jueves, 13 de octubre de 2011

VALORES ÉTICOS la posibilidad de lo imposible

Estimad@s amig@s

“Haced lo que digo,
pero no lo que hago.”

Sinopsis
El movimiento 15-M ha servido para estimular un debate social emergente. Es una torre de Babel a la que es difícil exigirle alternativas. Pero la reflexión suscitada debe continuar. Si adolecíamos del problema de una sociedad civil «adormecida» la buena noticia es que hay síntomas de un despertar. De nuestro compromiso depende que ese despertar sea constructivo, responsable, pacífico y no violento, justo y solidario, maduro y no manipulado.
Como creyente que se siente interpelado a evangelizar, creo que hay motivos para apostar por una regeneración ética de nuestra sociedad. Ese es el debate en el que quiero participar, buscando no formar parte del problema sino de la solución. Es a lo que quiero contribuir a través de mis reflexiones y propuestas de este libro.

“Cada concierto es distinto y cada día tienes que conquistar a un nuevo publico.”

Escribir sobre valores y ética no es tarea fácil, si además lo haces de manera amena, de fácil lectura, pero a la vez concibiendo la reflexión del lector y, hablando sobre cómo estamos en la actualidad en estos campos, es aun más difícil.
Alejandro Córdoba pasa revista a todos los campos de aplicación de la ética; familia, escuela, empresa, banca,… dedica una parte del libro también a los indignados y, a la importancia de indignarse.
Bajo mi humilde punto de vista es un libro que aporta una visión actual de la ética, es un texto para todos los públicos, y como ya mencione anteriormente, merece más de una reflexión.

“Las herramientas de gestión que hemos enseñado han servido para hacer mucho bien
y también mucho mal”.

Se creía que el mercado podía funcionar por sí solo y asignar eficientemente los recursos… ni el liberal más estricto es capaz de sostener la defensa ciega de las bondades del mercado, si este no es regulado y supervisado.
Garrigues Walker lo explica en los siguientes términos: “El largo proceso de crecimiento económico acabo produciendo una borrachera económica en la que la razonabilidad y los sentimientos éticos se anegaron. El deseo de acumular riqueza en el plazo más breve posible, y sin esfuerzo o sacrificio alguno, se convirtió en el sentimiento decisivo y prioritario del ser humano. En el proceso de concretar materialmente tal deseo se saltaron todos los límites de la prudencia y la sensatez. Cuando se haga un análisis de los comportamientos de nuestro tiempo nos quedaremos realmente sobrecogidos ante tanta avaricia, ante tanto cinismo y doble moral, ante tanta y tan necia irresponsabilidad”.

Se necesitan grandes dosis de autoridad moral para pedir los sacrificios que toda crisis reclama. Porque poco se puede esperar de quien pide renuncias a los demás si él permanece en una situación de privilegio…

si la corrupción está en las instituciones es porque anida en el corazón de los hombres que las gestionan

Para muchos gestores empresariales la ética es un añadido a las conductas ordinarias pero sin mezclarse con ellos. Algo así como practicar la filantropía para repartir unos beneficios que y han podido obtenerse mediante unos procedimientos ni limpios ni transparentes.
… la ética es considerada como un asunto de “valores personales”, en lugar de considerarse como un conjunto de principios universales o de criterios objetivos. Y por eso mismo suelen mantener la ética al margen de la toma de las decisiones profesionales.
La ética de una organización debe ser algo interno, consustancial a sus fines y su actividad. No es un añadido, ni la guinda del pastel, sino un enfoque transversal que impregna toda la gestión, de forma que todo lo que hace tiene en cuenta las consecuencias de las decisiones.
La ética en el funcionamiento de una organización es lo que permite ganarse la confianza de las personas, los grupos humanos, las instituciones y la sociedad con la que se interrelaciona.

“Si usted solo quiere ganar dinero
su sitio no esta en nuestra universidad.”

… cuando contrate a alguien debe buscar tres cualidades: integridad, inteligencia y energía
Actuar éticamente no siempre es fácil. Pero tampoco es imposible. Porque, como dice San Agustin, “Dios no manda cosas imposibles. Al mandar lo que manda, nos invita a hacer lo que podamos; a pedir lo que no podamos; y nos ayuda para que podamos.”
Queda prohibido:
- Levantarse un día sin saber qué hacer, llorar sin aprender y tener miedo a la vida y sus compromisos.

Lo ético y lo responsable comienza a tomar protagonismo en la vida social, lo que promueve que iniciativas como la banca ética, comiencen a aparecer, aunque sigue habiendo un gran desconocimiento y una gran desconfianza sobre este tipo de iniciativas.
Desde la banca ética se promueven que los proyectos que se financien cumplan con unos baremos de sostenibilidad, de participación y de respeto de los derechos de los trabajadores.

“Los economistas han basado sus teorías en el egoísmo, pero los seres humanos también podemos ser altruistas. ¿Por qué no crear negocios basados en el altruismo, donde los beneficios son para los demás y no para mí?”.


VALORES ÉTICOS
La posibilidad de lo imposible
Alejandro Córdoba
ESIC editorial

Link de interes
¿Hay que ser un cabrón para llegar a director general?
El desarrollo humano integral

“He declarado la guerra al dolor y al sufrimiento y he firmado un compromiso de paz:
contribuir a la unidad entre las naciones y los pueblos.”

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario