sábado, 28 de noviembre de 2020

Reinventando la organización; Cómo crear mayor valor en mercados en constante evolución


 Estimad@s amig@s

 

Sinopsis

Las organizaciones tradicionales, muy jerarquizadas y burocráticas, están desapareciendo. Los directivos saben que el entorno y la tipología de estrategias están en continuo cambio y que su organización debe evolucionar conforme a los cambios, si quiere mantenerse en el mercado. Está evolución ha dado lugar a nuevos modelos organizativos, como plataformas propias y networking, además de organizaciones ágiles y ambidiestras, es decir, aquellas que pueden abarcar la innovación y el cambio continuo.

En este contexto, los directivos necesitan una síntesis de estos nuevos modelos emergentes y de un marco de trabajo que poder llevar a la práctica. Ulrich y Yeung proporcionan esa guía y ofrecen a los líderes las claves para innovar en su organización, tomar las decisiones adecuadas para cada uno de los nuevos sistemas, estructuras, capacidades y gestión, y, de esta manera, poder responder a las nuevas oportunidades del mercado

Reinventando la organización, está basado en la investigación sobre nuevos modelos organizacionales en algunas de las compañías más dinámicas del mundo, como Tencent, Alibaba, Huawei, DiDi o Amazon, y en su experiencia asesorando empresas en la transformación organizacional. En este libro encontrarás todas las claves necesarias para poder trasformar tu organización de manera creativa y ágil, para que se adapte a los nuevos mercados y sea realmente competitiva.

 

«Acepta la incertidumbre de ser un pionero»

 

La irrupción del Covid-19 provoco un gran tsunami en las empresas. Las primeras semanas hubo que centrarse en salvar la caja, proteger al equipo humano, asegurar la cadena de suministros (aquellos que fueron declarados sectores esenciales) y poner a salvo la compañía.

 

Ahora que presuntamente estamos saliendo de la segunda ola, toca pensar en reinventar la organización. Tenemos que salir con soluciones nuevas al mercado, nuestros clientes han sufrido una gran metamorfosis, muchos cambios en muy pocos meses, lo han pasado mal, necesitan -buscan nuevos enfoques, si no les ayudamos a reconstruir somos prescindibles, si somos prescindibles al final lo que no consiguió destruir el Covid-19 lo va a destruir nuestro desenfoque al mercado.

 

Convirtámonos en arquitectos organizacionales, reconstruyamos la relación con los clientes, construyamos un Ecosistema Orientado al Mercado[i], preguntémonos ¿cómo podemos colaborar? ¿qué piezas del nuevo puzle podemos construir? ¿qué debemos sustituir?

 

«Los lideres involucran no solo con las manos (competencia)

y el cerebro (compromiso) de sus empleados,

sino también sus corazones (contribución (…)»

 

(…) entender el contexto en el que se encuadra la compañía. No identificar el entorno sería como diseñar un edificio sim saber cuál va a ser la futura utilidad (…)

 

(…) sal de tu zona de confort y pregúntate qué oportunidades ofrecerán las nuevas tecnologías al mundo (…)

 

(…) no temas al cambio y afróntalo como si fuera una oportunidad, no una amenaza (…)

 

(…) en los negocios, si piensas solo en los tres años siguientes, encontraras mucha competencia; en cambio, si eres capaz de pensar en los siete u ocho años próximos, encontraras poco (…)

 

(…) anticipa tu futuro, dejando rápidamente de lado cualquier cosa que esté desactualizada, superada, subvalorada o en desuso (…) acepta que las cosas pasan de moda (…)

 

(…) mejorar la experiencia de usuario por medio del uso de datos, automatización y otras tecnologías. Amazon gestiona cada problema como si fuera un rompecabezas y lo resuelve mediante el uso de un software que automatiza la mayor cantidad posible de procesos (…)

 

(…) ¿cuáles son los desperdicios y costes ocultos en los que incurren los clientes para acceder y usar tu producto o servicio? ¿cómo puedes ser más amigable y eficiente con tus clientes mediante el uso de la tecnología? ¿qué usuarios no compran actualmente tu producto y servicio y por qué no? ¿cómo podemos atraer usuarios potenciales si somos más baratos, más rápidos, más sencillos, más accesibles o mejores en cualquier otra forma?

