jueves, 19 de junio de 2008

¿PARA QUÉ SIRVE UN LIDER?

Estimados amig@s:

El título del libro de esta semana me sirve para hacerme varias preguntas en voz alta. ¿Para qué sirve un líder? ¿Existe un verdadero líder en nuestra organización? ¿Es necesaria su presencia?

Desde mi humilde punto de vista, existe en las ORGANIZACIONES una clara falta de liderazgo. Hasta hace poco tiempo toda era CORRER, VENDER y COBRAR. No nos parábamos a ver hacia dónde va nuestra organización; vendíamos, pues vamos hacia adelante. Nadie se paraba a CONDUCIRNOS, a MOTIVARNOS, a guiar / guiarnos a las PERSONAS que estamos dentro de la empresa con COHERENCIA y HUMILDAD.

No hace falta que estemos inmersos en un periodo de CRISIS, DESACELERACIÓN, o como lo queramos llamar para que RECLAMEMOS la presencia de un LIDER, NUESTRO LIDER.

Es un libro que no te deja indiferente, no es un libro más de liderazgo, es algo más. Ilustrado con gran cantidad de ejemplos, va desde el líder EMOCIONAL, pasando por el liderazgo de EQUIPOS, la MOTIVACIÓN, la RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS, LA INCERTIDUMBRE, y el liderazgo EMPRESARIAL, para cerrar con el análisis de varios líderes como pueden ser:

Jesús de Nazareth
Abraham Lincoln
Rigoberta Menchu
Bill Gates
Nelson Mandela
El Quijote.

Recibid un cordial saludo.

¿PARA QUÉ SIRVE UN LIDER?
Lecciones de liderazgo aplicadas
A la empresa, la política y la vida.
Moisés Ruiz
DIAZ DE SANTOS

JUNIO, 20

Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes
Y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites la dignidad.

Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla,
No me dejes inculpar de traición a los demás
Por no pensar igual que yo.

Enséñame a querer a la gente como a mí mismo
Y a no juzgarme como a los demás.
No me dejes caer en el orgullo si triunfo,
Ni en la desesperación si fracaso.

Más bien recuérdame que el fracaso
Es la experiencia que precede al triunfo.
Enséñame que perdonar es un signo de grandeza
Y que la venganza es un signo de bajeza.

Si me quitas el éxito,
Déjame fuerzas para aprender del fracaso.
Si yo ofendiera a la gente,
Dame valor para disculparme
Y si la gente me ofende,
Dame valor para perdonar.

“Señor… si me olvido de ti, nunca te olvides de mi “

Mahatma Gandhi.
Publicar un comentario