domingo, 13 de marzo de 2011

¿HAY QUE SER UN CABRÓN PARA LLEGAR A DIRECTOR GENERAL? Ser o no ser, esa es la cuestión


Estimad@s amig@s

“Las malas personas no pueden presentar telediarios porque no tienen credibilidad.”
Pedro Piqueras

Sinopsis
Ser cabrón es una opción personal
. Quien decide no serlo cree que la productividad de la empresa, el desarrollo profesional de su equipo e incluso la felicidad de las personas que integran sus organizaciones es mayor. Los protagonistas de este libro dirigen compañías con más de 100.000 empleados con honestidad, sinceridad, generosidad e incluso el cariño hacia las personas que trabajan con ellos; pero, quizás estén equivocados, o quizás no.
“La primera señal de decadencia de una industria es que deje de atraer a gente capaz.”
Peter Drucker

Prólogo
… después de 25 años de trabajo profesional creo conocer muy bien el trabajo de un Director General o Presidente Ejecutivo. Por ello, también he aceptado realizar esta introducción ya que me piden que describa a un “personajeque conozco como actor, profesor y asesor desde 1985…
Según los profesores y Lucas y Valero, la empresa es una organización humana al servicio de la sociedad con tres fines:
- Ofrecer productos y servicios útiles y buenos para sus clientes y la sociedad.
- Crear riqueza.
- y tener vocación de continuidad.
… Las empresas están al servicio de la sociedad y por ello, su fin y las decisiones y actuaciones de sus propietarios y directivos deben ser éticas. La política de empresa es un área del saber que está dentro del campo de la Ética y enseña que si el servicio que ofrece una empresa no es moral y bueno para la sociedad. Ésta debe cerrarse
El Director General que no consiga que la empresa que gobierna cree riqueza, debe dimitir y, si no lo hace, perjudica gravemente a la empresa y a la sociedad en general…
… el alto directivo elige el mejor modelo de negocio y la mejor estructura directiva para que la empresa tenga futuro en cada momento…
… La formación y desarrollo profesional es una iniciativa personal que la empresa debe compartir y fomentar ya que no es ético no permitir el desarrollo de las personas que trabajan en una organización.
… Decía Peter Drucker que el futuro no se ve sino se crea y esta en la función de la Alta Dirección de cualquier empresa de Negocio…
El Director General no debe ser un inversor financiero y menos un especulador.
… no existe el Director General ideal. Cada Director General tiene sus capacidades y valores. Las empresas también tienen valores, como las personas y se ha acuñado el término de cultura empresarial para designar a la personalidad de una empresa.
Andrews ya explicaba la importancia de los valores personales y nos decía que la estrategia corporativa era una prolongación de los valores del dirigentelos valores de cada persona es el pilar sobre el que descansa el modelo de dirección de cada dirigente
Como decía Juan Antonio Palacios… el mayor problema viene cuando existen diferencias entre los valores reales del Director General y los valores que declara. Es una situación que se suele dar y tiene un gran impacto negativo en la empresa. Cuando en un directivo… hay divergencias importantes entre sus valores reales y los que declara, las personas de su entorno dudaran de su integridad… El dirigente necesita ser integro para ser un buen directivo… eliminar diferencias entre sus valores reales y los que proclama.
Los valores más importantes para un buen Director General, según el profesor Valero, son la profesionalidad, el respeto a las personas y la prudencia con firmeza
… Ahora es el momento de demostrar que se ha sido un buen Director General con el viento a favor y que también se puede ser en situaciones difíciles…
… En estos momentos es cuando más se necesitan Directores Generales íntegros pero firmes que conozcan muy bien su oficio y estén dispuestos a trabajar por el futuro de la empresa que dirigen.
Antonio García de Castro

“Liderar es un trabajo para tiempos tempestuosos.”
Peter Drucker


Ser o no ser un cabrón, esa es la cuestión…
La decisión esta en nuestra mano. Somos nosotros los que tenemos que decidir si queremos ser unos cabrones, o queremos ser un Director general que se compromete con un proyecto a largo plazo, que asume como suyo, difunde los valores de la organización, crece y hace crecer a las personas que trabajan en la compañía.
Tuve la suerte de trabajar para un Director General cabrón, y digo bien un CEO que era un autentico cabrón, con el equipo humano que componíamos la compañía, para él los resultados eran los del día a día, el largo plazo no existía, la fuga de talento era constante, los valores no constaban, la ética ni estaba presente en las decisiones ni se la esperaba.
Cuando recuerdo mi paso por esta empresa, no concibo como sigue aumentando su facturación. El tránsito de personas con talento era constante, la forma de trabajar chapucera, pero desgraciadamente siguen alimentándose de personas que no tienen más remedio que llevar el pan a su cada todos los dias y están dispuestos a trabajar bajo el brazo opresor de un Director general cabrón.
Doy las gracias de haber conocido a este personaje (del que no quiero recordar su nombre ni el de su empresa), si antes de trabajar bajo su mandato tenía claro que no quería ser, convertirme en un directivo cabrón, este personaje me ayudo aun más a cimentar mis valores para decir “Cabrones no, gracias”.
"Yo siempre me pregunto: ¿me gustaría que uno de mis hijos trabajara a las ordenes de esa persona?"
Peter Drucker
¿Hay que ser un cabrón para llegar a ser Director General? Es un libro que merece ser leído, compartido con nuestro equipo humano, si crees en el largo plazo no solamente como Director General, sino también cómo accionista, proveedor, cliente, trabajador de la empresa y apuestas por el largo plazo, los valores, el compromiso, las personas, etc. No dejes de leer este libro
Agradezco desde aquí al amigo Francisco Alcaide Hernández la recomendación de este libro, ya que sin esta no lo habría leído.
“El propósito de una organización es posibilitar que gente común haga cosas poco comunes.”
Peter Drucker

Domènec Crosas
Director General de Sanitas Residencial

... deberíamos aprender que lo más importante es escuchar bien a tu jefe para entender bien lo que pide…
¿Qué hace falta para ser un buen director general?
… primero, escuchar al accionista y hacer exactamente lo que pide; segundo, ser un buen jefe de personas; tercero, ser horrado (o sea, hacer lo que te han mandado hacer con los medios que te han facilitado); cuarto, procurar ser una persona equilibrada (basta con ser normal); y quinto, ser un trabajador constante, no adicto... sexto… ser inductivo… construir desde las partes un todo. Hacer la película al final, ser capaz de ver el bosque.
… Más allá de ser o no un cabrón, la principal característica que debe tener el Director General “es tenerlos bien puestos”. El cabrón hace como que se traga el marrón y después reparte a discreción.
“El modo más efectivo de administrar el cambio es creándolo.”
Peter Drucker

Miquel Lladó
Asesor y consejero de empresas
… me di cuenta de lo importante que es valorar el trabajo de los demás, aunque lo hagan de una forma fácil y sencilla, no significa ni que sea fácil ni sencillo.
Humildad y respeto al trabajo bien hecho aunque sea rutinario…
Admiro a los que se han ganado el derecho a ser admirados por lo que hacen, a los que se han hecho cosas que permiten el aprendizaje de los demás y que hacen cosas memorables
¿Cuáles son las habilidades principales que hay que tener para ser un buen Director General?
… Tienes que sumar tu propio conocimiento al de los demás. Rodearte de gente competente que sepa de lo que nos sabes. Creo que es fundamental saber captar el talento y trabajar bien con él.
… tener la habilidad de manejar al mismo tiempo la mano derecha (técnica, analítica,-hard skills-) junto a la mano izquierda (saber llevar los temas-soft skills-).
… Las personas que trabajan en la compañía se comportan miméticamente. De ahí el riesgo de ser o comportarse como un cabrón. Si el CEO es un cabrón es muy probable que el equipo tienda a serlo también
… Creo que es mucho más potente crear un entorno en el que cada uno encuentre soluciones a que te las impongan a palo seco. Provocar la reflexión, el pensar.
Hacer pensar a tu equipo te permite dar continuidad a la empresa y dar carrera a quien tiene ganas. Si no pensamos, mal.
… La dirección debe ser diálogo y no un monólogo.
“El universo es como un fuelle: Está vacío, pero es inagotable. Cuanto más se le hace trabajar, mas produce. El exceso de palabra agota la inteligencia. Es mejor aferrarse a lo esencial.”
Lao Tse

Bill Derrenguer
Director General Prisa Brand Solutions
Yo he tenido la suerte de enamorarme de todo lo que he hecho. Es una suerte porque lo que hacemos de corazón lo hacemos excepcionalmente bien.
El éxito es sentirse feliz. Dado que el trabajo es una parte muy importante de la vida al que dedicamos un montón de horas, te tiene que gustar. Si no es un error.
… ¿Cuál es tu misión personal? Porque ¿sabes qué pasa? Que cuando pasen los años las personas que han trabajado contigo en la empresa no me recordarán por haber superado los objetivos en un 10% sino por cómo les trataba o si les ayudé en algo.
¿Qué es ser un cabrón…?
Un Director General cabrón es el que es mala persona… y sinceramente no creo necesario ser mala persona para llegar a ser y ser Director General.
“Trabajamos como el ser,
pero nos servimos del no ser.”
Lao Tse

Ricardo Currás
Presidente de DIA%

Doy la confianza. La doy totalmente pero mantengo un sistema de alertas que me permiten detectar si algo no funciona… y entonces profundizo…
Los Directores Generales que airean los marrones son los más cabrones. Pasan de resolver problemas y se dedican a salvar el tipo sin aportar. Son listos y cabrones. Se preocupan muy mucho de que no les salpiquen nunca las malas decisiones, ni las de sus jefes ni las de sus colaboradores más directos. Se dedican a esquivar los “marrones”.
El peor es sin duda el cabrón-cabrón porque acabará hundiendo la empresa. En cambio el cabrón listo se da en muchas empresas de éxito… El Director General… debe ser un inspirador. Debe ser capaz de valorar y al mismo tiempo de priorizar las iniciativas de las personas que trabajan con el…
¿Qué es un cabrón…?
Fundamentalmente es alguien que considera a las personas que trabajan en la compañía como meros instrumentos… Únicamente tiene en la cabeza el organigrama. La utilidad del empleado. Si no sirve para lo que se pretende, fuera…
una buena persona reúne dos características esenciales: es respetuoso y tiene empatía. No creo posible ser buena persona y ser irrespetuoso con los demás. Y el respeto está directamente relacionado con la empatía.
Ser o no cabrón va ligado a la necesidad de conseguir objetivos.
El ser cabrón es un estilo de dirección
“El que sabe no habla; El que habla no sabe.”
Lao Tse

Benito Vázquez
Consejero delegado de Everis

Entender a los demás te ayuda a desarrollar habilidades para poder influir en las personas.
¿Qué es un cabrón…?
Un cabrón es el que no respeta a los demás, el que no tiene en consideración a los demás.
… El cabrón es el que no respeta a su gente y no es capaz de ponerse en la piel de los demás...
… Los Directores Generales más cabrones serían los que no solo no respetan a su gente sino que hacen un uso abusivo de su puesto de trabajo generando miedo
… el Director general cabrón lleva la empresa a la mediocridad.
La empresa que dirige un Director General no cabrón debe generar un entorno positivo, un buen ambiente que no desmotive y ofrezca oportunidades
“El entrenador usa el banquillo para motivar y para castigar o premiar. Hay que saber manejar el banquillo.”
Johan Cruyff

Repóquer de ases:
Todos con todos

Crecer a costa de los demás es ser un autentico cabrón
En el corto los cabrones inteligentes pueden dirigir la empresa y dar muy buenos resultados. El problema es el largo plazo. Es muy difícil ser un cabrón y mantener sostenibilidad en resultados ya que a corto puedes gestionar con habilidad e inteligencia, pero a largo es imprescindible dirigir contando con las personas, y eso los cabrones no saber hacerlo muy bien.
… existe una creencia generalizada de que si no eres un autentico cabrón no llegaras nunca a ser Director General…
… el Director General tiene que tomar muchas decisiones que están al límite y dependiendo de dónde ponga los limites la persona, la decisión cambia…
… Los Directores Generales tenemos que formar a nuestra gente en valores que deben servir como guía de acción… de forma que los valores acaben canalizando los comportamientos y los comportamientos conducirán a los resultados… Sin valores difícilmente crecen las personas y sin personas no crecen las empresas.
… Si de verdad no eres un cabrón, si quieres el bien de los demás, esta forma de ser y de actuar no se limita a los más cercanos –los empleados- sino que se extiende a otros colaboradores, clientes, proveedores…
los cabrones sobreviven porque se mueven en entornos de accionistas cortoplacistas, despistadoso porque están en una situación de cambio de trabajo continuo
… el Director General no puede convertirse en un Capitán que comprueba el rumbo de su embarcación de cuando en cuando. Eso hoy ya no sirve. Hay que estar en el timón constantemente. Tomando decisiones y rectificando si conviene.
“No digas a tu jefe lo que no es bueno o lo que no quiere oír.”
Wall Street Journal


¿HAY QUE SER UN CABRÓN PARA LLEGAR A DIRECTOR GENERAL?
Ser o no ser, esa es la cuestión
Antonio Agustín
Sofía Delclaux
ALMUZARA


Link de interes
Valores humanos en la empresa

“El soldado tiene derecho a que lo comanden correctamente.”
Peter Drucker

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario