miércoles, 11 de agosto de 2010

EL CAMINO DE LA TRANSFORMACIÓN


Estimados amig@s:

“La verdadera catástrofe es interpretar la vida como tal. No hay mas desgracia que pensar que estamos frente a una desgracia.”
Luigi Giussani

Prologo:
Dirigir una empresa es, en esencia, tener la capacidad de hacer que un conjunto de personas movilicen lo mejor de sí mismos hacia un fin común: tener un retorno de la inversión para el accionista y un medio de vida sostenible en el tiempo para sus empleados…

Dirigir personas o empresas, no es entrenar equipos de baloncesto o de rugby, ni nos reduce a ratones que buscan queso. Es una actividad mucho más seria y trascendente: hablamos del empleo de muchas personas y de la responsabilidad ética que ello implica

La palabra líder nos sugiere atributos de fuerza, dirección, visión, valentía, justicia, empatía personal… Es una palabra con connotaciones militares, casi guerreras, que el mantra de la pseuodociencia de la gestión empresarial ha hecho suya. No hay ningún contexto en la que se utilice más habitualmente, quizás como una fórmula mágica para conjurar algo tan inasible como la dirección de las personas. Pero, en realidad, ¿nos enfrentamos en nuestras empresas con un Waterloo para necesitar ese perfil humano? ¿Dirigir una empresa es algo similar a liderar la India hacia su independencia? ¿Los empresarios, como conductores de personas, son los nuevos Aquiles hacia la conquista de qué?...
… nos habla de la ética del trabajo, más allá incluso del rol del directivo: nos habla a todos los que trabajamos con otras personas en ese proyecto común que es la empresa. El liderazgo empresarial, aplicado con sentido común y con verdadera efectividad, comienza desde una posición de servicio a los demás, de beneficio a la comunidad de los que contribuyen en la empresa…”

“Aquel que conquista a los demás es fuerte,
el que conquista a sí mismo es poderoso.”

Lao-Tsé

Introducción:

“Transformarse nos hace crecer, requiere de un maestro que nos indique el camino, que nos ayude a superar las dificultades y los obstáculos externos e internos que bloquean nuestro desarrollo. Que nos haga enfrentarnos a nuestros miedos, que nos muestre nuestros fantasmas, que ponga un primer plano lo que no queremos ver o enfrentar, que nos apunte nuestras fortalezas y, por tanto, nuestros puntos de apoyo en el ascenso personal que toda transformación supone.”

“El maestro aparece cuando el alumno está preparado.”
Viejo proverbio


El camino de la transformación de Inmaculada Cerejido aborda el camino hacia el liderazgo de servicio de un directivo, en este caso utiliza a Andrés Cuenca y a su coach Marina Mejía.
Está narrado en un ritmo ágil, que facilita meternos en los personajes y buscar nuestros propios campos de mejora a la vez que la de nuestro equipo humano.

Ser líder es un arte que se conquista cada día, desde la corrección de nuestros propios errores, lo importante no es no equivocarse sino saber recuperarse del error lo más rápido y eficazmente posible. Sin culpar, sin poner excusas.

El camino hacia la transformación de un directivo ha de pasar por cuatro tránsitos:
.- Del egocentrismo al servicio
.- Del egoísmo a la generosidad
.- Del miedo a la confianza
.- De la seducción a la conquista

Cada persona aborda un camino diferente en función de sus circunstancias, de sus tiempos, de su personalidad, pero el objetivo es el mismo para todos. Es llegar a la última casilla, al paraíso, al lugar donde las personas se sienten plenas y satisfechas con su propia vida y con la contribución que son capaces de hacer para hacer mejor todo cuanto les rodea.

En la última casilla esta el Servicio, la Generosidad, la Confianza y la capacidad para ver los caminos que nos llevan a las mejores Conquistas. Estas son las cuatro madres del liderazgo de éxito para el que dirige, para el que es dirigido, para la organización que los contiene y para la sociedad en la que se ubican.”

“Liderar es liberar. Es influir para que todos de lo mejor de sí mismos a través del espíritu de servicio, la humildad y el respeto.”
Juan Carlos Cubeiro


EL CAMINO DE LA TRANSFORMACIÓN
Inmaculada Cerejido
LID editorial


Agosto, 11

“Cuando tenemos talento,
nuestro enemigo es el exceso de confianza o la actitud arrogante.”
Inmaculada Cerejido


Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario