jueves, 1 de enero de 2009

PRACTICAS DE COACHING


Estimados amig@s:

Espero que tuvierais una muy buena entrada de año. Como primera recomendación me gustaría hablaros del COACHING, es posiblemente uno de los procesos que más aporta, pero no es una profesión que pueda improvisarse con facilidad (Pilar Jericó). No puedo estar más de acuerdo con la afirmación de la autora del prólogo del libro de esta semana. Se necesita mucho tiempo y dedicación para llegar a ser un buen Coach.

El libro está dividido en dos partes, en una primera, trata sobre la teoría del Coaching: Definición, el contrato (contexto, demanda oficial), el pacto con el Coachee (demanda implícita), el proceso, la posición del coach y el camino del cliente hacia la autonomía.

La segunda parte nos encontramos con doce casos estructurados de la siguiente manera:
Contexto de la demanda
Objetivos del proceso de Coaching
Trabajo de Coaching
Análisis

En el contexto profesional en el que nos movemos, cada vez más exigente y competitivo necesitamos en nuestras organizaciones personas autónomas y responsables capaces de adaptarse rápidamente a los entornos cambiantes.

Para esto, el líder deberá desarrollar competencias de Coaching, como la escucha o la formulación de preguntas, que son competencias clave que, a veces por falta de conocimiento o practica, y a menudo por presión y falta de tiempo, no son empleadas en las situaciones que las requieren.

Deberá también mejorar su comunicación, ser consciente del estado de madurez profesional de cada uno de sus colaboradores, adaptando su estilo de liderazgo en función de cada situación. Adoptara para el mejor desarrollo de sus colaboradores una actitud de Coach creando un contexto de confianza y permitiendo el error.

Un buen líder, será consciente de sus fortalezas y debilidades, del sentido que le da a su trabajo, de sus valores y de su propósito de vida; sabrá gestionar sus emociones y equilibrar su vida tanto desde el prisma profesional como personal.

Los efectos del Coaching han perdurado y de han desarrollado como en buen vino, cuya calidad mejora en función del tiempo que pase en el tonel, la barrica o la botella (Viviane Launer, Sylviane Cannio)

Yo he tenido la suerte de tener un gran Coach, Manolo Moncayo, y como dicen las autoras del libro, siento que dentro de mí ha habido un antes y un después tras recibir varias sesiones en manos de este gran maestro.

Recibid un cordial saludo.

PRÁCTICAS DE COACHING
Viviane Launer
Sylviane Cannio
LID


Enero, 2

"El hombre más lento,
Que no pierde de vista el fin,
Va siempre más veloz
Que el que vaga sin perseguir un punto fijo."

Gotthold E. Lessing
Publicar un comentario