miércoles, 28 de diciembre de 2016

Estrategia; una historia

Estimad@s amig@s

Sinopsis
En estrategiaLawrence Freedman recoge la vasta historia del pensamiento estratégico: un ensayo interesantísimo, coherente y profundo que revela hasta qué punto la estrategia impregna todos los aspectos de nuestra existencia.
Freedman inicia la andadura en los orígenes de la estrategia estudiando los aspectos más relevantes de la Biblia, los antiguos mitos griegos, el libro de Sun Tzu y la obra de Maquiavelo. A continuación, un repaso magistral a la estrategia militar, con afinadas lecturas de los textos de Carl von Clausewitz hasta las estrategias nucleares de los años cincuenta del siglo pasado, los modelos de contrainsurgencia y la llamada «revolución» en los asuntos militares. Su análisis sobre estrategia política comienza con el revolucionario análisis de la política según Marx y acaba con las campañas presidenciales de ObamaFreedman añade a todo ello un relato histórico completo sobre estrategia empresarial, que abarca todas las ideas de los grandes teóricos del tema, desde Frederick Winslow Taylor a Alfred Sloan y Peter Drucker. Se cierra este portentoso ensayo con un estudio de las ciencias sociales contemporáneas y se analiza hasta qué punto esta disciplina ha dado forma a nuestra idea del concepto «estrategia».
En el núcleo del pensamiento estratégico se encuentra la siguiente cuestión: ¿es posible manipular y configurar nuestro entorno en vez de ser simplemente las víctimas de fuerzas que están más allá de nuestro control? Una y otra vez, Freedman demuestra que la intrínseca impredictibilidad de dicho entorno ―siempre sujeto a acontecimientos azarosos, las acciones de nuestros enemigos o los errores de nuestros amigos― proporciona a la estrategia esas características particulares de reto y dramatismo. Los ejércitos, las empresas y las naciones en raras ocasiones evolucionan de un estado predecible a otro; más bien al contrario, se abren camino a través de una serie de etapas de las cuales lo ignoran todo con anterioridad. En el proceso siempre se requiere una reformulación de la estrategia original, incluido el objetivo final. Así pues, la imagen de la estrategia que se nos presenta en este libro tiene un carácter fluido y flexible, gobernada por el punto de partida, no por el destino final.

«Todo el mundo tiene un plan...
hasta que te parten la cara»
Mike Tyson

Prólogo
(...) los médicos tienen estrategias clínicas, los abogados utilizan estrategias legales, y los trabajadores sociales disponen de estrategias de asesoramiento (...)

Matthew Parris (…) «Todo pecador necesita una estrategia virtuosa. Y todo hombre hambriento necesita una estrategia alimenticia» (…)

(…) la estrategia entra en juego allí donde existe un conflicto real o potencial, cuando hay intereses que entran en colisión y se requieren soluciones y decisiones (…)

La etimología de la palabra «estrategia» se remonta al griego clásico (…) a lo largo de la Edad Media y en la Edad Moderna las referencias más relevantes tendían a asociarla al «arte de la guerra» (…)
Lawrence Freedman

« ¡No os fieis del caballo troyanos!
¡Poco importa lo que sea: temo a los griegos incluso cuando hacen regalos!»
Virgilio
Eneida (monólogo de Laocoonte)  

La estrategia nos ha acompañado a lo largo de nuestra vida. Más o menos definida, con mayor o menor grado de acierto «siempre» debemos tener una estrategia para cumplir unos objetivos, metas, retos...

Estrategia una historia, un relato de mil páginas que a priori pueden parecerte muchas, pero que una vez te metes en su lectura, te atrapa y te hace querer seguir leyendo las diferentes etapas de la historia, desglosada a través de diferentes personajes y cómo éstos entendieron-usaron la estrategia en su favor, o cómo el mal uso de ésta se les volvió en contra.

«Gran diferencia hay entre una persona que pide un libro y la que pide un libro para leer»
Gilbert K. Chesterton

Primera parte
Orígenes
(…)  un hombre de acción podía ser admirado por su coraje, pero también podía ser despreciado y considerado un loco por fiarlo todo a la fortaleza física, mientras que el «hombre de palabra» podía ser celebrado por su inteligencia o ser tratado con desconfianza porque sus palabras podían ser engañosas.

El poder y el prestigio de Atenas habían aumentado como resultado de su liderazgo al frente de la resistencia griega en la lucha contra Persia (…)

El principal legado de Platón no residía en el carácter de los gobernantes, sino en la instauración de la filosofía como la disciplina de una profesión especializada (…)

«Todas las guerras están basadas en el engaño»
Sun Tzu

(...) los romanos jamás harían la guerra «mediante emboscadas y con algaradas nocturnas, ni utilizarían huidas fingidas y ataques imprevistos sobre enemigos indefensos y descuidados» (…)

(...) el engaño era crucial: introducir la confusión donde había orden, la cobardía y el temor donde había valor, la debilidad donde había fortaleza (…)

Maquiavelo (…) mantened la lealtad y el compromiso interno (…) no confiaba mucho en las llamadas al patriotismo, y se fiaba más de la disciplina rigurosa, incluyendo medidas prácticas para asegurar que los desertores no pudieran llevarse sus propiedades. «Convencer o disuadir a los hombres de esto es muy fácil. Porque si las palabras no son suficientes, se debe emplear la autoridad o la fuerza» (…) «los capitanes deben ser oradores» (…) «debe alejar el miedo, inflamar los ánimos, aumentar el tesón, desvelar los engaños, prometer recompensas, mostrar los peligros y el modo de huir de ellos, elevar el espíritu con esperanzas, ruegos, vituperios, amenazas, y hacer todas esas cosas mediante las cuales las pasiones humanas se aplacan o se inflaman» (…)

