viernes, 27 de junio de 2014

Growth Hacker Marketing

Estimad@s amig@s

Sinopsis
La forma de trabajar de las startups ha conseguido que nos replanteemos, desde cero, cómo hacer marketing. Tienen un secreto, una estrategia llamada Growth Hacking que ha dado lugar a una nueva generación de marcas multimillonarias construidas sin tener que gastar un euro en marketing tradicional como Dropbox, Mailbox, Twitter, Facebook, Evernote, Instagram, Mint, AppSumo y StumbleUpon.
En esta obra descubriremos la mentalidad del Growth Hacker: conseguir más con menos. Mezcla de experto en marketing y de programador, sus herramientas son el correo electrónico, los anuncios de pago por clic, y las API de las plataformas, y sólo trabaja con aquello que se puede probar, seguir y escalar. Persiguen poco a poco al usuario y consiguen crecer. Y logran que esos usuarios agreguen a más gente, generando un crecimiento rápido y masivo de tráfico y usuarios, para empezar a dar resultados positivos y beneficios.

“Prefiero la disciplina del conocimiento a la anarquía de la ignorancia. Perseguimos el conocimiento de la misma forma que un cerdo persigue trufas.”
David Ogilvy

La primera vez que oí hablar de Growth Hacking me parecía que ya estábamos de nuevo inventado palabros para quedar bien con nuestro público. Después me puse a investigar qué significa realmente y qué hacen los Growth Hacker. Es un tipo de profesional  diferente al que estamos acostumbrados a ver en los departamentos de marketing. No es marketiniano propiamente dicho, tampoco es un teki, es un híbrido, compila lo mejor de cada uno y lo pone a vender un producto/ servicio diferente con un modelo de negocio también diferente.

Si hablamos de nuevos modelos de negocio, era de esperar que surgiera el debate de hacer el marketing de otra manera. No podemos seguir haciendo marketing tradicional ante un mercado disruptivo.

El Growth Hacker partiendo de la base de un Producto Mínimo Viable (PMV) trabajará con la comunidad como mejorarlo, como adaptarlo a lo que su público objetivo quiere. Trabajará con un presupuesto para acciones de marketing bajo.

Nosotros, la comunidad, seremos los que le hagamos la publicidad, el boca a boca con el que venderá su producto lo haremos los usuarios. Pongamos por ejemplo la huelga del taxi que hubo hace unas semanas en Europa. ¿Quién hizo la publicidad Uber o la comunidad? La comunidad, tanto de usuarios como de personas que no la conocen, pero que gracias a la viralidad que alcanzó se preguntaron ¿qué es Uber?

La conversión en nuevos registros que consiguieron fue brutal. Si esto lo intentamos traducir a una campaña de marketing tradicional ¿Qué inversión hubiésemos necesitado para abrir las primeras páginas de los periódicos, abrir telediarios, etc.? ¿Nuestra Startup no tiene presupuesto?, en caso afirmativo ¿te atreverías a gastártelo? La respuesta es no.

Ante nuevos escenarios tenemos que emplear nuevas técnicas de marketing, entiendo que el Growth Hacking va a estar con nosotros un tiempo, por lo menos hasta que venga otra gran ola y cambie todos los nuevos paradigmas. 

“Desarrolla productos que quiera la gente.”
Paul Graham



“Si conoces bien el camino lo encontrarás en todas partes.”
Musashi


Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario en la entrada