sábado, 28 de noviembre de 2015

#Lidertarios Creando imprendedores en la era digital

Sinopsis
Como tantas empresas españolas, Territorio creativo, la agencia consultora de los hermanos Polo, tocó fondo con la crisis económica. Corría 2009, estaban al borde de la ruina y ni siquiera podían pagar los salarios de los empleados. Muchos en su situación habrían tirado la toalla, pero a los Polo les salió el #orgulloteceriano, apretaron los dientes y se dijeron que nunca más agacharían la cabeza ante un cliente.
Cuatro años y varias reconversiones después, los «tecerianos», como les gusta llamar a los trabajadores de la comunidad cooperativa que es Territorio creativo, habían conseguido una remontada épica, pasando de tener cinco trabajadores a contar con cien. Este libro cuenta su historia.
Asimismo, #Lidertarios expone una visión particular sobre cómo la tecnología afectará en el siglo XXI a las relaciones humanas y a los métodos de organización social. También muestra cómo podrían organizarse las empresas frente a esta nueva realidad.
Pero #Lidertarios no es una obra académica ni teórica. Es un libro sobre un caso concreto y práctico. Un libro de management, liderazgo, cultura y organización corporativa que dispara ideas para gestionar empresas de una forma extraña. En sus páginas, los hermanos Polo defienden la necesidad de trastocar el management tradicional. De eliminar jefes, de perder el control, de dejar que los colaboradores tengan voz y voto y lideren sus propios proyectos. Es también una historia sobre el amor al trabajo, sobre vocaciones y voluntades, y sobre la importancia de las relaciones humanas por encima de cualquier otro activo empresarial.

“No me des la razón.
Dame un porqué.”

Cuando desmonto alguna de las teorías que los emprendedores ponen encima de la mesa y te responden con un estoy de acuerdo, me exaspero. Les invito a que me argumenten porque están de acuerdo conmigo.

No nos conformemos con que nos den la razón, pidamos a nuestro equipo que razonen, mediten, argumenten, discutan sin miedo sus posturas. Esto enriquece las propuestas y ayuda a cohesionar las comunidades.

#Lidertarios es el segundo libro de Fernando y Juan Luis Polo. Diferente al primero, #Socialholic era más un manual de marketing digital. Y el que hoy nos ocupa está más basado en cómo construir una organización social, la implementación de una cultura teceriana, el tocar fondo para resurgir y conseguir con éxito tener presencia en Latinoamérica.

#Lidertarios les sirve para “vender” como es Territorio creativo por dentro, y a los lectores para aprender cómo construir las nuevas organizaciones-comunidades del siglo XXI.

“El ratio «exigencia consigo mismo» versus «exigencia con los demás» define la grandeza de una persona.”

… En la era digital, las barreras de entrada se reducen y es aún más fácil copiar, emular, mejorar productos, conocimiento, servicios. Todo cambia demasiado rápido, y no podemos tardar meses en desarrollar, lanzar, reflexionar. Y en ese contexto, el largo plazo que define a la estrategia pierde valor.

“Queremos construir una empresa que la gente quiera que exista.”
Expresidente de Toyota

El consenso mata la innovación, la espontaneidad, la frescura y suele acabar con el imprendimiento. Los comités no se diseñaron para tomar decisiones disruptivas, sino para buscar la eficiencia  operacional. La disrupción proviene de una visión muy subjetiva, personal. De una forma diferente de ver las cosas. Por eso las grandes empresas se ven sobrepasadas por startups de éxito  que desarrollan ideas que podrían haber sido incubadas en su propio seno.

La iniciativa emprendedora necesita de un líder, un doer dispuesto a sacrificar esfuerzo en pos del bien común. Y una organización no avanza sin imprendedores que incluso de manera anónima, son en la sombra los que persiguen y coordinan esfuerzos para hacer que las cosas (aunque sean pequeñas) pasen.

“¡Imprendedores!
Mejor pedir perdón,
que pedir permiso.”

A partir de la reconversión teceriana, comenzamos a trabajar el “lenguaje” y a sustituir la palabra “empresa” por “comunidad cooperativa”…
… también cuidamos las expresiones que traslucen propiedad, si nos referimos a la historia o los activos de la empresa… e intentamos eliminar el término “empleado” del vocabulario, cambiándolo por expresiones como “miembro de la comunidad cooperativa” o “trabajador”.

“No nos obsesionamos con ser socios de una empresa. Luchemos por ser socios de las personas con las que trabajamos.”

Decía el general Dave palmer de Westpoint: “Denme a cualquiera, excepto a un esquizofrénico y hare un líder de él”. La famosa academia militar siempre defendió que el liderazgo, como la creatividad, no es genético y está al alcance de cualquiera. El liderazgo que nosotros proponemos no es heroico ni elitista. Cada miembro de una comunidad cooperativa, en su faceta de líder puntual, tiene una influencia decisiva y genera un resultado global.
… a los líderes más visibles que la comunidad no les seguirá si solo aspiran a su gloria personal. Todo líder necesita una comunidad: que le inspire, que le aliente, que le corrija, que le haga más fuerte. Toda comunidad necesita líderes

“Lideramos sirviendo.”

No hay nada más desmotivador en una empresa que un líder fariseo. El liderazgo nos fuerza a la integridad y a la coherencia...

La integridad y la coherencia del líder es clave… tenemos que creérnoslo y tiene que salir de dentro…

“No hagas lo que digo,
haz lo que hago.”

Leer nos permite aprender, forjar ideas, venderlas, diseñar los proyectos asociados y construirlos

“Si no encuentras tiempo para leer,
yo no tendré tiempo para escuchar.”

Equilibremos marca corporativa y marcas personales. La primera debería estar siempre por encima de reputaciones individuales. Los “triunfitossociales, su obsesión por los followers y el pintoneo, síntoma de un ego débil, generan rechazo y tensiones en equipos de alto rendimiento

“Que tu logo no eclipse a las personas que representa.”



Link de interes

“La meritocracia se impondrá a la autoridad jerárquica.”

Recibid un cordial saludo 
Publicar un comentario en la entrada