martes, 20 de septiembre de 2011

IMPLÍCAME Reflexiones inspiradoras para directivos que buscan el compromiso

Estimad@s amig@s

“Sé una fuente de inspiración,
no una fuente de desesperación.”

Sinopsis
¿Alguna vez te has preguntado qué hace que la gente se comprometa con su trabajo?, ¿has preguntado a tus compañeros qué es lo que les hace alcanzar el compromiso?
¿Sientes curiosidad por saber cómo se explica la implicación personal desde la perspectiva de la neurociencia?, ¿quieres mejorar tu implicación en el trabajo y la de tu equipo?
Este libro te inspirará y te ayudará a descubrir el qué y el cómo el compromiso. Además, es fácil y ameno de leer. Si dentro de tu organización el nivel de compromiso no es el que deseas o estabas esperando, lee Implícame, inspírate en él y cambia tu propio camino.

“Nadie alcanzara el éxito sin la ayuda de los demás.”
Alfred North Whitehead

Prólogo
… definimos el talento con tres ingredientes, como “capacidad por compromiso en el contexto adecuado”. La capacidad, como suma de aptitud (conocimientos y habilidades) y actitud (comportamientos) es bien conocida. Las empresas que se gestionan profesionalmente, las meritocracias avanzadas, disponen de perfiles para cada uno de los roles organizativos y dominan el lenguaje de las competencias.

“Saber sin hacer no es saber.”
San Ignacio de Loyola

Prefacio
… la implicación es un proceso activo y que empieza dentro de cada uno de nosotros. Como directivos de organizaciones, entender que nos hace participar y cómo podemos conseguir que otros se impliquen en la manera de avanzar para lograr objetivos y trabajar en un ambiente feliz.

Nadie puede negar que los empleados altamente implicados tienen un impacto significativo en el rendimiento de la organización. Comprender lo que significa el autentico compromiso e identificar la mejor manera de fomentarlo es muy importante para cualquier empresa.
Anne Das Gupta

“La creatividad es inversamente proporcional al número de cocineros que participan en el plato.”

Implícame, implícate, implícanos, me da igual el lado de la mesa por donde lo mires. Necesitamos implicar a las personas que trabajan en la organización, las personas necesitan de la implicación del líder en el día a día, y el líder necesita de la implicación de las personas.

Implícame de Silvia Damiano y prólogo del maestro Juan Carlos Cubeiro, es un gran libro. No lo leas a la ligera, no desperdicies sus enseñanzas, ayúdate, ayuda a las personas que te rodean. Aquellos que están deseando que los impliques te lo agradecerán

“Los valores no son sólo palabras, los valores nos dicen cómo vivimos. Orientan las causas que defendemos y a las personas por las que luchamos.”
John Ferry

Si la implicación es tan importante ¿qué nos estamos perdiendo?
En todo el mundo, solo un 29% de los trabajadores están implicados, un 54% no están implicados, y el 17% se sienten activamente distanciados.
Si están implicados, trabajan con pasión. Si no lo están, invierten tiempo, pero no energía. Si están activamente distanciados, están descontentos y quieren marcharse.

“La implicación significa poner el corazón y la mente en tu trabajo y disfrutarlo.”

Los tres fundamentos de la implicación
Compromiso
Disfrute
Conexión

Disfrutar de lo que uno hace es básico. Cuando hay placer, los resultados son muy superiores. Es algo que no debemos perder de vista, no solo por nosotros mismos, sino también por los que trabajan con nosotros.

“Existe una manera de saber si las personas de nuestros equipos de trabajo están disfrutando con lo que hacen.
Pregúntaselo abiertamente y busca respuestas.”

Conexión emocional
Disfrutar del trabajo es solo un aspecto de la sensación de implicación total. Luego está la conexión emocional. La comunidad científica es consciente desde hace bastante tiempo de que las “emociones” no son sencillamente un concepto confuso e indefinido, sino que representan cambios físicos en el cerebro.

“Saber cómo irradiar emociones positivas
es un tema muy serio.”

El respeto y la confianza son importantes para todos e incrementan la productividad.

La creatividad no se limita a lo artístico o a idear un producto fantástico. Es un modus operandi. El pensamiento creativo implica una manera distinta de observar el mundo que tenemos ante nuestros ojos.

“Vivimos de los que obtenemos, pero nuestra vida está hecha de lo que aportamos.”

La implicación de los empleados es un reflejo directo de cómo enfocan su relación con el jefe. La capacidad de involucrarlos de manera significativa depende en buena parte de la capacidad de liderazgo.

“Lo que realmente quería oír era “gracias”…
pero lo único que hizo mi jefe fue darme un cheque.”

Grandes ideas para el distanciamiento
Si no tienes ganas de implicar a nadie, no lo hagas.
Como alternativa, prueba alguno de estos métodos…
1. Ignora las necesidades básicas de tu personal
2. Crea todo el estrés que puedas
3. Se pesimista todo el día
4. Recorta todos los beneficios
5. Muestra toda tu furia
6. Evita el conflicto… y deja que el personal lo resuelva

“No contrates al hombre que hace tu trabajo por dinero,
Sino al que lo hace por amor.”
Henry David Thorean


IMPLÍCAME
Reflexiones inspiradoras para directivos que buscan el compromiso
Silvia Damiano
Gestión 2000

“El primer paso para tener una plantilla de trabajadores
implicados es reducir las amenazas.”

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario