lunes, 3 de diciembre de 2018

Confesiones


Estimad@s amig@s

Sinopsis
En Ante todo no hagas daño, Henry Marsh conmovió a lectores de todo el mundo con su relato en primera persona sobre una de las especialidades médicas más difíciles y menos conocidas: la neurocirugía. El eminente neurocirujano inglés, en un inusitado alarde de valentía y honestidad intelectual, reveló lo mejor y lo peor de una profesión que le ha deparado muchos momentos maravillosos, aunque también experiencias demoledoras.
Confesiones, su segundo libro, es tan apasionante como el anterior. En él, Henry Marsh, recién jubilado después de haber ejercido su profesión durante más de tres décadas en un hospital público de Londres, comparte recuerdos y reflexiones sobre sus años de estudiante, sobre las experiencias que lo marcaron en sus primeros pasos como cirujano o sobre su trabajo desinteresado en Nepal y Ucrania, realizado en unas condiciones especialmente difíciles.
El autor desgrana un episodio tras otro y apuntala el examen sincero de una profesión en la que hay más probabilidades que certezas, y en la que el empeño por prolongar la vida a toda costa a menudo va acompañado de un coste trágico para los pacientes y sus familias.
A medida que se acerca el final de su carrera, este neurocirujano humanista descubre nuevas razones para dotar de sentido su vida. Su visión de la realidad, rigurosa pero afable, es un bálsamo en un ámbito, el de la medicina y la sanidad pública, cada día más impersonal e hipertecnificado, y nos ayuda a centrar la atención en lo que verdaderamente importa.
La voz íntima y reveladora de Henry Marsh no se parece a ninguna otra y confesiones es también un libro imprescindible.

«Ni el sol ni la muerte
pueden mirarse fijamente»
François de la Rochefoucauld

Segundas partes no siempre fueron buenas, y más aún si con la primera has dejado mucho poso intelectual, has provocado reflexiones y has “desnudadotu alma.

Henry Marsh sigue destripando su profesión es esta segunda parte de su biografía, hospitales por los que pasó, quirófanos, operaciones, pacientes, familiares, su vida personal, relación con sus colegas, experiencias en otros países, incluso su retirada como neurocirujano.
Confesiones siendo un buen libro que lo es, quizás no esté a la altura del primero o de las expectativas tan altas que yo tenía en él.

Es una obra que te hace pensar y reflexionar sobre la vida, tu desempeño, las personas que has tenido en tus manos, el cómo gestionar de manera aséptica «La empatía no es algo que tengamos que aprender, sino algo que debemos desaprender» el decir a un paciente la realidad sobre su posibilidades de salvarse o morir.

Siempre se pueden extraer enseñanzas de todo aquello que leemos, sólo hay que querer hacerlo…


«En lo que dependa de nosotros,
hay que tener siempre las botas calzadas
y estar dispuestos a partir»
Michel de Montaigne

(…) todos llevamos un cementerio dentro, con las lápidas de los pacientes que han sufrido daño en nuestras manos[i]. Todos tenemos secretos de culpa y los silenciamos mediante el autoengaño y una fe exagerada en nosotros mismos.

Confió en haber aprendido, con los años, a observar y dejar de juzgar. Quiero ser útil, no ponerme a criticar. Además muchas veces no entiendo lo que veo o lo que me cuentan, o lo malinterpreto, así que prefiero no fiarme de mí mismo.

(…) como hace cualquier buen médico, adaptaba mi actitud según con quién estuviera hablando: bromista, grave, consolador o autoritario (…)

(…) uno aprende mediante la práctica, más que a través de los conocimientos.

Es difícil hablarle de la muerte a un paciente moribundo, lleva su tiempo (…) sé que le fallé a aquel hombre y que fui un cobarde.

«La medicina es la ciencia de la incertidumbre
y el arte de la posibilidad»
Sir William Osler


Link de interés

«La empatía no es algo que tengamos que aprender,
sino algo que debemos desaprender»

Henry Marsh

Recibid un cordial saludo


[i] René Leriche (cirujano Francés)
Publicar un comentario