domingo, 18 de septiembre de 2011

ANTICÍPATE

Estimad@s amig@s

“El hombre absurdo es el que no cambia nunca.”

Sinopsis
Para crecer o sobrevivir, las empresas y las organizaciones deben anticiparse a los cambios futuros y aprender a desenvolverse en el transito que va desde el abandono de unas determinadas creencias y formas de funcionamiento hasta nuevos modelos de existencia.
Este libro enseñara a navegar por esa difícil parte del trayecto en la que se ha dejado de ver el puerto de partida y todavía no se adivina el lugar de destino. Es, pues, un cuaderno de bitácora para navegar por el cambio, un libro-guía eminentemente práctico que desentraña cómo afrontar los procesos de transformación.

“El cambio es simpre agradable.”

Prólogo
La anticipación es la clave de la permanencia de cualquier identidad en la realidad de este mundo, ya sea una bacteria, un ser humano o un complejísimo colectivo humano. Los autores saben bien que no todo tiene licencia para volar directamente de una disciplina a otra. Pero sí es lícito que lo hagan las ideas. De ahí el interés, el atractivo y la fiabilidad de este ensayo.

“Hay que cambiar el alma,
no el clima.”
Séneca

¿Cómo mantenerse y sobrevivir ante la continua incertidumbre? Anticipándonos, pero de manera estratégica. Sabiendo hacia dónde vamos, marcando los tiempos de adaptación lo más reales posibles, reajustando las metas y objetivos a la travesía, gestionando el miedo y las inseguridades del equipo humano que compone la organización, etc.

Con el fin de facilitar este tránsito Joan Quintana y Ceferí Soler recopilan en Anticípate una serie de criterios, ideas y consejos útiles para navegar por el cambio evitando tormentas.

Todas las ideas seleccionadas a lo largo de la obra la convierten en una guía fundamental para afrontar los procesos de transformación que se completa con el análisis en profundidad de seis casos de éxito: Triodos bank, Corporación Mondragón, Hospital Clinic, Intermón Oxfam, Bioibérica y Grupo SEB.

Cartografía para navegantes
El cambio organizacional como proceso adaptativo y necesario
En las primeras etapas de un proceso de cambio organizacional resulta conveniente favorecer el uso de términos como evolución, adaptación o transformación en detrimento de la propia palabra cambio cuando los actores vinculados puedan percibir su uso como un hecho puntual y peligroso, y no como un proceso natural y evolutivo.

Temores y creencias
Todas las empresas cuentan con una serie de creencias, valores y principios que configuran los límites entre los que actúan sus profesionales. Ante un proceso de cambio es imprescindible identificar las creencias que se verán afectadas y construir narraciones sustitutivas de las mismas.

El liderazgo impulsor para la gestión del cambio
Para lograr el cambio los impulsores deberán exponer qué hace necesario anticiparse y actuar para seguir manteniendo o desarrollando la organización, cuáles son sus consecuencias y qué respuestas deberá brindar cada colaborador a lo largo del proceso.

La realidad de tránsito
La realidad de tránsito es el trayecto que ha de completar una empresa para la exitosa implantación de un proceso de cambio organizacional. Este tránsito comprende tres etapas: impacto, elaboración y acción.

La vivencia personal de los procesos
Cada persona afectada por un cambio lo interpreta desde un lugar distinto que conforma su posición en la línea de mando. Es importante calibrar esas vivencias personales porque son el estado previo al nivel de predisposición que la persona tendrá respecto al proceso de cambio organizacional.

La complejidad de los procesos de cambio
Las empresas han de intentar emprender cambios en las etapas de crecimiento o de rendimiento óptimo en lugar de hacerlo cuando atraviesan dificultades.

La comunicación interna
Una comunicación interna plural, cooperativa y en positivo es una importante aliada de los procesos de cambio, adaptación, evolución o transformación.

“Un individuo que no cambia debe aburrirse de sí mismo.”
Jules Tannery


Anticípate
Joan Quintana
Ceferí Soler
LID editorial

Link de interes
Solo a los Bebés les gusta que les cambien

“Nada nació,/
nada morira;/
todas las cosas cambiarán.”
Alfred Tennyson

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario