jueves, 19 de marzo de 2009

COMUNICACIÓN DE CRISIS


Estimados amig@s:

Las situaciones de crisis no entienden de improvisaciones sino todo lo contrario, de planificación responsable y consecuente. Cuando estalla la crisis ya es tarde para pensar como se convoca un comité de crisis, cuando se despliega un plan de comunicación o cual es la mejor estrategia para cada grupo de interés.

Los que perciben la crisis como problemas se olvidan de que también pueden ser una fructífera fuente de oportunidades que repercute en la consolidación de la reputación empresarial. Para no vernos afectados por la crisis y que esta afecte a la continuidad de nuestra organización, lo mejor será que tomemos ventaja y la aprovechemos.

“La crisis económica iniciada en 2.008 y que nadie sabe ni cuándo ni cómo menguara nos debe hacer pensar muy seriamente en las compañías que sobrevivan y que sean exitosas en el presente y en el futuro no serán las que presenten solo las mejores cuentas de resultados, sino, además, las que gocen de mejor reputación empresarial porque el mercado se lo otorgue. Esta reputación, que va mucho más lejos que una buena imagen, consiste en ser competitivos con la evidencia de los números pero, muy especialmente, con valores relacionados con la ética y las buenas prácticas. Y entre estas, desde mi modesta pero contrastada opinión fruto de la experiencia de haber vivido situaciones límite de crisis en muchas empresas por contingencias de todo tipo, se encuentra la preparación, la prevención y la gestión ante las denominadas situaciones de crisis desde el punto de vista definitivo y determinante de la situación”. Enrique Alcat (Prologo)

El profesor Francisco Marín nos demuestra mediante casos reales (Coca-Cola, jabón liquido Nenuco, Mercedes clase A, el Societé Générale, etc…), que la gestión coherente de la comunicación en situaciones de crisis atenúa los riesgos y protege la marca.

La política de comunicación debe anticipar los principales principios de comunicación para situaciones de crisis; por tanto me quedan muy claro dos mensajes:

1.- No improvisar
2.- Plan de comunicación.

Al igual que en muchas organizaciones tienen un plan Estratégico global, de Marketing, de Ventas y un largo etc., ¿Porque no un plan de Comunicación donde evaluemos las posibles contingencias y marquemos un protocolo de actuación?

INDICE:
Principios para la gestión de riesgos y crisis en la empresa
Política general de la empresa para la gestión de riesgos y crisis
Organización y gestión de la comunicación de crisis
Afrontar la crisis desde la comunicación
Gestión de crisis medioambientales
Gestión de siniestros y emergencias
Gestión de riesgos y crisis en las entidades financieras
Lecciones para el futuro


COMUNICACIÓN DE CRISIS
Francisco Marín
LID

MARZO, 20

“No es la más fuerte de las especies la que sobrevive,
Ni tampoco la más inteligente,
Sino la que responde mejor al cambio”

Charles Darwin

Recibid un cordial saludo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

LOGICOM.

Estimnado Javier, ¿cuánto de suerte puede tener salir de una crisis?

Nuevo Viernes Nuevo Libro dijo...

Estimad@ LOGICOM:
¿Cuánto de suerte puede tener salir de la crisis? Buena pregunta, pero me vas a permitir que te repregunte yo ¿Qué entiendes por suerte?
Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua suerte es:
1. f. Encadenamiento de los sucesos, considerado como fortuito o casual. Así lo ha querido la suerte.
2. f. Circunstancia de ser, por mera casualidad, favorable o adverso a alguien o algo lo que ocurre o sucede. Juan tiene mala suerte. Libro de buena suerte.
3. f. suerte favorable. Dios te dé suerte. Juan es hombre de suerte.
4. f. Casualidad a que se fía la resolución de algo. Elegir caudillo por suerte. Decídalo la suerte.
5. f. Sorteo que se hace para elegir los mozos destinados a cubrir el cupo del servicio militar.
6. f. Aquello que ocurre o puede ocurrir para bien o para mal de personas o cosas. Ignoro cuál será mi suerte. Fiar a hombres incapaces la suerte del Estado.
7. f. Estado, condición. Mejorar la suerte del pueblo. Hombre de baja suerte.
8. f. Cada uno de ciertos medios casuales empleados antiguamente para adivinar lo por venir. Son las más célebres las llamadas suertes de Homero, u homéricas; de Virgilio, o virgilianas, o de los santos, las cuales consistían en abrir al acaso las obras de estos poetas o la Sagrada Escritura e interpretar las primeras palabras que se ofrecían a la vista.
9. f. Género o especie de algo. Feria de toda suerte de ganados.
10. f. Manera o modo de hacer algo.
11. f. Como contrapuesto al azar en los dados y otros juegos, puntos con que se gana o acierta.
12. f. En la lidia taurina, cada uno de los lances.
13. f. En la lidia taurina, cada uno de los actos ejecutados por el diestro, especialmente cada uno de los tercios en que se divide la lidia. Suerte de varas.
14. f. Parte de tierra de labor, separada de otra u otras por sus lindes.
15. f. U. con los ordinales primera, segunda, tercera, etc., para designar calidad respectiva de los géneros o de otra cosa.
16. f. Impr. Conjunto de tipos fundidos en una misma matriz.
17. f. Arg., Bol. y Ur. carne2.
18. f. Perú. Billete de lotería.
19. f. ant. En el comercio, capital, hacienda, caudal.
caerle a alguien en ~ algo.
1. loc. verb. Corresponderle por sorteo.
2. loc. verb. Sucederle algo por designio providencial.
caerle a alguien la ~.
1. loc. verb. tocarle la suerte.
cargar la ~.
1. loc. verb. Taurom. Desviar al toro, facilitándole la salida, para que no atropelle al diestro.
correr bien la ~ a alguien.
1. loc. verb. Ser dichoso.
correr mal la ~ a alguien.
1. loc. verb. Ser desgraciado.
de ~ que.
1. loc. conjunt. Indica consecuencia y resultado.
echar ~s, o a ~.
1. locs. verbs. Valerse de medios fortuitos o casuales para resolver o decidir algo.
2. locs. verbs. Repartir algo por sorteo entre varias personas.
entrar en ~.
1. loc. verb. Estar entre las cosas que se sortean o entre las personas a las que se ha de sortear algo.
repetir la ~.
1. loc. verb. coloq. Volver a hacer algo, insistir en ello.
~ y verdad.
1. expr. U. en el juego, para pedir a los circunstantes que resuelvan la duda en un lance dificultoso, en que están discordes los jugadores. U., por ext., en otras materias.
tocarle a alguien en ~ algo.
1. loc. verb. Tenerlo o tocarle en un sorteo.
tocarle a alguien la ~.
1. loc. verb. Tener o sacar en un sorteo cédula, bola o número favorable o adverso.
□ V.
golpe de suerte
juego de suerte

Entiendo que esa no era tu pregunta, el factor suerte siempre es importante, pero primero es más importante tener el trabajo hecho, tener la organización preparada, alineada, con un liderazgo claro, remando todos en la misma dirección, buscando siempre estar por encima de los estándares de nuestros clientes y la competencia.
No podemos dejar todo en manos del factor suerte, probablemente provocaríamos que nuestra organización muriera de éxito.
Hay un ejemplo que suelo poner. Antes, en mi anterior trabajo, hacia entre 60 y 65.000 km. al año. Desgraciadamente he presenciado demasiados accidentes en carretera,. Cuando llamas al 112 y los operadores te atienden, todo está perfectamente protocolizado, dependiendo la gravedad, en 15 minutos puede estar tomando tierra en el lugar del siniestro un helicóptero, o en su defecto una UVI móvil, aunque pueda parecer que actúan despacio, todo está perfectamente organizado, nada se deja al azar.
No se mueve al enfermo mientras no está estabilizado. En las organizaciones que quieren seguir, que quieren perdurar después de esta crisis todo esta protocolizado, cada uno debe saber qué hacer si se declara un incendio.
Utilizando un símil torero en las crisis hay que saber PARAR, TEMPLAR y MANDAR…y si después tenemos la SUERTE de haber cuajado una buena faena y haber matado bien, probablemente el público nos otorgue las orejas del morlaco.

