jueves, 1 de septiembre de 2011

MANUAL DEL ESTILISTA

Estimad@s amig@s

“No creo en el buen gusto.”

Sinopsis
Con la llamada democratización de la moda y la aparición de un nuevo y renovado proletariado, con valores distintos a los clásicos que inspiraron la revolución industrial, que aspira, entre otras cosas, a conseguir bienes de consumo que hagan mejorar su estética, el estilismo se ha convertido en una práctica cada vez más demandada en un entorno social que vive preso de la imagen que proyectamos hacia los demás, pues de ella depende, en parte, el éxito o el fracaso de una persona.

El estilismo engloba o participa en las labores de diseño, del personal shopper, del asesor de imagen, del maquillador o el peluquero, pero carece de cauces oficiales para formar a profesionales, cada vez más demandados. Es por ello que este licenciado en Bellas Artes brinda la oportunidad de reunir en este original manual sus más de veinte años de experiencia laboral como estilista en una de las agencias más importantes de España. En él incluye un rico muestrario de imágenes para ilustrar estilos, prendas y tejidos, accesorios y complementos, así como el desarrollo completo de una colección de moda actualizado, todo ello fruto de una continuada labor de formación que el autor ha llevado a cabo trabajando en diversas academias de prestigio y participando en foros internacionales sobre la moda.

“Dios está en los detalles”

Pedro González nos presenta en manual del estilista una obra de utilidad para un gran elenco de profesionales de la moda. Escrita en un lenguaje entendible por todos los públicos, con ilustraciones y dibujos de gran calidad, es interesante para leer o conocer más a fondo a los profesionales del estilismo.

“Lo elegante es lo que uno lleva.
Lo que no es elegante es lo que llevan los demás”

… Hoy en dia, el estilista se puede definir como un profesional cuya competencia y objetivo es crear estilo, manifestar con su trabajo y sus armas un credo estético con un corpus estético definido.

Su campo de actuación es tan variado y cambiante como lo es la moda y sus competencias tan amplias y diversas como el mercado lo requiere. Desde director artístico hasta asesor de imagen pasando por consultor, prescriptor de tendencias, personal shopper o gestor de moda, la figura del estilista tiene un objetivo fundamental: crear para vender, contar para hacer soñar, proponer para hacer asentir, convencer para hacer feliz.
Consejos prácticos
1. Ser estilista es una profesión
2. … debe completar una imagen, no anularla
3. … como asesor de imagen debe aconsejar, no disfrazar
4. … debe saber decir “no” desde la contención
5. … no debe caer en el horror vacui
6. … debe estar documentado
7. … debe “crear”
8. … no solo complementa

La figura del estilista, hoy en dia, ha dejado de ser la de alguien anónimo o que trabaja exclusivamente en la complementación y la adaptación de las prendas. El estilista es un profesional del estilo, de la moda, un profesional mediático que puede aparcar variadas disciplinas y que por tanto debe tener un conocimiento de la moda y del estilo que le permita actuar con asertividad ante cualquier campo. El estilista debe ser entrevistado, puede escribir sobre moda, puede asesorar, dirigir o crear.

“Todo proceso creativo conlleva un bagaje de conocimientos y experiencias que se generan de un proceso, consciente o inconscientemente, de investigación.”


MANUAL DEL ESTILISTA
Pedro González
Almuzara

Link de interes

“Las mujeres no llevan lo que les gusta.
Les gusta lo que llevan.”

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario