se diferencian su cultura y su comportamiento a través de ejemplos concretos y las principales áreas involucradas en la transformación digital; y nos adentra en los procesos de creación de valor, los modelos de generación de ingresos y los planteamientos competitivos que han hecho que pequeñas startups sin recursos se conviertan en grandes empresas.
Escrito desde la perspectiva de un profesional experimentado que conoce tanto el funcionamiento de las grandes empresas como el emprendimientomodelos de negocio digitales es una herramienta indispensable para cualquiera que desee comprender las nuevas reglas de gestión, cómo adaptarse a ellas y cómo diseñar una estrategia competitiva que conduzca a una transformación digital exitosa.
Nadie conoce el secreto para tener éxito o ganar mucho dinero en el entorno digital. Pero este
libro contiene los ejemplos más pertinentes, las mejores recetas y las reflexiones más profundas sobre un ámbito en el que debemos empezar a movernos sin más demora: el mundo digital. No puedes detener las olas, pero puedes aprender a surfearlas.

«La disrupción digital es la causa de la desaparición
 de al menos la mitad de las empresas
 de la lista Fortune 500
 desde el año 2000»
Pierre Nanterme

El cambios que ha provocado la disrupción digital, conlleva que tengamos que cambiar los modelos de negocio. La manera en la que antes operábamos ya no nos garantiza el éxito.

No quiero decir que tengamos que borrar todo lo aprendido y empezar de cero, pero si que poco a poco a medida que nuestro cliente va evolucionando nuestro producto-servicio-solución, tiene que evolucionar.

Hasta hace poco tiempo nuestros clientes no querían pagar por uso, la economía colaborativa no la conocíamos, compramos el producto físico, hoy adquirimos licencias de una solución que está en la nube, o utilizamos escritorios remotos en casa. 

Si queremos seguir operando necesitamos ser más ágiles, rompedores, innovadores, curiosos, buscar, investigar que están haciendo las startups de éxito y que podemos aprender de ellos.

«No basta con ser buenos;
debemos ser mejor que el resto»

(…) el valor añadido o creado al darle a alguien un producto o servicio debe ser más valioso que el precio que pedimos (…)

(…) ¿por qué nos elegirán a nosotros? (…) ¿por qué el cliente preferirá entregarnos su dinero a nosotros en vez de a otros que ofrecen productos o servicios similares o sustitutivos que satisfacen la misma necesidad?

(…) ¿cómo podemos determinar el valor que produce un determinado producto en un cliente?

(…) Definir el público objetivo es una labor compleja, ya que se trata de entender y descifrar las necesidades del ser humano como ser sociable, y no sólo como ser vivo que trata en primera instancia de sobrevivir (…)

(…) ¿a quién deberíamos considerar nuestros competidores? (…)
• Producto
• Funcionalidad
• Consumidor
• Necesidad

(…) posibles tipos de competencia:
• Competidores directos
• Competidores aparentes
• Competidores indirectos
No competidores

(…) formas de competir:
• Vendiendo más barato que el resto.
• Desarrollando productos con diferenciación.
• Desarrollando productos innovadores sin competencia directa.

(…) una empresa necesitará un modelo de negocio para monetizar, una propuesta única de valor (USP) para poder competir, una ventaja competitiva sostenible que la sustente y un público objetivo claramente definido que pague por sus productos y servicios. Deberá conocer a sus competidores e identificar claramente qué tipo de amenaza puede suponer cada uno de ellos (…) ¿Qué novedades presenta la dinámica competitiva en el entorno digital? (…)

«Lo único cierto
es que todo es incierto»

Conclusiones
(…) no podemos en ningún caso establecer o explicar qué hay que hacer para tener éxito o cómo se puede ganar dinero en el entorno digital de forma segura (…) no hay un único camino, sino más bien una dura jungla, sin caminos marcados, llena de depredadores y peligros para los aventureros, sean éstos empresas tradicionales o emprendedores (…)

La transformación digital nace desde el replanteamiento de los modelos de negocio. La dinámica competitiva actual implica un profundo replanteamiento de las reglas básicas del juego en casi todos los sectores e industrias. La fuerte disrupción creada por internet afecta de forma considerable a cómo las empresas deben afrontar sus modelos de ingresos y rentabilidad.

Las principales empresas con éxito en el entorno digital son capaces de competir a través de la diversificación en modelos de negocio. Se plantean sus actividades con un enfoque más orientado a la creación de valor para sus clientes que a la rentabilidad inmediata (…) acaban aprovechando toda la capacidad que pueda ser explotada a través de un modelo de negocio, lo que las dota de unas potentes ventajas competitivas para pelear en esa selva que el mercado.



Link de interés

«La esencia de la estrategia
 es elegir qué no hacer»
Michael Porter

Recibid un cordial saludo

domingo, 29 de marzo de 2020

La familia empresaria; 21 claves para la continuidad de la empresa familiar


Estimad@s amig@s

Sinopsis
La continuidad es el gran desafío de las familias empresarias. Sin embargo, las estadísticas demuestran que apenas el 30 % de los negocios de familia llegan a la segunda generación, menos del 10 % alcanzan la tercera generación y un porcentaje inferior al 5 % se proyecta hasta la cuarta o más generaciones. También es relevante apuntar que, casi dos de cada tres casos de mortandad en las empresas son causados por conflictos que afloran entre integrantes de la familia propietaria. Una catástrofe en términos económicos, pero también para las relaciones personales de la familia propietaria.
Las familias empresarias deben abordar su tarea en un contexto particularmente complejo y dinámico donde las transformaciones se producen a velocidad de vértigo por efecto de fenómenos como la digitalización y la globalización. Estos cambios del entorno dificultan especialmente la sostenibilidad de los negocios y también acrecientan la brecha generacional, lo que supone un problema para la necesaria cohesión familiar. Por estos motivos, las familias empresarias deben hacer especial énfasis en trabajar las palancas clave que faciliten su continuidad.
En este libro, Manuel Bermejo entrega a las familias empresarias 21 consejos a lo largo de los 21 capítulos para que trabajen con el propósito de facilitar la entrega de su legado a la siguiente generación. El libro está plagado de ejemplos y casos prácticos que el autor ha vivido en su larga trayectoria asesorando a familias empresarias, que servirán de ayuda para que el lector pueda aplicar con éxito los consejos y así lograr que su empresa pase de generación en generación. 

«Pocos desafíos hay tan apasionantes
y tan nobles como contribuir
a la continuidad de tu familia empresaria»

Prólogo
Mi padre, cuando yo estaba enfermo, comenzó a enviarnos a los hijos una serie de cartas, que guardamos como un tesoro, con sus consejos para que el grupo empresarial que creó con tanto esfuerzo le trascendiera. Nos dejaba ver la importancia de la unidad de la familia empresaria, así como en diferenciar en bien común contra el bien particular.

(…) la necesidad de crear espacios para la atención específica de los desafíos de familia (…) hay «cuidar las raíces». La necesidad de aprender a comunicarnos entre los miembros de la familia es una cuestión critica, así como atender a la formación de nuestros hijos para que en el futuro sean accionistas responsables. Coincido en el énfasis que se ofrece a los valores de la familia empresaria.
Juan Garza Herrera

«Si quieres existir como empresa en el futuro,
tienes que ir más allá.
Realmente tienes que hacer una contribución positiva.
No podemos elegir entre crecimiento y sostenibilidad,
debemos tener ambas»
Paul Polman

Introducción
(…) las empresas familiares están impregnadas de los valores, la cultura, la historia y el ideario de los propietarios. Son, de alguna manera, organizaciones con cara y ojos, a diferencia de algunas corporaciones multinacionales a las que cuesta identificar con dueños con rostro, nombre y apellidos reconocibles.

(…) las empresas con afán de trascendencia deben abrirse a la sociedad. Construir propósitos que las conecten con los grandes desafíos de la agenda mundial (…) las familias empresarias deben actuar como actores de referencia en la sociedad civil, tal como les corresponde por su protagonismo inexcusable, liderando iniciativas que ayuden a construir un mundo mejor, no solo para sus descendientes, sino para todos (…)

(…) necesidad de que las familias empresarias creen sus espacios para la reflexión (…) evocando la necesidad del estratega de encaramarse en la atalaya para tomar las mejores decisiones, como cuentan que hacía Napoleón Bonaparte. Sacar con éxito un proyecto como familia empresaria demanda atención y excelencia en los asuntos de la operativa cotidiana pero también dosis de pensamiento visionario para planificar el futuro.

«Trabajar juntos es el éxito»
Henry Ford

La senda de las 3 C: creación, consolidación y corporación de la empresa familiar deber ser responsabilidad de todos los miembros de la familia empresaria, indistintamente si son socios trabajadores,  accionistas o de la generación a la que pertenezcan, la responsabilidad es de todos.

Manuel Bermejo despliega a lo largo de 21 consejos su experiencia y conocimiento en empresas familiares, abarcando una gran cantidad de temas a las que las familias empresarias deben abordar y no rehuir, si de verdad tienen una apuesta clara por dejar un legado a las próximas generaciones de la familia.

«Empresa bien cuidada,
familia cohesionada»
Alfonso Solans

• Empieza por un buen diagnóstico de las singularidades de tu ecosistema familia-empresa
(...) visión a corto es una condición necesaria pero no suficiente para facilitar la continuidad. Hace falta crear una agenda estratégica definida tras un profundo diagnostico en la que se identifiquen los grandes retos de gobierno y familia que deben marcar el eje del gobierno de la familia empresaria con la finalidad de alcanzar la anhelada continuidad (…)

• A los hijos, educación y mundo
(…) pensar antes en obligaciones que en derechos es una buena receta para los continuadores de familias empresarias. Los hijos de las familias empresarias de éxito lo pueden tener todo, pero si acceden a todo sin esfuerzo van a crecer en una especie de atrofia de la que difícilmente podrán salir los lideres emprendedores con sana ambición y carácter forjado en las adversidades (…)

• Construye tu legado creando un propósito que de sentido a tu familia empresaria
(…) para encontrar tu propósito como familia empresaria piensa en responder a los «¿para qué?».

(…) cuál es la contribución en el largo plazo que se quiere dejar tras tantos años de trabajo y tantas personas involucradas (…)

Gobernar con sentido de legado es una tarea nuclear para una familia empresaria (…)

• Gestionar por valores
(…) las relaciones entre los integrantes de la familia deben estar presididas por tres principios básicos como la altura de miras, la generosidad y la lealtad (…)

(…) otros muchos valores que adornar la trayectoria de muchas familias empresarias (…) trabajo duro, tenacidad, resiliencia, honestidad, respeto, austeridad, visión de largo plazo, meritocracia, espíritu emprendedor, excelencia operativa (…)

• Organiza tu gobierno holístico
(…) gobernar es la más alta tarea de una empresa (…) tomar decisiones sobre los asuntos de la agenda estratégica (…) visión holística, afán transformador y compromiso de la familia para destinar recursos y tiempo de calidad a la tarea (…)

• Ten claras tus prioridades
(…) la familia puede concentrase en abordar sus responsabilidades inexcusables de negocio: construir un propósito, una visión y unos valores compartidos, definir las métrica que permitan hacer realidad la visión y asegurar que la empresa cuenta con los recursos necesarios para desplegar las estrategias de satisfacción.

• Aplica mucha generosidad

• La transición generacional es un asunto clave
(…) la sucesión es doble: en la gestión y en la propiedad. Un buen plan sucesorio con la recomendable visión holística debe atender ambos planos.

• Cuida las raíces
(…) la importancia de dedicar recursos y tiempo de calidad a la tarea trascendental del cuidado de las raíces. Solo las raíces sanas y vigorosas van a permitir que el árbol crezca y se desarrolle en todo su esplendor. Ese cuidado demanda enfoque racional (dividendo) y enfoque emocional (orgullo de pertenencia, sentido de legado).

• Más que protocolo, trabaja tu programa estratégico familiar
(…) establecimiento de mecanismos para desatascar situaciones de bloqueo, definición de políticas salariales de los miembros de la familia con funciones ejecutivas o en órganos de gobierno, políticas de dividendos, mecanismos de compra/ venta de acciones, definición de los procesos de transición en la propiedad y la gestión, construcción de una visión y unos valores compartidos, establecimiento de medidas que fomenten la unión familiar (…)

• Genera el hábito de la comunicación constructiva
(…) si no comunicas, van a comunicar por ti (…)

(…) no afrontar los problemas no evita los conflictos (…) las familias empresarias deben aprender a comunicar de manera abierta, franca y constructiva (…)

(…) las familias empresarias necesitan hablar, comunicarse, explicarse, compartir sus retos, temores o ambiciones (…)

• Del modelo Rey Sol al multiliderazgo
(…) ejercer de manera responsable la propiedad de una compañía con vocación de permanencia en el tiempo obliga a abordar múltiples tareas (…) con el debido rigor (…) la necesaria altura de miras debe guiar la evolución de los roles que los miembros de la familia deben jugar es su ecosistema para asegurar que están aportando el debido valor que presupone el apellido.

• Desarrolla estrategias de crecimiento para tu negocio
(…) a través de qué avenidas queremos crecer. ¿Nuevos mercados? ¿Nuevos productos? ¿Una mezcla de ambas? ¿Crecimiento orgánico? ¿Crecimiento inorgánico? ¿Solos o acompañados? Son temas trascendentes que abordar. Con el tiempo, muchas empresas familiares acaban por abordar varias de estas estrategias a lo largo de su historia (…)

• El espíritu emprendedor debe transcender la generación fundadora
(…) la mayor suerte, o la mayor inteligencia, de una familia empresaria es contar con liderazgo emprendedor por generación (…)

• Sin competitividad no hay futuro
(…) en los debates del Consejo (…) habrá que hacer las preguntas de negocio inteligentes que reten permanentemente a la organización para no descuidar la competitividad en todo momento.

• Asume que tienes responsabilidades inexcusables

• Transfórmate pero sin perder la esencia
(…) iniciar conversaciones estratégicas (…) dónde estamos y dónde queremos llegar. Qué queremos ser y qué no queremos ser (…) proceso de reflexión compartida (…)

• Tienes un tesoro
El legado socio emocional y económico que construye la empresa familiar es todo tesoro que hay que cuidar, proteger y hacer crecer para que llegue a las generaciones venideras (…)

• Los empresarios familiares deben asumir su protagonismo en la sociedad civil

• La vida es equilibrio, y también lo es la gestión de una familia empresaria
Equilibrios (…) para gobernar el ecosistema que se acaba generando alrededor de las familias empresarias como receta para cuidar la sostenibilidad (…) las familias empresarias deben tener el «cajón de la generosidad» en el que se guardan las recetas para gestionar con sabiduría los efectos de algunas singularidades que nos anclan.

• Y además, ponle mucha pasión
(…) pasión por seguir emprendiendo, por seguir innovando, por estar abiertos, parar abordar juntos las transformaciones que se demandan para adaptarnos a escenarios tan dinámicos como los actuales.

«La mejor manera de predecir el futuro
es creándolo»
Peter F. Drucker

Epilogo
(…) ¿desde dónde emiten tus opiniones los participantes? ¿anteponemos los intereses de la empresa a los personales? (…) ¿nos dejamos influir por conflictos familiares mal gestionados?

El secreto del éxito en la empresa familiar consiste en dar espacio y saber gestionar los dos componentes fundamentales que la gobiernan: el pragma y la emoción.

(…) debemos aprender a tratar a nuestros familiares como socios, con el mismo respeto y transparencia con el que trataríamos a un socio externo. Hemos de conocer nuestros derechos, pero también nuestras obligaciones y actuar en consecuencia (…) ser conscientes de la responsabilidad asociada a los privilegios.

(…) ser consciente de donde aporto valor dentro de mi compañía, y trabajar para dejar un legado que se transcienda y enriquezca a la empresa no es un paradigma sencillo (…) aceptar que el individuo no es la empresa, que la empresa ha de sobrevivirnos y que hemos de pasar a la siguiente generación una compañía más solida de la que nosotros recibimos (…) las empresas familiares tienen alma, requieren de personas que cohesionen, que inspiren a otras y que mantengan a la familia unida (…)
Emma Antolín Granet

«Cuando dos elefantes se pelean,
quien más sufre es la hierba de alrededor»
Proverbio africano


Link de interés

«No es estable aquello
cuya base está en desequilibrio»
Proverbio chino

Recibid un cordial saludo