¿Qué es mejor: ser más amado que temido, o lo contrario? (…)

(…) uno necesitaba ser un zorro «con el fin de reconocer las trampas, y un león para aterrorizas y espantar a los lobos»

«Dios gobierna y ordena todas las cosas»
San Agustín de Hipona

(...) cuando el enemigo es capaz de reponerse de los golpes iniciales, es difícil de alcanzar una derrota definitiva (…)

Como buen estratega, Satán había identificado una posible explicación para la derrota en el Cielo. Era una simple cuestión numérica. Había casi el doble de ángeles leales que ángeles rebeldes (…)

«Estrategia es el medio mediante el cual un capitán puede defender sus tierras y vencer a sus enemigos»
Escrito Anonimo del siglo XVI

Segunda parte
Estrategias Militares
(…) la prudencia aconsejaba concentrarse en golpear al enemigo hasta acorralarlo en posiciones en las que probablemente fueran vulnerables o luchar hasta conseguir refuerzos.

Napoleón prefirió mantener en secreto los aspectos básicos de su metodología y nunca los explico.  El arte de la guerra, decía, era un asunto simple y de sentido común. «Todo era ejecución (…) y nada de eso tiene que ver con la teoría» (…) «Con un ejército numéricamente inferior», era necesario tener «más fortaleza que el enemigo en el punto en el que se pensaba atacar o que se pensaba defender» (…)

«Si la estrategia es una ciencia cuyos principios podían aprenderse, ¿qué iba a impedir que todos los países beligerantes pudieran aprenderlas? (…)»
Brian Bond

La innovación más radical de Von MoltKe «marchar divididos, atacar juntos» (…)

La clave para el éxito en tierra era el control del territorio; en el mar, el control de las comunicaciones (…)

En la batalla, un ejército conmocionado y carente de liderazgo podría perder su disciplina y su voluntad de ir hacia delante (…)

«Un enemigo debería pensar más en paralizar que en matar»
Basil Liddell Hart

(…) derrotar a un enemigo superior al evitar la batalla («Si el enemigo avanza, nosotros nos retiramos; si el enemigo acampa, lo acosamos. Si el enemigo está cansado, atacamos; si el enemigo se retira, lo perseguimos») (…)

«La estrategia sin táctica es el camino más lento hacia la victoria.
La táctica sin estrategia es el ruido antes de la derrota»
Sun Tzu

(…) «El estratega debe rechazar las soluciones de recurso fácil y soluciones a corto plazo para trabajar buscando el aprovechamiento a largo plazo» (…)

«Los filósofos solo han interpretado el mundo (…)
La cuestión no es interpretarlo, sino cambiarlo»
Karl Marx, tesis sobre Feuerbach

Tercera parte
Estrategia desde abajo
Martin Luther King resulto ser un líder natural, un orador muy especial que podía reunir a un auditorio proveniente de todas partes, más allá de su propia congregación. Sabía en qué consistía la organización y la táctica, y siempre estaba dispuesto a escuchar y a aprender (…) nunca había pensado en la no violencia como estrategia (…)

«Cuando la gente malvada conspira,
los hombres buenos planifican»
Martin Luther King, Jr.

Cuarta parte
Estrategia desde arriba

«El negocio del negocio es el negocio»
Alfred P. Sloan

(…) la estrategia de Rockefeller fue tal que en otras circunstancias tal vez se habría considerado totalmente apropiada; busco la cooperación como un alternativa juiciosa a una competitividad agotadora y perjudicial (…)

(…) se desarrolló entorno a Ford una especie de culto a la personalidad, como una persona que cumplía sus promesas y garantizaba el trabajo, y no solo un patrón fabricante de coches, sino como un genio de la mecánica y un héroe democrático.

(…) Ford era un hombre autócrata, le encantaba la adulación y era incapaz de comprender los grandes cambios en el contexto social y político en el que estaba operando (…)

«La mayor parte de los que llamamos dirección empresarial consiste en dificultar que la gente haga lo que tiene que hacer»
Peter Drucker

(…) la estrategia era el producto de las decisiones de un líder y, por tanto, abordaba todos los temas a los que había que hacer frente en el entorno empresarial (…)

«Yo no tiro dardos al consejo de dirección. Apuesto sobre seguro. Lee el Sun Tzu, el arte de la guerra. Las batallas hay que ganarlas antes de combatir» (…)

(…) ¿El camino del éxito es imitar los métodos de aquellos que ya tienen éxito? (…)

«En teoría no hay diferencia entre la teoría y la práctica.
En la práctica, sí»
Yogui Berra

Quinta parte
Teorías de la estrategia
(…) «Los planes son inútiles», decía el presidente Eisenhower, apoyado en su experiencia militar, «pero la planificación lo es todo». Lo mismo podría decirse de la estrategia. Sin una reflexión previa, puede ser más difícil incluso afrontar lo inesperado, descubrir las claves de una situación cambiante, cuestionar supuestos dados o considerar las implicaciones de un comportamiento inesperado (…)

«No hay finales.
Si piensas que sí, vives engañado. 
Todos son principios.
Este es uno»
Hillary Mantel



Link de interes

«Que el aprendizaje fuera más fácil, los juicios operativos más profundos y los errores menos frecuentes»
Jomini


Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario