miércoles, 15 de febrero de 2012

LO QUE AHORA IMPORTA

Estimad@s amig@s

“Derrotado siempre, abatido nunca/
yo, en sueños rotos, labro un ideal.”

Sinopsis
¿Cuáles son las cuestiones fundamentales que determinarán que su empresa prospere o se hunda en los próximos años? Gary Hamel, reconocido gurú en gestión empresarial, identifica en Lo que ahora importa las cinco claves esenciales para mirar hacia el futuro con optimismo: valores, innovación, adaptabilidad, pasión e ideología.
Asimismo, nos presenta una agenda básica para que empresarios, directivos y profesionales sepan los cambios que deben adoptar en sus organizaciones y en sus equipos para maximizar las posibilidades de sobrevivir en los próximos años.

“Cada dogma tiene un día,
pero los ideales son eternos.”

Prefacio
… hay muchas cosas que ahora importan, incluyendo entre ellas los medios de comunicación social, los “grandes datos”, los mercados emergentes, la colaboración virtual, la gestión de riesgos, la innovación abierta y la sostenibilidad. Pero en un mundo de certezas rotas y confianza socavada, algunas cosas importan más que otras. Mientras que las organizaciones deben hacer frente a desafíos realmente ilimitados, no sucede lo mismo con el ancho de banda del liderazgo. Ésa es la razón por la cual debemos tener claro qué es lo que realmente importa ahora.

“Las ideas geniales son aquellas que nos sorprende que no se nos hayan ocurrido antes.”

Siempre es un placer leer a Gary Hamel y lo que ahora importa no me ha defraudado lo mas mínimo. El libro esta centrado en cinco pilares: valores, innovación, adaptabilidad, pasión e ideología, a cada uno dedica varios capítulos.

¿Qué es lo que ahora nos importa en nuestras empresas?
* Externamente, ser capaz de detectar las nuevas necesidades de los clientes, no dejar de innovar en la cadena de valor, seguir siendo competitivos, comprometer-invitar al cliente a co-crear productos-servicios con nosotros, pero sin perder el foco en sus necesidades,…
Internamente, no dejar de involucrar a las personas que vivan, sientan los colores y los valores de la empresa, hacerlas participes de los proyectos, ser cada dia más transparentes en la gestión, invitarlos a innovar, ser más abiertos de mente, generar una actitud aperturista a las ideas…

¿Cuáles son las cuestiones fundamentales que determinaran si su organización prospera o se hunde en los próximos años?

a) Valores. En la economía de libre mercado siempre se producirán excesos, pero en los últimos años banqueros rapaces y directores ejecutivos sin escrúpulos parecen haberse empeñado en establecer nuevos récords de irresponsabilidades egocéntricas. En un mundo justo, esos individuos serian demandados por desprestigiar al capitalismo… la tarea de invertir esta tendencia exigirá nada menos que un verdadero renacimiento moral en el ámbito de los negocios. Los intereses de las partes implicadas no están siempre alineados, pero hay un punto en el que parece existir unanimidad: ahora los valores importan más que nunca.
Lo que más importa ahora es lo que siempre ha importado: nuestros valores sólidos.

“Porque el éxito, como la felicidad, no puede perseguirse; debe suceder, y solo lo hace como la consecuencia no intencionada de nuestra dedicación personal a una causa mayor que uno mismo”.

b) Innovación. En una economía global densamente conectada, los productos y estrategias que tienen éxito se copian al instante. Sin una innovación permanente, el éxito es efímero…. Ni siquiera una de cada cien compañías ha hecho de la innovación la tarea cotidiana de todos y cada uno de sus miembros… la innovación es la única estrategia para crear valor en el largo plazo.
La mayoría de las compañías no pueden permitirse el lujo de centrarse exclusivamente en la innovación. Tienen que innovar al tiempo que troquelan millones de dispositivos o procesan millones de transacciones. Aun así, hay mucho que aprender… aunque es posible que su compañía nunca llegue a ser un paraíso de los innovadores, de todos modos debería ser capaz de tejer algunos de los principios de la innovación de IDEO en el diseño de su próxima reunión de personal:
1. Estimular las ideas audaces
2. Construir sobre las ideas de los demás
3. Permanecer centrado en el tema tratado
4. Una conversación a la vez
5. Ser visual
6. Buscar la cantidad
7. Posponer el juicio

c) Adaptabilidad. A medida que el cambio se acelera, también debe hacerlo el ritmo de la renovación estratégica... en la mayoría de las organizaciones ay muchas cosas que perpetuán el pasado y muy pocas que estimulan un cambio proactivo… en un mundo donde los líderes de la industria pueden convertirse en rezagados de la noche a la mañana, la única manera de sostener el éxito es reinventarlo.
… una compañía adaptable será más proactiva a responder a las necesidades emergentes del cliente y tomara la delantera al redefinir las expectativas de éste de maneras positivas. El resultado: niveles más altos de fidelidad del cliente y mejores márgenes de ganancia.
Crear organizaciones que son tan resilientes como eficientes puede ser el tema de negocio fundamental en nuestro tiempo.

“Campeones de la libertad… deberíais apresuraros a invocar la ayuda de la religión, porque debéis saber que sin moral la libertad no puede reinar.”

d) Pasión. La innovación y la voluntad de cambio son productos de la pasión. Ambos son los frutos de un justo descontento del statu quo… hoy los clientes esperan aquello que es excepcional, pero son muy pocas las organizaciones capaces de ofrecerlo. El problema no reside en la falta de competencia, sino en la falta de ardor. En los negocios, como en la vida, la pasión es lo que establece la diferencia entre “insípido” e “inspirado”. Con los beneficios de la mediocridad en vertiginoso declive, la pasión…
No importa demasiado dónde se sitúa su compañía en su ecosistema industrial ni cómo de integrada está en sentido vertical u horizontal. Lo que importa es su “cuota de valor percibida por el cliente” relativa y el coste de producir ese valor. Cuanto mayor sea nuestra cuota de diferenciación, mayor será nuestro poder de negociación con socios de negocios, y por tanto, nuestros beneficios.
¿Qué tiene que ver todo esto con el compromiso?... en un mundo donde los clientes se despiertan cada mañana preguntando qué es nuevo, qué es diferente y qué es sorprendente, el éxito depende de la capacidad de una compañía para liberar la iniciativa, la imaginación y la pasión de los empleados a todos los niveles, y esto sólo puede darse si todas esas personas están conectadas en cuerpo y alma a su trabajo, su compañía y su misión.
Una jerarquía de las capacidades humanas en el trabajo
Nivel 6. Pasión
Nivel 5. Creatividad
Nivel 4. Iniciativa
Nivel 3. Experiencia
Nivel 2. Diligencia
Nivel 1. Obediencia

si queremos mejorar el nivel de compromiso, debemos empezar por reconocer que si los empleados no se encuentran animados, apasionados y entusiasmados no es porque el trabajo sea malo. Es porque la dirección falla.
La confianza no es simplemente una cuestión de honestidad; es también una cuestión de concordia y buena voluntad: confiamos en aquellos que quieren lo mejor para nosotros y desconfiamos de quienes parecen hacer oídos sordos a nuestras preocupaciones. El engaño y la negligencia pueden socavar una relación, pero también puede hacerlo una lenta erosión de la afinidad y el acuerdo.
Cada uno de nosotros quiere encontrar y seguir su pasión. Tal vez eso sea especialmente cierto para la generación F, pero es probable que sea verdad también para usted. A pesar de sus inconvenientes, estamos enamorados de la web porque es un multiplicador de la pasión, podemos moldearla según nuestros intereses, buscar inspiración en sus inmensos dominios y utilizarla para reclutar colaboradores.
La web sintetiza nuestras pasiones porque online
Nadie puede eliminar nuestra idea.
Todos pueden echar una mano.
Cualquiera puede dirigir.
Nadie puede ordenar.
Puedes elegir tu causa.
Puedes construir fácilmente encima de lo que otros han hecho.
No tienes que soportar a matones y déspotas.
Los agitadores no son marginados.
La excelencia triunfa habitualmente (y la mediocridad no).
Las políticas que matan la pasión son abolidas.
Las grandes contribuciones se reconocen y celebran.
Ahora pregúntese: ¿cuántas de estas cosas se pueden decir en su organización? No las suficientes, puedo garantizarlo…

e) Ideología. ¿Por qué nuestras organizaciones parecen menos adaptables, innovadoras, animadas y nobles que la gente que trabaja en ellas? ¿qué es lo que dilapida todo ese potencial humano?... una ideología de gestión que endiosa el control… es la preocupación principal de la mayoría de los gestores y sistemas de gestión… hoy lo que crea valor es el producto inesperadamente brillante, la campaña mediática maravillosamente insólita y la experiencia absolutamente novedosa del cliente… podemos resignarnos al hecho de que nuestras organizaciones nunca serán más adaptables, innovadoras o inspiradoras de lo que son hoy, o bien podemos buscar una alternativa al credo del control. No es suficiente contar con mejores procesos y modelos de negocio: necesitamos mejores principios de negocio
Para construir una nueva realidad organizacional necesitamos una agenda atrevida y centrada en la innovación de la gestión…

“(En una burocracia) el rendimiento de cada individuo es medido matemáticamente, cada hombre se convierte en un pequeño engranaje de la maquinaria y, consciente de ello, su única preocupación es si puede convertirse en un engranaje más grande (…)
(La) gran pregunta, por lo tanto, no es cómo podemos promover y activar (la burocracia), sino qué es lo que podemos oponer a esta maquinaria para mantener una parte de la humanidad libre de esta división del alma.”


LO QUE AHORA IMPORTA
Gary Hamel
DEUSTO

Link de interes
Tráiler LO QUE AHORA IMPORTA
EL FUTURO DEL MANAGEMENT

“Lo que sabemos es una gota de agua;
lo que ignoramos es el océano.”

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario en la entrada