domingo, 30 de octubre de 2011

LA POLÍTICA VIGILADA la comunicación política en la era de wikileaks

Estimad@s amig@s

“Cualquier poder tiende a ir hasta el límite de su poder.
¡Ha llegado la hora de la vigilancia!”

Sinopsis
En una sociedad decepcionada, crítica y muy informada, la política democrática está cada vez más vigilada por los ciudadanos. Se está produciendo un cambio radical en la comprensión y aceptación de una determinada praxis en la gestión política e institucional.

“Escribimos para cambiar el mundo (…)
El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alternar, aunque solo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces, podemos cambiarlo.”

Prólogo
El desconcierto de Leviatán
… El poder político ha sido muchas veces excesivo., arbitrario e incluso despótico, pero ahora se estrena en una situación de debilidad y desconcierto a la que no estaba acostumbrado.
¿Estamos a las puertas de una radicalización democrática o en la antesala de nuevos populismos? ¿Debemos esperar de las redes sociales la utopía de un mundo sin autoridad o haríamos mejor en entender y protegernos frente a las nuevas distribuciones del poder?...
Ahora que parecen haberse puesto de moda los escritos que exhortan a otros a hacer algo en política –a indignarse o comprometerse– yo propondría –pese a que casi nunca he sabido lo que deben hacer los demás– un eslogan alternativo: ¡Comprended! Tomo la palabra comprensión en el doble sentido de, por un lado, hacerse cargo de la complejidad del mundo y las constricciones que nos impone nuestra condición política y, por otro lado, ser comprensivo con estas dificultades. Toda crítica que no parta de ambas actitudes –respeto a la dificultad de la política y benevolencia hacia los que se dedican a ella– no será todo lo radical que podría ser para impugnar con buenas razones sus evidentes deficiencias.

“El primer gesto revolucionario es decir las cosas
por su nombre.”
Rosa Luxemburgo

Introducción
La transparencia es una de las consecuencias políticas del incremento de la madurez democrática de nuestras sociedades y de una renovada demanda moral y actitudinal que se le exige a la política en el cumplimiento de sus obligaciones y en el desarrollo de sus funciones. Y también, un antídoto (o, al menos, una seria prevención) para las oscuras prácticas que rozan o cruzan la legalidad, llegando a vulnerarla.
Hay un ánimo fiscalizador por parte de la ciudadanía hacia la gestión política (dónde van mis impuestos, cuánto se gasta, quién, etc.) que se traduce en una eclosión de iniciativas cívicas que, aprovechando los márgenes y las grietas de la información pública, analizan, documentan y relacionan con un espíritu crítico, en algunos casos, impaciente e insaciable. Hay nuevas oportunidades para la vigilancia: cocreación cívica, apps políticas, datos abiertos, experiencias de participación ciudadana… Todo evoluciona muy rápido, y cada vez con mayor aceptación y participación.
@antonigr

“La ética solo florece en un mundo en el que
cada cual se siente éticamente responsable.”

La red nos lleva hacia un nuevo paradigma: cada uno de nosotros es un nodo de identidad (política, de intereses, culturas, actividades y activismo…)…

Coincido con unas palabras de: Joichi Ito “El voto es una manera muy pobre de saber lo que la gente quiere…”, tenemos que exigir a nuestra clase política, transparencia, tanto en los canales offline como los online. De nada sirve que en plena campaña electoral tanto Rubalcaba como Rajoy tengan todos los canales sociales abiertos, si a los pocos dias de acabar las elecciones, van a dejar de estar activos.
Solamente te interesa de mi, mi voto, no quieres nada más. No sabes cómo pienso, mis problemas no te importan, las redes sociales te dan miedo, de trasparencia solo se habla en campaña electoral y para pedírsela al contrario, gobiernas para aprobar cuatro años más, que no nos fidelizas, es igual, pones la máquina electoral a trabajar y a buscar nuevos votantes.

Querido político, estés donde estés léete la política vigilada, y quizás, después de interiorizar algunos de los mensajes que el amigo Antoni Gutiérrez-Rubí nos deja entenderás por que no nos representáis

“Lo que importa no es llegar solo ni pronto,
sino llegar con todos y a tiempo.”

Wikileaks no ha conseguido, directamente, lo que tan pretenciosamente anunciaba en Twitter: “en los próximos meses veremos un nuevo mundo, en el que la historia global quedara redefinida.” Una advertencia egocéntrica y narcisista, que refleja más la imagen de su fundador que el resultado causal de su acción…
La política será vigilada, observada, escrutada…, porque ya se puede, como nunca antes en la historia se ha podido. La tecnología social y la realidad digital de nuestra sociedad, con su naturaleza altamente porosa y permeable, están obrando cambio profundos…
“Internet representa el poder de los sin poder.”

Son nadie y todos; son pocos y muchos; lo quieren todo y ahora. Es un choque de estilos, de mentalidades, de cultura. No tienen líderes que les representen. Pero todos están emancipándose.

… La vigilancia política se produce por encargo, oportunidad o casualidad. Y puede alimentarse por errores propios, por falta de pulcritud, rigor o contención. La política paparazzi es una banalización mercantilizada de nuestra sociedad, pero las fotografías que denuncian, cuestionan o juzgan van a ser una constante en la nueva era digital.
El videoactivismo (activistas, manifestantes con cámaras móviles en la mano, con smartphones) se ha convertido en una poderosa arma de defensa y de denuncia.
En YouTube el primetime no es a las diez de la noche, sino que el primetime es “all-the-time” (todo el dia, todo el tiempo)…
Jaime Pelegrí
La Generación YouTube, la que al buscar información busca imágenes, está cambiando la manera de comprender el dato, el conocimiento. Y, en consecuencia, la política…
La política y la policía serán filmadas, fotografiadas, geolocalizada. Se acabo el anonimato
La política ha perdido el privilegio de la acción política. Y también el del respeto ciudadano. Hay algo de saña y castigo en algunas manifestaciones críticas hacia la gestión pública de los recursos y las instituciones políticas. Los ciudadanos canalizan su malestar con una mirada hipercrítica, desconfiada y prejuiciosa respecto a sus representantes.

Lo inmediato no tiene mediación, cierto. Pero no por ello significa que sea peor o que deba, siempre, someterse a cautela, prevención o digestión. La ciudadanía digital dispone de suficientes mecanismos de ponderación y de diversidad y pluralidad de fuentes para evitar que lo último se convierta en definitivo… el riesgo definitivo radica en la opacidad de la praxis política e institucional.

“Arregla mi calle” es la versión española de FixMyStreet, pero con menos éxito, debido a la poca difusión. La principal diferencia es a la hora de visualizar los mapas, ya que están hechos en Google Maps, lo que permite ver el problema a través de imágenes de satélite.

La oratoria se convierte en fotografía. Y la fotografía en icono semántico.

…, la mayoría de las campañas de Internet tienden a generar lo que se ha dado en llamar despectivamente slacktivismo, gestos de apoyo que cuesta muy poco hacer (unirse a un grupo, hacer clic en un botón, etc.) pero que no generan efectos prácticos de ningún tipo.
… las herramientas digitales cooperativas y colaborativas ofrecen nuevas oportunidades para ir construyendo pensamiento alternativo más allá de la denuncia o la acción critica.
La nueva comunicación política y la nueva vigilancia ciudadana han encontrado en la creatividad y en la red un nuevo método, barato y eficaz, para darse a conocer de una manera divertida y memorable.
… Con la consolidación de la Internet móvil, se ha abierto un nuevo mundo de oportunidades, al poder enlazar las actividades virtuales personales (correos electrónicos, redes sociales, fotografías, videos) con el envió de SMS y vincularlo con actividades políticas.
En 2008, la estrategia de campaña de Obama se baso en cuatro puntos
1. Crear una campaña exclusiva para teléfono móvil, con su propia pagina web.
2. Aprovechar todos los actos de campaña para conseguir números de teléfonos móviles (con el ZIP Code-código postal correspondiente).
3. Difundir que anunciaría su vicepresidente por un SMS.
4. Aprovechar todos los números de teléfono móvil conseguidos para enviar actualizaciones constantes…
La telefonía móvil y el rápido contacto que permite entre los partidos y los simpatizantes se convierte en una herramienta de eficacia indiscutible en la comunicación política actual, aunque en muchos casos esté todavía infravalorada.

“Ante este horror vacui ¿Cuál es la receta?
En mi opinión, el mundo necesita recuperar los valores de la ilustración, para afrontar el futuro.
Aquellos que creen en el progreso humano, de toda la humanidad, a través de la razón, la educación y la acción colectiva.”

Epílogo
Debemos reeducarnos. La tecnología social nos hace la vida más fácil, extraordinariamente cómoda, pero no puede simplificar nuestro pensamiento y comportamiento a riesgo de clonarnos socialmente. Hay que esforzarse en la pluralidad y en la diversidad, garantes de la libertad. Y no descartemos defender nuestra identidad introduciendo la encriptación, como derecho y servicio, en nuestra navegación digital.

“Todo lo que se ignora,
se desprecia.”


LA POLÍTICA VIGILADA
La comunicación política en la era de Wikileaks
Antoni Gutiérrez-Rubí
EDITORIAL UOC

“La libertad es una bendición por la que vale la pena luchar.”

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario