sábado, 21 de septiembre de 2013

Marcas que sueñan

Estimad@s amig@s

Sinopsis
El Bulli, Mercadona, Bausch&Lomb, Coca-Cola... son marcas que «lo tienen». De hecho, todas las empresas que verdaderamente sobresalen tienen ese «algo» en común. Sin embargo, hablar de algo que no tiene nombre es como asumir que tal cosa no existe, así que los autores lo han denominado sueño.

Hoy en día, lo único que puede hacer sobresalir a una empresa es que sueñe, y que su sueño sea compartido y nos llegue a todos. El potencial del sueño empresarial es ilimitado y cualquier marca, por pequeña que sea, puede sobresalir gracias a la persecución de su propio sueño.

“Si una empresa aspira a vender más, tiene que empezar a querer a las personas.”

Prólogo
… disponer de un buen «relato» en la empresa nos brinda un momento mágico y es entonces cuando aflora el sueño; cuando se identifica el ADN de la empresa; cuando vemos en qué podemos ser los mejores; en definitiva, cuando definimos los valores que queremos compartir interna y externamente.

Marcas que sueñan nos da algunas claves para diferenciarnos y dirigirnos al alma de las personas…

Para ser competitiva, una empresa ha de apoyarse en el talento de sus colaboradores. Un empleado con talento es mucho más que un profesional altamente capacitado. El talento es la suma de capacidad y de compromiso. Y un empleado comprometido aporta más que diez simplemente interesados. El compromiso es, por tanto, lo que nos permite recorrer ese kilómetro más que nos diferencia de nuestros competidores: un excelente servicio, una mayor productividad, un mayor nivel de ventas… El compromiso es también fundamental para garantizar nuestro futuro, para la sostenibilidad de la empresa, ya que es el empleado comprometido quien asume los riesgos que comporta la innovación, y sin innovación la empresa carece de futuro...

La excelencia es la combinación de una buena idea y una buena ejecución. Si repasamos los personajes que más han influido en la Historia, encontramos hombres de acción con grandes principios, grandes valores y grandes sueños…

“Necesitamos ser los mejores del mundo en una cosa, y que la gente se nos acerque por eso.”

Cualquier momento es bueno para hacer una auditoria a nuestra marca. Os pido unos minutos para que reflexionéis cada uno de manera individual y después invitéis a vuestro equipo humano a compartir opiniones:

1.- Cuando se habla de vuestra marca, ¿Qué os gustaría que se dijera?

2.- Y dentro de diez años, ¿Qué os gustaría que pensaran las personas de vuestra marca?

3.- ¿Cuáles son las marcas que más admiráis y por qué?

4.- ¿Cuántas personas dentro de la organización comparten vuestro sueño?

5.- ¿Creéis que la propuesta actual de vuestra marca es auténtica o “cosmética”?

¿Qué conclusiones habéis sacado de las preguntas anteriores?, ¿Qué acciones correctoras vais a llevar a cabo si fuese necesario?...

¿Seguimos?

6.- ¿Vuestra marca realiza algún tipo de acción para que el mundo en el que vivimos cada día sea un poco mejor?

7.- ¿Os interesan realmente las personas que se relacionan con vuestra marca, o en realidad las utilizais para conseguir mejores resultados?

8.- ¿Qué es lo que vuestra marca hace mejor que nadie?

9.- Cuando explicáis lo que vuestra marca hace o podría hacer mejor que nadie en el mundo, ¿creéis que conseguís que la gente se emocione?

“Si quieres construir un barco no empieces por cortar maderas y distribuir el trabajo, sino que primero has de saber evocar en los hombres el anhelo del mar libre y abierto.”
A  De Saint Exupéry

Los cuatro escenarios en los que una empresa puede diferenciarse a día de hoy en su camino hacia la supervivencia empresarial son:
A.- Producto
B.- Mercado
C.- Consumidor
D.- Alma (valores, visión)

La competencia es sin duda un motor que activa las reacciones de muchas marcas y las mantiene en constante movimiento…

La revolución Low Cost ha venido para quedarse, para expandirse, para abarcar más y más sectores, y es importante que las empresas sean conscientes de las repercusiones reales que todo ello tiene en nuestra manera de ver las cosas, y en las actitudes que adoptamos en consecuencia a la hora de consumir.

Sólo cuando una persona tiene un sueño, solo cuando persigue alguna cosa, es cuando puede generar verdaderos seguidores.

“La simplificación es la máxima sofisticación.”
Leonardo da Vinci



“Quiero más forjar mi alma, que amueblarla.”
Michel E. de Montaigne


Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario en la entrada