viernes, 8 de febrero de 2019

La farsa de la startups; La cara oculta del mito emprendedor


Estimad@s amig@s

Sinopsis
El mundo de las startups está de moda. Miles de jóvenes se embarcan en esta aventura empresarial seducidos por el éxito de los nuevos millonarios, persuadidos por la épica del emprendimiento, deslumbrados por el glamoroso show de las rondas de financiación...
Lo que la mayoría no sabe es que solo una de cada diez startup consigue alcanzar los tres años de vida. Sin embargo, este no es un libro contra las startups.
Javier López Menacho, además de desmontar los relatos sesgados de este nuevo culto al éxito rápido, aporta su experiencia para beneficio de todo aquel que quiera seguir el camino del emprendimiento centrado en las personas y en los valores compartidos.

«Hay muchos proyectos viables,
pero poco invertibles (…)»
Rodolfo Carpintier

Prólogo
(…) la cruda realidad de las startups en todo el mundo, una realidad que no se proyecta de cara al exterior y que solo comprendes una vez que estás dentro y entiendes sus códigos (…)

«No es una burbuja,
es un nuevo modelo económico
que requiere un tipo de análisis distinto»
Marc Vidal

¿Tiene el ecosistema startups una cara oculta? Si, para que negarlo. No todo es éxito, glamour, premios, buen rollito, hacer un exit y salir en la prensa.

Para conseguir ese éxito sabemos que muchos son los que se van a quedar en el camino, que se van a frustrar, que habrán tirado por la borda muchas horas, esfuerzos, renuncias, etc.,

Si le queremos llamar farsa, pues llamémoslo, yo creo que es la cara real. El camino del éxito es muy duro, pocos son los elegidos, y es llamarnos a engaño decir que no lo sabíamos desde el primer día.

Queda mucho por hacer, trabajar, evangelizar, formar, creo humildemente que libros como la farsa de las startups ayudan a entender la realidad bienvenidos sean, pero despues no digas que no sabias que llevar una startups al éxito era un camino de rosas.

«Lo interesante es hacer grandes compañías,
no muchas compañías»
Javier Megias

(…) para emprender no basta con empuje, convicción, resiliencia y ductilidad, es necesario formación a raudales, disciplina, contactos de valor y una estimable capacidad económica, y ni siquiera eso garantiza el éxito de una idea de negocio (…)

Las startups suelen tener cinco fases en su crecimiento: fase inicial o seed stage, fase temprana o early stage, fase de crecimiento o growth stage, fase de expansión o expansion stage, y fase de salida o exit (…)

Radiografiemos el fracaso
● Producto que el mercado no necesitaba
● Falta de liquidez
● Equipo inadecuado
● Competidores más exitosos
● Problemas con el precio o los costes
● Mala experiencia para el usuario
● Mal timing del producto
● Falta de un modelo de negocio claro
● Perder la pasión
● La figura del Ceo
● Los socios y el equipo
● Los cambios del entorno
● La financiación y la gestión económica
● La pérdida de foco
● La obstinación desmedida
● Incapacidad para adaptarse al cambio
● Exceso de trabajo
● No buscar apoyo en redes profesionales
● Gastos legales
● Fallida estrategia de expansión
● Falta de pasión en los colaboradores y trabajadores
● Falta de armonía entre el equipo
● Mal planteamiento de la salida del producto al mercado
● No prestar suficiente atención a los clientes
● Modelo de negocio no escalable
● Creación de productos no amigables para el cliente
● Talento insuficiente del equipo creador
● Llegar tarde al nicho de mercado
● Localización inadecuada
● Incapacidad para pivotar

«Piensa como un millonario,
trabaja como si estuvieras en quiebra»

el esfuerzo, la obsesión, la insatisfacción crónica, la orientación a resultados más allá de los resultados, la búsqueda de un ideal… son rasgos inherentes a los creadores de startups. El creador de startups es un animal insaciable, siempre quiere más porque el relato le obliga a buscar la excelencia (…) características que cree debe tener un emprendedor (…) «rebelde, creativo, valiente, apasionado, sufridor y resiliente»[i] (…)

«Yo no tengo ambicióno, si la tengo,
 es tan natural, tan innata en mí,
 se halla tan fuertemente ligada a mi existencia,
 que es como la sangre que corre por mis venas,
 como el aire que respiro;
 no me obliga a ir más deprisa si de otra forma
 que los móviles naturales que hay en mí;
 jamás tengo que luchar por ella ni contra ella;
ni me presiona un solo instante,
 siempre va al compás de mis ideas»
Napoleón


Link de interés

«No podemos pensar que es un éxito salirse de un negocio
 que luego desaparece.
 No estoy de acuerdo en poner esa etiqueta
 cuando le pasas la patata caliente al que venga detrás (…)»
Luis Martín Cabiedes

Recibid un cordial saludo


[i] Diego Ballesteros

No hay comentarios: