viernes, 28 de octubre de 2011

LAS CUATRO VIDAS DE STEVE JOBS (1955-2011)

Estimad@s amig@s

“Muy pocos son los casos de personas que son capaces de tener el impacto que tuvo Steve, en nuestro mundo como en el que generaciones futuras. Los que tuvimos la suerte de trabajar con él, lo sentimos como un grandísimo honor Lo echaré muchisimo de menos.”

Sinopsis
Steve Jobs se merece una obra completa que abarque toda su vida, una obra objetiva escrita desde la independencia de un autor con gran experiencia como biógrafo de personajes destacados del mundo de la informática y de la música.
Las cuatro vidas de Steve Jobs refleja las cuatro facetas desarrolladas a lo largo de su vida: el joven indeciso que no sabe qué hacer con su vida, el fundador de Apple, el hijo pródigo propietario de Pixar y su regreso triunfal a la marca de la manzana con el lanzamiento del iPod, el iPhone y el iPad

“Desde los primeros días de Google, Larry y yo sabemos que cada vez que necesitamos inspiración de la visión y el liderazgo, no necesitamos mirar más lejos de Cupertino.”

Desde el fatídico cuatro de octubre de 2.011 muchas personas no dejan de publicar su pequeño homenaje al genio del diseño, la tecnología, la informática, el visionario, o como cada uno queráis calificar a Steve Jobs
Persona tremendamente rara, incluso cuando lees su biografía te das cuenta el contrasentido de algunos de sus pensamientos. No amo al capitalismo pero soy multimillonario. No quiero la medicina tradicional, pero me estoy muriendo de cáncer y un año después de detectarme la enfermedad me doy cuenta que los tratamientos de medicina alternativa no funcionan.
Me gustaría recordarlo como lo que es y será para mí un gran genio, y como tal, tiene sus cosas buenas y malas…

Las cuatro vidas de Steve Jobs es un libro, con buen hilo conductor, ágil de leer y que desgrana bien los cuatro pilares en los que residió la vida de Steve Jobs.

PRIMERA VIDA: LA BÚSQUEDA
«Su primera vida fue accidentada y conmovedora, en una búsqueda a la vez idealista y atormentada del camino a seguir. Una juventud en la que sentía que no encajaba, como tantos otros jóvenes de su época. Eran los vibrantes años sesenta... Jobs no se comportó como mero espectador, pero tampoco se dejó llevar y mantuvo intactas sus ambiciones. De hecho, saboreó su propio paraíso artificial en los libros. La electrónica se convirtió en su única droga.
En la universidad, se rindió ante una nueva pasión no menos sensual y exclusiva: la búsqueda de la iluminación espiritual».

SEGUNDA VIDA: LA GLORIA
«En 1977 experimentó una metamorfosis asombrosa. Encontrar su camino le ayudó a liberar una energía inesperada. Trabajó duro para crear Apple, lanzar el Apple II y, más tarde el Macintosh. Comenzó su segunda vida, cuyo ascenso caótico le llevaría hasta el mismo firmamento donde, de tanto acercarse al sol, terminó quemándose las alas. Todo sucedía quizá demasiado deprisa. Junto a Wozniak, su amigo de la infancia y paladín absoluto de la tecnología, fabricó su primer ordenador y juntos se pusieron a trabajar en su primera obra maestra, el Apple II.
Durante una visita a los laboratorios de investigación de Xerox, vió la luz y, en una fracción de segundo, imaginó un futuro en el que arte e informática convivían y se reforzaban mutuamente: el ordenador desde la perspectiva de la estética. Su nuevo objetivo tuvo dimensiones globales: ¡el Macintosh cambiaría el mundo! Ni más ni menos. Nacía la era Macintosh.
Sin embargo, nada más descubrir su grial y alcanzar la gloria, el suelo se hundió bajo sus pies. Y la traición fue especialmente dolorosa porque quien la orquestó fue John Sculley, a quien él mismo había contratado para que tomase las riendas de Apple.
Cual Don Quijote, se enfrentó a los molinos y luchó para salvar a una Jerusalén ya liberada.
Fundó NeXT, un proyecto aún más ambicioso que el anterior, una pirámide que tendría que abandonar a su suerte bajo el sol del desierto. Intentó remontar el vuelo, pero sus deseos de venganza nublaban su visión de la realidad.»

TERCERA VIDA: LA ODISEA
«A principios de 1993 se sumió en un estado de desolación al contemplar cómo sus sueños se hacían pedazos. Un insoportable día de febrero, los bienes de NeXT eran saldados para pagar a los acreedores. Por un momento, temió quedarse anclado para siempre en un pasado de gloria.
Y justo cuando ciertos cronistas malintencionados empezaban a afilar sus lápices para dibujar su obituario, el viento cambió para una salvación en el último minuto. Una de sus pasiones secundarias, la animación en tres dimensiones por ordenador, propició un viaje tumultuoso por océanos desconocidos de los que Jobs emergía como un nuevo Colón, arribando a tierras desconocidas y tomando posesión de ese Nuevo Mundo. La resurrección surgió donde nadie lo esperaba y el triunfo de Pixar le devolvió al centro de todos los focos.
Toy Story le salvó la vida.
El giro de los acontecimientos le colocó en un lugar privilegiado hasta que, ironías de la historia, le toco acudir al rescate de Apple. Una gélida mañana de enero de 1997, con el corazón en un puño, Jobs regresó a las oficinas de Apple, su antiguo reino, una década después de haber sido desterrado. La nostalgia y el recuerdo de su epopeya personal se apoderaron de él. El rencor casi había conseguido que olvidase su amor por Apple».

CUARTA VIDA: LA CUMBRE
«Los brillantes años que habrían de venir estuvieron salpicados por estrellas fugaces que, aun así, supieron hacerse (y hacerle) un hueco en la historia de la humanidad: iMac, iPod, iPhone, iPad… Steve Jobs vivió de forma trepidante, cambiando nuestra manera de entender la tecnología. La misma semana en la que se rumoreaba que Apple presentaría la esperada quinta generación del iPhone, y que al final fue una reingeniería del iPhone 4 bajo el nombre de iPhone 4S, Steve Jobs fallecía y dejaba huérfano al mundo de su talento. Sólo el impacto mediático de la noticia sirve para explicar quién fue y qué significó el hombre que supo ver el futuro antes que el resto».

Disfruta de su lectura

“Jobs fue un gran hombre capaz de logros increíbles con una brillantez sorprendente. Siempre parecía ser capaz de decir en pocas palabras lo que realmente deberías haber pensado antes de que lo pensaras.”


LAS CUATRO VIDAS DE STEVE JOBS
Daniel Ichbiah
LID editorial

Link de interes
En la cabeza de Steve Jobs

Invitación
XXVII edición The Monday Reading Club

“Inspiro a millones de personas cambió nuestras vidas y redefinio la cultura. Steve siempre fue original, con una mente concienzudamente creativa e imaginativa que definió una era. Pese a todo lo que consiguió, siempre sentía como si acabase de empezar de nuevo.”
Bob Iger

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario en la entrada