lunes, 2 de abril de 2012

RESONANCIA (resonate) cómo presentar historias visuales que transformen a tu audiencia

Estimad@s amig@s:

“El misterio esta en el uso del lenguaje para expresar la vida humana.”

Sinopsis
Desde 1988, la galardonada empresa de Nancy Duarte ha creado más de doscientas cincuenta mil presentaciones, muchas de ellas de reputadas marcas y líderes mundiales, entre los que se encuentran Adobe, Cisco, Facebook, GE, Google, Al Gore, HP, McAfee, Microsoft, Nokia, Qualcomm, TED y Twitter.

Aplicando técnicas normalmente reservadas al cine y la literatura, muestra la manera de transformar cualquier presentación en una aventura fascinante. Con este libro aprenderás a entender a tu público, a crear contenidos convincentes y a obtener una respuesta entusiasta.

“El publico lo forman numerosos grupos que nos gritan a los escritores: “Consuélame”. “Diviérteme”. “Despierta mis simpatías”. “Hazme llorar”. “Hazme soñar”. “Hazme reír”. “Hazme vibrar”. “hazme sollozar”. “hazme pensar”.

Qué difícil es hacer una buena presentación que cale en las personas, que conecte con ellas desde comienzo a fin. Me gusta leer libros de cómo hacer presentaciones y de comunicación. Imparto muchas ponencias al cabo del año además de mis clases y, si pretendo que mis clientes-alumnos me sigan comprando-prescribiendo, la mejora tiene que ser continua. La creatividad-conexión es muy necesaria, necesitas saber cuanto antes que espera el publico de ti, saber recalcular tu mensaje y transmitirlo de manera contagiosa, solo así crearas presentaciones que resuenen.

“El único motivo por el que pronuncio discursos es para cambiar el mundo.”

Como presentador, es fácil pensar que tu producto o causa han de ser lo más importante en las mentes del público. Hasta puede que pienses “soy su héroe, estoy aquí para salvarlos de su indefensión e ignorancia. Si supieran lo que yo sé, el mundo sería un lugar mejor”. Si apareces y te pones a hablar sobre ti mismo, tus productos y tus sinergias, te convertirás en el sabelotodo egocéntrico de la fiesta y la gente tendrá ganas de salir corriendo.
En cambio, adopta una actitud de humildad y deferencia hacias las necesidades de tu público. Empieza la presentación desde un lugar de comprensión compartida.
Enfócala hacia el público.

Una buena presentación tiene varios puntos coincidentes con un guión:
• Tiene un inicio, un desarrollo y un final preciosos.
• Tiene una estructura identificable, implícita.
• El primer punto argumental es un incidente que capta la curiosidad y el interes del público. En las presentaciones, lo llamaremos giro.
• El inicio y el final son mucho más breves que el desarrollo.

“Un mal inicio lleva a un mal final.”
Eurípides

Ya se trate de una presentación política, corporativa o académica, el público consta de cuatro tipos de personas capaces de emprender la acción: emprendedores, proveedores, influyentes e innovadores.
Tipos de acción que se pueden pedir al público:
• Al emprendedor se le puede pedir que recopile, decida, ponga en orden, responda o pruebe.
• Al proveedor se le puede pedir que adquiera, financie, ofrezca recursos o dé apoyo.
• Al influyente se le puede pedir que active, adopte, impulse o promueva.
• El innovador puede crear, descubrir, inventar o ser pionero.

La capacidad de Reagan para entrar y salir de forma creíble de papeles distintos para los distintos segmentos del público fue, en buena parte, lo que lo convirtió en El Gran Comunicador.

Tu objetivo es descubrir lo que a tu público le interesa y relacionarlo con tu idea.

“Si alguien me pregunta cuál supondría que es el estilo del lenguaje perfecto, respondería: aquel en el que a un hombre hablando a quinientas personas, con capacidades comunes y variadas, exceptuando a los idiotas o los locos, fuera comprendido por todos ellos y percibido en el mismo sentido que el orador trataba de ser entendido.”

El camino ha de estar indicado, y todos los mensajes relacionados con él han de impulsar al público hacia el destino.

“Las emociones y creencias son dueñas, la razón, su sirviente. Ignora la emoción y la razón se dormirá; dispara la emoción y la razón acudirá rápidamente a apoyarla.”
Henry M. Boettinger

Estas cuatro estructuras tienen un contraste inherente y funcionan en las presentaciones de tipo persuasivo:
Problema-solución: organiza la solución anunciando el problema y luego la solución. Plantear que hay un problema ayuda a convencer a la gente de la necesidad de un cambio.
Comparación-contraste: organiza la información según cómo dos o más cosas difieren o se parecen entre ellas. La iluminación aparece cuando la información se pone dentro de este contexto.
Causa-efecto: organiza la información para mostrar las distintas causas y efectos de varias situaciones. Eso resulta efectivo cuando se promueve la acción para solucionar un problema.
Ventaja-inconveniente: organiza la información en categorías de “buena” o “mala”. Eso ayuda al público a sopesar las dos caras de un tema o problema.

“Steve Jobs no ofrece una presentación,
ofrece una experiencia.”

… Los primeros segundos, la gente te colocará en algún lugar de su mente y juzgará si serán capaces desconectar contigo o no.
El público aprende mucho sobre ti tan solo por el aspecto que tienes la primera vez que apareces ante ellos.

“Hablar en jerga se penaliza en una sociedad que valora el discurso libre de palabrería esotérica e incomprensible. Hablar por encima del nivel de quien tienes delante te puede costar el trabajo o impedirte avanzar todo lo lejos que tus capacidades te podrían llevar.”

… La gente sólo es capaz de procesar un mensaje entrante a la vez. O te escucharan, o leerán las transparencias; no pueden hacer las dos cosas a la vez.

“El primer borrador de cualquier cosa es una mierda.”
Ernest Hemingway

Ser transparente aparta tu tendencia natural a promoverte personalmente para que tengas más espacio a fin de que tu idea salga a la luz. El público puede ver más allá de ti y ver la idea.
Éstas son las tres claves de la transparencia:
• Sé honesto
• Sé único
• No cedas

“Ser sincero contigo mismo implica mostrar y compartir las emociones. El espíritu que motiva a la mayoría de grandes oradores es el “Quiero que sintáis lo que yo siento”, y la narrativa eficaz está pensada para lograr que ocurra. Es así como la información se asocia a la experiencia y se vuelve inolvidable.”



Link de interes

“Si tengo que hablar diez minutos,
necesito una semana de preparación;
si son quince minutos,
tres dias;
si es media hora,
ya estoy listo.”
Woodrow Wilson

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario en la entrada