3.534.- “Existe una puerta por la que puede entrar la buena o la mala suerte;
Pero sois vosotros quienes tienen la llave”
Proverbio japonés

Anónimo dijo...

LOGICOM.

Querido Javier, hoy voy a recomendarte yo a tí un libro, se llama LA BUENA SUERTE, claves de la prosperidad.

En este libro se diferencia entre LA BUENA SUERTE y LA SUERTE.

Efectivamente LA SUERTE, se trata de un hecho fortuito o casual, pero es efímero, y suele durar poco tiempo, ¿A cuántos le ha tocado la loteria, millones de euros y se han arruinado al poco tiempo e incluso en peor situación económica que antes de tocarle la lotería?

Por lo tanto Javier, entiendo, después de haber leído este libro hace algunos años ya, que hay que buscar LA BUENA SUERTE, duradera y efectiva en el tiempo.

Te voy a dar el decálogo de la buena suerte, que puede ayudar a salir de esta crisis.

1. La suerte no dura demasiado tiempo, porque no depende de tí. La Buena Suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre.

2. Muchos son los que quieren tener Buena Suerte, pero pocos los que deciden ir a por ella.

3. Si ahora no tienes Buena Suerte tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre. Para que la Buena Suerte llegue, es conveniente crear nuevas circunstancias.

4.Preparar circunstancias para la Buena Suerte no significa buscar sólo el propio beneficio. Crear circunstancias para que otros también ganen atrae a la Buena Suerte.

5- Si " dejas para mañana" la preparación de las circunstancias, la Buena Suerte quizá nunca llegue. Crear circunstancias requiere dar un primer paso. DALO HOY.

6. Aun bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la Buena Suerte no llega. Busca en los pequeños detalles circunstancias aparentemente innecesarias..., pero IMPRESCINDIBLES.

7. A los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo. A los que se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa.

8. Nadie puede vender suerte. La buena Suerte no se vende. Desconfia de los vendedores de suerte.

9. Cuando ya hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones. Para que la Buena Suerte llegue, confía.

10. Crear Buena Suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad. Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar. SIEMPRE ESTÁ AHÍ.

En sintésis, crear Buena Suerte únicamente consiste en cambiar las circunstancias.

Por lo tanto te voy a decir el origen de LA BUENA SUERTE.

Dado que crear Buena Suerte es crear circunstancias... La Buena Suerte solamente depende de cada uno de nosotros, es decir, a partir de hoy PODEMOS CREAR TODOS BUENA SUERTE.

En resumen, para salir de la crisis, hay que cambiar la circunstancias que hacen que hoy en día nos encontremos en crisis.

Recibe un cordial saludo de TU AMIGO LOGICOM, te puedes dirigir hacia mí en masculino, por lo que es más fácil saber quien soy dentro de esta organización llamada ÁNFORA.

Al fin al cabo todos estamos en este carro porque un día cambiron las circunstancias.

Nuevo Viernes Nuevo Libro dijo...

Estimado LOGICOM:

Conozco el libro al que te refieres LA BUENA SUERTE de Álex Rovira y Fernando trías, tengo en mis manos un ejemplar de la 8ª edición. “Lo repasare”

Te agradezco el consejo

3.532.- “Creo muchísimo en la suerte y descubro que cuanto más trabajo, más suerte tengo”.
Stephen Lacock