jueves, 24 de marzo de 2016

El poder en la empresa

Estimad@s amig@s

Sinopsis
En las empresas de negocios el poder más pleno, el poder que resulta más decisivo para el futuro de la organización y, por tanto, para el futuro de las personas que la forman, se ejerce en su proceso de gobierno y dirección. En El poder en la empresa, el profesor Gallo pretende ayudar a comprender mejor la concepción y el ejercicio del poder en la empresa, en sus órganos de gobierno y dirección, y por los hombres y mujeres que en ella trabajan; asimismo, tiene el deseo de contribuir a la mejora de unos y otros en su ejercicio.
El profesor Gallo plantea diversas cuestiones esenciales del ejercicio del poder en la empresa:
• La exigencia de una finalidad adecuada para un correcto ejercicio del poder.
• La escasez del poder más pleno en la empresa.
• La incidencia de las preferencias personales en el ejercicio del poder.
• Los límites voluntarios del poder y la relevancia de la colegialidad en el gobierno de la empresa.
• La necesidad de la educación para el ejercicio del poder.

“Las sociedades no necesitan ideologías para progresar, sino experiencia, sentido común y honradez: sabiduría para gobernar a las personas y experiencia para gobernar las cosas.”
Lorda

Introducción
Para ejercer bien el poder hay que aprender a ejercerlo, es necesario desarrollar cualidades innatas que se han recibido con el temperamento y adquirir otras que conformaran el carácter del buen gobernante.

En la empresa se vive viendo cómo ejercen otras personas y ejerciéndolo… con diferentes niveles de autonomía… las mejores escuelas para aprender son las propias empresas, y a éstas hay que animarlas a que lo hagan.

“Gobernar una comunidad de personas es encontrar el sitio actual y futuro más adecuado para cada uno de ellas...

Leer, estudiar, repensar, meditar, etc.,  son hábitos que los directivos debemos de profesar a diario. Unos por pereza,  otros por falta de tiempo, costumbre, etc., no los practicamos con la debida asiduidad.

Reconozco que me gusta leer sobre política de empresa, a pesar de ser un campo “áspero”. Me acostumbré a hacerlo mientras curse un programa en San Telmo.

A partir de mi paso por el instituto de vez en cuando procuro hacerme con algunos libros sobre esta disciplina. Si no consigues que te calen sus mensajes, no te gustaran-sacaras provecho de sus enseñanzas.

Te invito a que periódicamente profundices en este campo. Como directivo, el conocer la política de empresa y su aplicación es muy necesario, no solamente para tu desarrollo profesional individual. Una de tus misiones como gestor, es el desarrollo de los siguientes cuadros directivos de tu organización.  También a nivel personal este tipo de lecturas te ayudaran a crecer y a mejorar.

“Lo importante en un último término no es ganar dinero y poder, lo que importa es hacer algo valioso y de sí mismo una persona recta.”
Guardini

En la empresa, la organización real, la formada por la formal y por la informal, tiene que moverse, tiene que actuar para la implantación de la estrategia, y lo hace por medio del ejercicio del poder en cada uno de los niveles en los que este se ejerce… la potestas es delegable a niveles inferiores de responsabilidad, pero en la auctoritas no es posible la delegación.

… La potestas se recibe en herencia cuando se hereda la propiedad, o se alcanza por compra, pero la auctoritas no se hereda, ni se puede comprar, se tiene que lograr con el esfuerzo personal.

… para llevar a cabo un buen ejercicio de poder en la empresa se precisa de:
·         Unos accionistas que estén lo mejor preparados posible para gobernar en la junta general…
·         Un acertado reglamento de funciones y normas…
·         Un consejo de administración… que trabaje como un equipo de alto rendimiento…
·         La distinción entre las decisiones de gobierno y de dirección.
·         … acertada formulación de los puestos de trabajo…

… ejercer bien el poder es conseguir que todas las personas que componen la organización incremente su nivel de auctoritas, para saber bien lo que tienen que hacer, y querer hacerlo coordinándose acertadamente con sus superiores, pares e inferiores.

“Si por moderar se entiende simplemente no ejercitar algo de manera plena, la pregunta es ¿por qué? ¿Qué razón podría justificar eso?”
Alvira



Link de interes

Los hábitos buenos de gobierno, las virtudes naturales, “se inscriben en el carácter, no en el temperamento. Mientras que el carácter se moldea o se fragua a lo largo del curso de la vida y supone la libertad, el temperamento es cosa innata
Millán-Puelles

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario