martes, 15 de marzo de 2016

Iniciadores de negocios: Orientaciones clave para emprendedores jóvenes

Estimad@s amig@s

Sinopsis
Este libro inspirador, dirigido principalmente a jóvenes que deseen emprender un negocio, empieza dejando clara la diferencia entre un empresario, un negociante y un directivo. Tres papeles muy distintos en un mismo entorno.
El objetivo de la obra es acercar al lector a la aventura de crear un negocio con toda naturalidad. Se lee con facilidad y es amena. El lenguaje es simple y directo, sin planteamientos teóricos. El autor recurre en la mayor parte de los capítulos a un estilo novelado, con personajes ficticios. Estos personajes mantienen diálogos, intercambian opiniones y descubren cosas a medida que se plantean los problemas en el desarrollo del proyecto empresarial que ha iniciado el protagonista principal. A lo largo de la obra se van dando soluciones a los problemas de creación, organización y gestión del proyecto empresarial puesto como ejemplo.
El autor defiende la importancia de la intuición y del modo de crear un equipo con los colaboradores, y del entusiasmo y de cómo hacer las cosas en las que se cree. También explica el valor que en este proceso tiene el saber decir no a un gran proyecto, a cambio de no perder el objetivo principal. Todo ello a través experiencias reales con nombres y lugares simulados.
Se trata de un libro entretenido y fácil de leer que ayuda a reflexionar y también a encontrar respuestas. No es dogmático ni encasillado, ni reduce la vida de un empresario a un plan de negocio. Es inspirador, aleccionador y enseña a relativizar el éxito.

“La meta no existe.
Sólo existe el camino, así que disfruta de él.”
Julián Gutiérrez Conde

Ha veces hay que cambiar-innovar en los formatos que trasmitimos-inspiramos a los nuevos emprendedores

Iniciadores de negocios es un ejemplo de cómo incidir en los mensajes emprendedores a los jóvenes, en un formato novelado.

“El más desinteresado suele ser el consejero más útil.”
Julián Gutiérrez Conde

Un directivo puede ser un magnifico administrador y sin embargo no disponer de las habilidades que requiere un negociante o un empresario. Y exactamente todo lo contrario. Una persona capaz de iniciar nuevos negocios no tiene por qué ser un buen administrador…

… si quieres vivir de tu propio negocio, tienes que tener las ideas muy claras, muy concretas, muy desprovistas de paja, y han de generarte mucha convicción. Tu intuición te será un aliado fundamental.

Ser directivo no significa estar dotado para ser emprendedor de negocios.

En una buena organización de hoy puede estar una gran parte del beneficio de mañana. Y la desorganización es la puerta que aboca a muchos fracasos.

Cuando dialogues con tu sombra, no esperes que te dé respuestas concretas. Simplemente déjala que sopese y digiera. Acabará dándote las claves fundamentales.

El compromiso y el entusiasmo no se compran con dinero

¿Cómo vas a saber el valor que pueden ofrecerte tus colaboradores si no les das la oportunidad de demostrarlo?

“Cometí un error siempre que caminé en la dirección donde realmente no sentía las cosas.”
Julián Gutiérrez Conde



“No podemos caer en la rutina. Si dejamos de crecer mental y artísticamente, comenzamos a morir.”
Walt

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario