jueves, 17 de enero de 2013

Por qué fracasan los países Los orígenes del poder, la prosperidad y la pobreza


Estimad@s amig@s:

“Si ha sido alguna vez pobre de verdad, seguirás siéndolo en lo íntimo de tu corazón durante el resto de tu vida.

Sinopsis
Nogales (Arizona) y Nogales (Sonora) tienen la misma población, cultura y situación geográfica. ¿Por qué una es rica y otra pobre? ¿Por qué Botsuana es uno de los países africanos con mayor desarrollo y, en cambio, países vecinos como Zimbabue, Congo o Sierra Leona están sumidos en la más desesperante pobreza? ¿Por qué Corea del Norte es uno de los países más pobres del mundo y Corea del Sur uno de los más prósperos?
Por qué fracasan los países responde a estas y otras cuestiones con una nueva y convincente teoría: la prosperidad no se debe al clima, a la geografía o a la cultura, sino a las políticas dictaminadas por las instituciones de cada país. Debido a ello, los países no conseguirán que sus economías crezcan hasta que no dispongan de instituciones gubernamentales que desarrollen políticas acertadas.
 Asimismo, los autores responden a las siguientes cuestiones:
• China está creciendo a un ritmo trepidante. ¿Hasta cuándo podrá seguir creciendo al mismo ritmo? ¿Acabará por aplastar al mundo occidental?
• ¿Hasta cuándo será Estados Unidos una potencia mundial? ¿Su sistema económico es apto para competir en las próximas décadas?
• ¿Cuál es el mejor método para sacar de la pobreza a millones de personas? ¿Realmente las ayudas de Occidente ayudan a erradicar las hambrunas?

A través de una cuidada selección de ejemplos históricos y actuales (desde la antigua Roma pasando por los Tudor y llegando a la China moderna) los reconocidos profesores Daron Acemoglu y James A. Robinson harán que usted vea el mundo, y sus problemas, de un modo completamente distinto.

“Pobreza e independencia son términos incompatibles.”

Prefacio
Este libro trata de las enormes diferencias en ingresos y nivel de vida que separan a los países ricos del mundo, como Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania, de los pobres, como los del África subsahariana, América Central y el sur de Asia.
Las raíces del descontento de… países se encuentra en su pobreza. El egipcio medio tiene un nivel de ingresos de alrededor del 12% del ciudadano medio de Estados Unidos y su esperanza de vida es diez años menor… el 20% de la población vive en la pobreza extrema.

“Túnez: represión + ausencia de justicia social + negación de canales para el cambio pacífico = bomba de relojería.”

La riqueza de las naciones de Adam Smith es un libro que aún se sigue leyendo. Comparto la opinión de George Akerlof, cuando afirma que por qué fracasan los países, dentro de dos siglos seguirá siendo un clásico imperecedero.

Por qué fracasan los países que denso es, "pero que bueno es". Esta sería la primera frase que se me viene a la cabeza recién acabado de leerlo.

Es un libro con un mensaje claro, o cambian las políticas y los gobernantes o no se generara riqueza en los países, más bien todo lo contrario la pobreza seguirá en aumento y los desequilibrios entre la clase gobernante y el pueblo serán mayores.

Para que la prosperidad llegue a los diferentes países necesitamos que nuestros gobernantes hagan una apuesta clara por la apertura, democracia, transparencia, valores, gobierno abierto, justicia, generación de riqueza para todos los grupos de interés (no solo la clase gobernante y sus amiguetes).

Difícil me lo fías, podéis decir algunos, lo sé. Pero si queremos-pretendemos que los países dejen de fracasar, tenemos que arrimar todos el hombro, y la clase gobernante y sus castas los primeros. Si no hay apertura política, no podemos avanzar hacia el progreso y la erradicación de la pobreza.

“El método más seguro de permanecer pobre es ser una persona franca.”

¿Por qué las instituciones de Estados Unidos conducen mucho más al éxito económico que las de México o, de hecho, que las del resto de América Latina? La respuesta a esta pregunta se encuentra en cómo formaron las distintas sociedades en el inicio del periodo colonial...

La hipótesis de la geografía
Una teoría ampliamente aceptada de las causas de la desigualdad mundial es la hipótesis de la geografía, que afirma que la gran brecha entre países ricos y pobres se debe a las diferencias geográficas. Muchos países pobres, como los de Africa, América Central y el sur de Asia, se encuentran entre los trópicos de cáncer y Capricornio. En cambio, los países ricos suelen estar en latitudes templadas. Esta concentración geográfica de la pobreza y la prosperidad da un atractivo superficial a la hipótesis geográfica, que es el punto de partida de las teorías e ideas de muchos sociólogos y expertos… no por eso está menos equivocada.

La hipótesis de la cultura
… ya no se basa solamente en la religión, sino que destaca también otros tipos de creencias, valores y ética.

La hipótesis de la ignorancia
… afirma que la desigualdad del mundo existe porque nosotros o nuestros gobernantes no sabemos cómo hacer que un país pobre sea rico.
“La economía es una ciencia que estudia el comportamiento humano como relación entre fines y medios escasos que tienen usos alternativos.”
¿Podría la hipótesis de la ignorancia explicar la desigualdad del mundo?... aunque existan ejemplos famosos de líderes que adoptaron políticas desastrosas porque se equivocaron sobre las consecuencias de dichas políticas, la ignorancia puede explicar, en el mejor de los casos, una pequeña parte de la desigualdad del mundo.

La hipótesis de la ignorancia difiere de las hipótesis de la geografía y la cultura en que se aporta una sugerencia fácil sobre como “resolver” el problema de la pobreza. Si la ignorancia nos ha llevado hasta aquí, los gobernantes y los diseñadores de políticas ilustrados e informados no pueden sacar del atolladero. Deberíamos ser capaces de crear prosperidad proporcionando el asesoramiento adecuado y convenciendo a los políticos de lo que es una buena economía… la experiencia de Rusia hace hincapié en que el obstáculo principal para la adopción de políticas que reducirían los fallos del mercado y fomentarían el crecimiento económico no es la ignorancia de los políticos, sino los incentivos y los límites a los que se enfrentan desde las instituciones políticas y económicas de sus sociedades.

El éxito económico de los países difiere debido a las diferencias entre sus instituciones, a las reglas que influyen en cómo funciona la economía y a los incentivos que motivan a las personas.
Imaginemos a los adolescentes de Corea del Norte y Corea del Sur y lo que esperan de la vida. Los de Corea del Norte crecen en la pobreza, sin iniciativa empresarial, ni creatividad ni una educación adecuada para prepararlos para el trabajo cualificado. Gran parte de la educación que reciben en la escuela es pura propaganda, destinada a dar apoyo a la legitimidad del régimen, hay pocos libros, y ya no digamos ordenadores. Al acabar los estudios, todos deben pasar diez años en el ejército. Estos adolescentes saben que no podrán ser propietarios, ni crear una empresa, ni ser más prósperos, aunque mucha gente se dedica ilegalmente a actividades económicas privadas para ganarse la vida. También saben que no tendrán acceso a los mercados en los que puedan utilizar sus habilidades o sus ingresos para comprar los productos que necesitan y desean. Ni siquiera saben con certeza el tipo de derechos humanos que tendrán.
… los de Corea del Sur reciben una buena educación y tienen incentivos que los animan a esforzarse y a destacar en la profesión elegida. Este país posee una economía de mercado basada en la prosperidad privada. Los adolescentes de Corea del Sur saben que, si tienen éxito como emprendedores o trabajadores, un día podrán disfrutar de las ganancias obtenidas de sus inversiones y esfuerzo; pueden mejorar su nivel de vida y comprar coches, casas y atención sanitaria.
En Corea del Sur, el Estado apoya la actividad económica, por lo que los emprendedores pueden pedir préstamos a los bancos y los mercados financieros, las empresas extranjeras pueden asociarse con firmas surcoreanas y la población puede conseguir hipotecas para comprar casas. En el sur, en general, uno es libre de crear la empresa que quiera. En Corea del Norte, no. En Corea del Sur, uno puede contratar trabajadores, vender productos o servicios y gastar el dinero en el mercado como quiera. En Corea del Norte, solamente hay mercados negros. Estas reglas distintas son las instituciones bajo las que viven los norcoreanos y surcoreanos.

La razón más común por la que fracasan los países hoy en día es porque tienen instituciones extractivas. Zimbabue, bajo el régimen de Mugabe, ilustra claramente las consecuencias sociales y económicas. Aunque las estadísticas nacionales de Zimbabue sean muy poco fiables, la mejor estimación es que, en 2008, la renta per cápita de Zimbabue era de alrededor de la mitad de cuando el país logro su independencia en 1980… El estado se ha colapsado y prácticamente ha dejado de proporcionar servicios públicos básicos…

Los países fracasan hoy en día porque sus instituciones económicas extractivas no crean los incentivos necesarios para que la gente ahorre, invierta e innove. Las instituciones políticas extractivas apoyan a estas instituciones económicas para consolidar el poder de quienes se benefician de la extracción. Las instituciones políticas y económicas extractivas, aunque varíen en detalle bajo distintas circunstancias, siempre están en el origen del fracaso… Argentina, Colombia, Egipto, este fracaso adopta la forma de falta de actividad económica suficiente, porque los políticos están encantados de extraer recursos o de aplastar cualquier tipo de actividad económica independiente que los amenace a ellos y a las elites económicas…

Es imposible comprender muchas de las regiones más pobres del mundo a finales del siglo XX sin comprender el nuevo absolutismo del siglo XX: el comunismo… El comunismo ruso fue brutal, represivo y sangriento, pero no fue el único. Las consecuencias económicas y el sufrimiento humano eran bastante típicos de lo que ocurrió en otros lugares…  Camboya en los setenta bajo los jemeres rojos, en China y Corea del Norte. En todos los casos, el comunismo conllevo dictaduras despiadadas y abusos generalizados de los derechos humanos. Además de la masacre y el sufrimiento humano, los regímenes comunistas establecieron varios tipos de instituciones extractivas. Las instituciones económicas, con o sin mercados, fueron diseñadas para extraer recursos de las personas y, al aborrecer por completo los derechos de propiedad, a menudo crearon pobreza en lugar de prosperidad…

Por qué fracasan los países… desde el punto de vista económico debido a las instituciones extractivas. Estas mantienen en la pobreza a los países pobres y les impiden emprender el camino hacia el crecimiento económico. Esto ocurre hoy en día en Africa, en lugares como Zimbabue y Sierra Leona; en Sudamérica, en países como Colombia y Argentina; En Asia, en países como Corea del Norte y Uzbekistán, y en Oriente Próximo, en países como Egipto…
En todos estos casos, ha habido una larga historia de instituciones extractivas desde como mínimo el siglo XIX. Son países atrapados en un círculo vicioso. En Colombia y Argentina, tiene sus orígenes en las instituciones del dominio colonial español… mientras que Zimbabue y Sierra Leona se originó en los regímenes coloniales británicos establecidos a finales del siglo XIX…
A medida que estos círculos viciosos se desarrollaron en distintas partes del mundo durante los últimos doscientos cincuenta años, apareció la desigualdad mundial, que todavía perdura.

La solución al fracaso político y económico de los países hoy en día es transformar sus instituciones extractivas en inclusivas.

“Un jardinero que cultiva su propio jardín, con sus propias manos, une en su persona los tres personajes, de propietario, agricultor y obrero. Su producción, por lo tanto, debe rendirle la renta del primero, la ganancia del segundo y el salario del tercero.”



“Ninguna sociedad puede prosperar y ser feliz si en ella la mayor parte de los miembros es pobre y desdichado.”

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario en la entrada