 

La innovación requiere de organizaciones que piensen en grande prueben en pequeño, fracasen rápidamente y aprendan de los fracasos (…)

 

(…) personas curiosas (…) innovan mediante preguntas, explorando opciones, viendo el potencial, experimentando y viendo el fracaso como una oportunidad de aprender (…) contrata personas curiosas, respáldalas y recompénsalas.

 

¿Qué diferenciadores competitivos (creatividad, productos nuevos o eficacia) son críticos para tu negocio?

 

¿Qué negocios deberían mantenerse dentro de tu empresa y cuáles deberían ser gestionados por aliados o socios estratégicos?

 

¿Cómo podemos estructurar alianzas en beneficio mutuo con socios estratégicos (…)?

 

¿Cómo podemos cocrear con socios y clientes para usar y acceder a sus recursos, capacidades e información con el fin de destacar en el mercado?

 

(…) ¿qué interrupciones vienen? ¿qué nuevas oportunidades de mercado se pueden crear y aprovechar? ¿qué pasara con nuestro crecimiento, ganancias compromiso de los empleados si no cambiamos? (…)

 

«Abraza tus defectos[ii]»

 

 

Reinventando la organización

Cómo crear mayor valor en mercados en constante evolución

Arthur Yeung

Dave Ulrich

LID editorial

 

«Lideramos para quedarnos obsoletos»

Pablo Foncillas

 

Recibid un cordial saludo


[i] MOE, market-oriented ecosystem

[ii] Forrest Gump, como modelo a seguir 

lunes, 16 de noviembre de 2020

Enamorarse del futuro; Va de escribirlo, no de leerlo


 Estimad@s amig@s

 

Sinopsis

Uno de los mayores expertos en estrategia empresarial de este país nos brinda la oportunidad de conocer su experiencia profesional en puestos ejecutivos de relevancia de grandes multinacionales.

En este libro, el lector encontrará los métodos de trabajo de Miquel Lladó y, lo más importante, el ideario que lo ha ayudado a crear su propio futuro y a llegar a las más altas cotas del liderazgo empresarial.

Con abundante información sobre casos reales, experimentados por el autor en primera persona, Lladó, profundo conocedor de los entresijos de la dirección de grandes compañías, ofrece en estas páginas un recorrido sumamente orgánico y entendible para que el lector se sumerja en aquellos conceptos que debe dominar para comprender las necesidades de la empresa e implementar las estrategias más exitosas, incluso en tiempos de crisis como la provocada por la actual pandemia de la covid-19.

Un texto inspirador para todo aquel líder empresarial actual y futuro que quiera jugar en las grandes ligas.

 

«No puedo enseñar nada a nadie,

solo puedo hacerles pensar»

Sócrates

 

Introducción

Pensar versus enseñar

¿Por qué cuando leo un libro de estrategia no me fascina? Empiezo a leer. Me explican distintas teorías. Me ofrecen esquemas. Luego…, que si el pasado es lo importante, que si el presente es lo importante, que si lo es el futuro, que si la estrategia ya no se puede planificar, que si es emergente, que si va de arriba abajo pero también de abajo arriba (…)

 

(…) el mejor libro de estrategia. El que me llevará adonde quiero llegar.

 

(…) los vendedores solemos hacer nuestro trabajo con (…) las anteojeras puestas (…) para que no se distraigan de su objetivo (…) no tenemos tiempo de mirar a los lados cuando nos estamos ocupando del lineal o de los expositores en un supermercado, y eso hace que perdamos oportunidades.

 

Todo trabajo, por muy bien echo que esté, necesita de (…) pararse a pensar, de quitarse las anteojeras y ver que cosas distintas se pueden hacer, y entonces el esfuerzo será mucho más eficaz, porque las mayores oportunidades no están en lo que hacemos habitualmente (…)

 

«Por un sueldo trabajamos,

por un proyecto,

por un líder,

nos dejamos la piel»

Miquel Lladó

 

El futuro es incertidumbre, en la incertidumbre se forjan los grandes líderes, en la incertidumbre aflora lo mejor de nuestro equipo humano y en la incertidumbre se escribe el futuro.

 

Miquel Lladó nos invita a escribir nuestro futuro, el futuro de las compañías de las que formamos parte. El futuro no es para leerlo, es para construirlo.

 

Para construir necesitamos no solo los planos, también tenemos que ser capaces de visualizar ―imaginar, lo que queremos construir, necesitamos viajar al futuro, una vez que tenemos claro lo que queremos construir, deberemos hacer un proceso de ingeniería inversa, desandar el camino y construir la calzada por las que queremos vertebrar nuestro proyecto empresarial ―personal.

 

«Hoy es la página uno

de un nuevo capítulo»

Andrew Cuomo

 

(…) en estrategia toda reflexión tiene un objetivo: la acción. Va de hacer que las cosas pasen, no de que te pasen.

 

(…) hacer que las cosas pasen. No va solo de saber. Va de hacer (…)

 

(…) lo urgente se resuelve en los huecos asignados para imprevistos.

 

(…) en la empresa no va de evitar los problemas, va de gestionarlos.

 

(…) ir a por el proyecto y no por el salario, siempre busqué el proyecto que me hiciera crecer como profesional y como persona (…)

 

(…) la mayoría de las veces somos lo que somos porque ha habido personas a lo largo del camino que nos han dado oportunidades (…)

 

¿Quién os dio a vosotros esa oportunidad?

¿A quién le hemos dado nosotros una oportunidad?

¿A quien hemos promocionado sin esperarlo? ¿A quién hemos contratado por su potencial más que por lo que nos podía dar en aquel momento? ¿A quién hemos ayudado a crecer? ¿Cuánta gente nos pondría en la lista de los que les hemos ayudado a crecer?

 

Por un sueldo trabajamos, por un proyecto, por un líder, nos dejamos la piel

(…)  si no haces crecer a tu gente, es como si la estuvieras engañando. El directivo está obligado a hacer crecer. Haciendo crecer a tu gente creces tú y crece la organización. Si no te gustan las personas, no te dediques al mundo de la empresa. Si no te gusta hacer crecer a las personas, no seas directivo.

 

(…) identificar y observar tendencias, pensar en qué cosas van a cambiar y qué cosas se van a mantener iguales (…) diferenciar entre modas y tendencias (…)

 

(…) saber identificar dónde está el futuro hoy de da la oportunidad de adelantarte y traer ese futuro a tu presente (…)

 

Juguemos de manera global. Pensemos en el mundo para aprender, para crecer, para encontrar oportunidades, para enriquecernos, para ganar perspectiva.

 

(…) la disrupción de muchas industrias ha sido realizada por empresas que pertenecían a otro sector o que no existían antes (…) los modelos no te dan respuestas, sino que te plantea preguntas para que seas tú quien las responda. Va de hacerte las preguntas adecuadas (…)

 

Sabes quiénes son tu clientes, tus consumidores, qué es lo que quieren, qué no quieren, qué valoran, qué no valoran, cuáles son sus valores, sus necesidades, sus pasiones (…)

 

«Bienvenido a la vida.

Las cosas simplemente suceden.

Aprendamos para reconstruir mejor»

Andrew Cuomo

 

Enamorarse del futuro

Va de escribirlo, no de leerlo

Miquel Lladó

Plataforma

 

Link de interés

El arte de lo posible; Transformar la vida personal y profesional 

Jugar para ganar; Cómo funciona realmente la estrategia de empresa

La transición al océano azul; Más allá de competir

Las claves de la estrategia del océano azul; Conseguir un crecimiento rentable mejorando la propuesta de valor y la estructura de costes

La estrategia del océano azul; Crear nuevos espacios de mercado donde la competencia sea irrelevante

Estrategia competitiva; Técnicas para el análisis de la empresa y sus competidores

Estructuras de la mente; La teoría de las inteligencias múltiples

 

«El mayor enemigo de la iniciativa es

la práctica en mantener a un manager

en la misma posición

durante demasiado tiempo»

Paddy Miller

 

Recibid un cordial saludo

miércoles, 11 de noviembre de 2020

Dirigiendo con velocidad

Estimad@s amig@s

 

Sinopsis

Estrategia y rapidez son dos características clave de las empresas que quieran sobrevivir en un entorno tan exigente como el actual. Tras el paro internacional que ha provocado la pandemia de la covid-19, el mundo empresarial requiere ir más deprisa, y esto exige una constante incorporación de tecnologías e innovación en todas las áreas de la empresa, un personal capaz y motivado y recursos financieros suficientes para hacer frente a la crisis, entre muchas otras cosas.

En estas páginas, el profesor Nueno expone las herramientas fundamentales que deben tener en cuenta las organizaciones empresariales y los directivos para adecuarse a las nuevas exigencias. Dirigiendo con velocidad es un libro para leer pausadamente y entender que la velocidad es la clave del éxito hoy en día.

 

«¿Es prudente ir muy rápido?»

 

Voy a responder a la pregunta con otra pegunta ¿es necesario ir más rápido? Todo hace indicar que sí. La velocidad a la que todo queda obsoleto, a la que la competencia es capaz de sacar al mercado nuevas soluciones, a la que los clientes demandan nuevos productos -servicios nos imprime una velocidad que no muchos tenemos capacidad de absorber.

 

Por ello necesitamos tener una política de compañía de estar siempre en una beta permanente que nos permita hacer lanzamientos continuos de nuevos productos o productos mejorados, esto nos permitirá mantener la velocidad, estar continuamente actualizados y muy cercanos al mercado.

 

Por el contrario podemos llegar a rozar la imprudencia, si la velocidad que imprimimos no nos permite ver la realidad del mercado, podemos innovar, correr, todo aquello que creamos conveniente, pero si el mercado no absorbe aquello que lanzamos por mucha velocidad que imprimamos no estamos avanzando. Por ello mi recomendación es velocidad sí, pero siempre manteniéndonos cerca del cliente. La velocidad no nos puede impedir escuchar al cliente.

 

«Emprender es identificar una oportunidad

y transformarla en una empresa»

 

Cada día el mundo empresarial requiere ir más deprisa, y esto exige innovación, globalización, personal capaz y motivado, recursos financieros (…)

 

(…) el crecimiento de la economía global es una oportunidad para vender más, pero siempre hay que pensar en el cliente y en los competidores: el cliente tiende a ser global, pero puede tener preferencias algo distintas, y los competidores pueden ser más agresivos en algunos lugares que otros (…)

 

(…) ¿Cómo serán los automóviles del futuro? ¿Serán de combustión (gasolina o diésel? ¿Serán eléctricos o híbridos? ¿Estarán conectados? ¿Serán auto-conducidos? ¿Se comprarán o se alquilarán? ¿Tendrán carrocerías de acero, de aluminio o de otros materiales ligeros? (…)

 

(…) un cierta diversificación ayuda avanzar hacia el futuro, aunque la diversificación complique el análisis y la valoración de la empresa (…)

 

(…) China también ha descubierto África. Empresas chinas se han lanzado a sectores como la minería, la construcción, la alimentación e incluso la sanidad (…)

 

¿Quedan otros mercados con futuro? Una zona bastante desconocida es el Oeste asiático y la India (…)

 

(…) Kazajistán, Kirguistán, Afganistán, Pakistán (…) tienen potencial pero la mayoría de las empresas de los países desarrollados no ha incluido toda esa zona en sus planes de futuro (…) empresas chinas, quizás por su proximidad geográfica, sí que han identificado que es una zona con oportunidades y están aprovechando (…) petróleo, minerales interesantes (…) la zona necesita infraestructuras, construcción, transportes (…) cadena de desarrollo económico.

 

(…)  hay que pensar a largo plazo y evitar riesgos excesivos. Esto puede limitar la velocidad, porque es difícil crecer de forma sostenible más rápido que el mercado. Seguir el crecimiento del mercado implica ir incorporando las nuevas tecnologías y acceder a los nuevos mercados que se van abriendo por el mundo (…)

 

(…) llamar a algo “oportunidad” tiene su riesgo, porque quizás nos parece que es una oportunidad, pero no es algo que tenga interés para nadie.

 

A la palabra “oportunidad” hay que asociarle la palabra “compromiso”. Si no hay compromiso, la oportunidad no produce resultados (…)

 

(…) no deberíamos autoengañarnos y que todo ha sido debido al confinamiento.

 

(…) velocidad se fortalece con la constante incorporación de tecnología e innovación en todas las áreas de la empresa: compras, logística, I+D, ventas, servicios, financiación y control, recursos humanos (…) internacionalización es otro estimulador de la velocidad.

 

La importancia de las personas es clave para conseguir resultados en las empresas, incluida la marcha de la empresa a una buena velocidad (…) formar a las personas en las nuevas prácticas y tecnologías y motivarlas, pues los empleados valoran extraordinariamente la formación en la empresa y las empresas que forman a los empleados les están indicando que cuentan con ellos, que creen que son capaces de aportar más tras la formación, todo lo cual estimula y entusiasma. Los empleados ven que la empresa invierte en ellos, y esto les da seguridad, confianza y agradecimiento. La formación estimula el conocimiento entre empleados, lo que facilita la comunicación, el trabajo en equipo y, por tanto, la velocidad.

 

(…) un buen modelo de negocio es global (…) es copiable y la mejor protección es la velocidad en conseguir ese despliegue global.

 

Las personas son clave para la velocidad (…)

 

(…) cuidemos a las personas, motivémoslas, formémoslas y entusiasmémoslas (…)

 

«El crecimiento rápido requiere

capacidad emprendedora»

 

Dirigiendo con velocidad

Pedro Nueno

Plataforma editorial

 

Link de interés

Gracias, China

África despierta: La oportunidad de un mercado por descubrir

El mapa del crecimiento: Oportunidades de negocio de los BRIC y más allá

 

«No hay límites de velocidad

en el camino hacia el éxito»

David W. Johnson

 

Recibid un cordial saludo

viernes, 3 de julio de 2020

Conexión monástica; Reglas milenarias para el vertiginoso siglo XXI


Estimad@s amig@s

Sinopsis
Todos sabemos que nos movemos en un mundo cada vez más vertiginoso, en el que la velocidad de los cambios y las tecnologías hace que tengamos la sensación de que no somos capaces de dominar nuestra reacción ante los distintos entornos.
Ante este panorama muchos hablan de la necesidad de desconectar, ya sea desconectar de las redes sociales, de la tecnología, o simplemente del trabajo. Por todos lados nos venden la receta maravillosa de la desconexión.
De lo que se trata, sin embargo, no es de desconectar, sino de tener la capacidad de conectar con uno mismo cuando corresponde. El objetivo es poder pasar de una conexión a otra sin problemas.
Lo curioso es que muchas de las soluciones a este mal moderno se pueden encontrar en milenarias reglas monásticas.
En este libro, Albert Riba analiza las reglas utilizadas en distintas órdenes monásticas de distintas religiones y destila los puntos en común que tienen para ayudarnos a conectar con nosotros mismos en el momento adecuado, y poder así conectar con el trabajo y ser más productivos cuando más lo necesitamos.

«Un monasterio es un espacio de preguntas
 en el que aprender de ti mismo»

Introducción
El reto de este libro es entender cinco cosas muy importantes que ayudarán a asimilar el alcance de la «conexión monástica».
• Se trata de conectar y no de desconectar…
• Puedes practicarla en muchos lugares, aunque no seas monje ni tengas creencias religiosas…
• Consiste en aprovechar lo que ya funciona hace siglos…
• Se puede hacer sin el contexto religioso que inspiró está regla y desde el laicismo…
• Conviene aplicar la conexión monástica lo máximo posible…

«Meditar es hacia nuestro interior,
contemplar hacia el exterior
y orientado a la acción»

Conexión monástica nos invita a reflexionar sobre nosotros, nuestro entorno, el legado que queremos dejar, la excelencia, virtudes, valores, mejora continua… mejores personas & mejor sociedad.

La obra está basada en la experiencia del autor conviviendo en varios monasterios, profundizando en sus normas, cambiando hábitos de vida tóxicos por otros que le hacen crecer, aflorar lo mejor de la persona, descubrir cosas desconocidas, construir ese otro yo, el que realmente quieres ser.

Busca tu conexión, mejora, crece, desarróllate, medita, reflexiona, discierne hacia donde quiere encauzar tu vida y legado.

«La humildad es la base del fundamento
 en todas las virtudes
y sin ella no hay ninguna que la sea»
Miguel de Cervantes

(…) la espiritualidad es aquel camino o herramienta que sirve para conocernos y autogestionarnos en un proceso de búsqueda interna de respuestas al mundo caótico e incierto que nos rodea (…)

(…) los monasterios aportan tres cosas básicamente:
1.- Un espacio destinado a preservar los valores humanos…
2.- Un espacio destinado a activar o despertar conciencias sobre quiénes somos, cuál es nuestro propósito y cómo mantenernos lo más equilibrados posible…
3.- Un entorno de culto y cultura…

(…) en entornos monásticos los valores de humildad y serenidad, aunque sean personales, acaban formando parte de un todo, de un colectivo, de una confraternidad.

Lo mismo pasa con la excelencia. No se entiende la excelencia individual si no es al servicio del colectivo (…)

(…) los tres pilares que de definen la conexión monástica son: recogimiento, trascendencia y contemplación en la acción.

Virtudes
1.   Silencio
2.   Soledad
3.   Sencillez
4.   Austeridad
5.   Prudencia
6.   Humildad
7.   Respeto
8.   Perspectiva
9.   Disciplina
10.             Sabiduría
11.             Penumbra
12.             Ritualización
13.             Diálogos
14.             Lectio divina

¿Por qué ahora empiezo a hablar de virtudes en lugar de valores?
1.   Por la acción
2.   Por la concreción
3.   Por el compromiso

(…) austeridad no es escasez ni exceso. Austeridad implica moderación y templanza.

¿Equidad o exageración?
Equidad: lo que necesitas y puedes permitirse.
Exageración: lo que te sobra y te esconde.

¿Puedes tomar decisiones prudentes en medio del caos y la aceleración? (…)
Se puede estar ordenado en medio del caos
Se puede ir despacio en medio de la aceleración
Se puede ser prudente y ser arriesgado a la vez.

¿Te crees humilde o crees que lo deben creer los otros?
No importa lo que creas o lo que crean.
Lo que importa es que actúes como eres.

(…) ¿Sabes que no sabes?
Las personas que identificamos como sabias no son aquellas que saben mucho, son aquellas que saben que no saben, las que saben que deben aprender y que deben ser humildes para seguir siendo sabias ignorantes y que, además, comparten lo poco que dicen que saben.

(…) tomamos muchas decisiones, pero nos olvidamos de la reflexión, de la serenidad y del buen juicio para tomar una decisión buena, justa y equitativa.

(…) debemos aprender a administrar el buen juicio (…) este debe estar acompañado de la capacidad para decidir con serenidad, templanza y reflexión (…) esta decisión debe basarse en la ética y la moral (…)  

«Tu incompetencia (de dejadez)
nunca será mi urgencia»


Link de interés

«Como nadie es capaz de saberlo todo,
no hay más remedio que elegir
y aceptar con humildad 
lo mucho que ignoramos»
Fernando Savater

Recibid un cordial saludo