miércoles, 21 de diciembre de 2016

¿Y AHORA QUÉ? Liderazgo y aterrizaje en un nuevo puesto

Estimad@s amig@s

Sinopsis
Aterrizar en un nuevo puesto provoca un contraste inevitable entre:
- lo que se creía o presuponía que uno iba a encontrar,
- lo que se sabía con certeza y
- la realidad que uno encuentra.
Para lograr el éxito Guido Stein ofrece las herramientas necesarias para responder a las preguntas que aparecen en este proceso:
¿Y ahora qué hago?
¿Qué alternativas tengo?

«Estando cerca de los buenos directivos
se aprende  a serlo»
Guido Stein

Presentación
La vida enseña que la decisión más importante es la siguiente, no la anterior, y esa decisión siempre se toma ahora (…)

Vivimos hacia delante, pero nos entendemos mirando hacia atrás,; de ahí que podamos aprender de nuestros errores y aciertos, y que podamos, por eso mismo, también mejorar: ¿Ahora qué? Va justamente de aprender para mejorar como directivos de otros, empezando por nosotros mismos.

«Las personas no se resisten tanto al cambio,
como a ser cambiadas»
Guido Stein

Introducción
Cuando se llega  a un nuevo puesto se produce un contrate inevitable, que puede además se muy fructífero, entre lo que se creía o presumía uno se iba a encontrar, lo que se sabía con certeza y la realidad que uno efectivamente ha de afrontar. Este choque o ruptura entre expectativas y objetividad ha de suturarse para que el aterrizaje no acabe en un susto o algo peor: ¿y ahora qué hago? ¿Qué alternativas se me abren para avanzar en la dirección adecuada?

Un esquema para aprender lo que no sabía y es vital y descartar lo que creía saber y era falso. Se trata en definitiva de retar lo que uno cree que es evidente con datos que lo contradigan. Si se viene de fuera de la organización conviene someter los prejuicios a la realidad; si se es de dentro, conviene examinar si lo que me ha traído hasta aquí es lo que me va a orientar a partir de ahora, o hay que renovar y completar el repertorio de los resortes para actuar.

«Cada persona que me encuentro es superior en algún sentido; y en ese es el que aprendo»
Ralph Waldo Emerson

Acoge y sé acogido. Si quieres ser acogido en un nuevo puesto directivo, tienes que empezar por acoger a las personas del equipo que tenía tu antecesor.

El aterrizaje en un nuevo puesto no suele ser tan fácil como nos creíamos antes de acceder a este. Imbúyete pronto de la cultura de la organización, detecta quienes son los «lideres» visibles y los invisibles.

Marca tu territorio, comunica qué esperas de las personas, y que vas a aportarles desde tu posición directiva. Ofrece una «salida honrosa» al directivo saliente, se humilde, generoso, accesible, cercano con las personas.

“Nunca pedí a mi equipo nada que yo no
hiciera»

(…) «En toda decisión de negocio hay que intentar identificar cual es el componente de Recursos Humano que la marca».

(…) Cuando se ejecuta poniendo los galones encima de la mesa se tiene que hacer en el momento y del modo adecuado (...)

(…) «Yo me equivoco en alguna de las decisiones, pero he de acertar en la mayoritaria. La no toma de decisiones paraliza la organización».

(…) No te creas más que nadie, sé humilde y procura no ofender a la gente.

(…) horizonte alineado con el ciclo de tu empresa: en el primer año se establece la estrategia, se aterriza y se aprende; en el segundo se cosechan los beneficios, y en el tercero se aprovecha para crecer exponencialmente y captar nuevos clientes.

(…) la mejor forma de ganarse el respeto y la confianza es a través de ejemplo y del trabajo en equipo (…)

(…) Ser el líder no implica ser el agente directo y principal; minusvalorar el papel del equipo reduce la eficacia del que está al frente.

(…) las transformaciones nunca son neutrales: suman o restan.

(…) «Regla de las vocales»absorber, escuchar, interesar, observar y ubicarse─, que invita al directivo a mirar en todas las direcciones, actuando como testigo y no como protagonista.

«La cultura no es visible,
lo son tan solo sus manifestaciones»
Edgar Schein

El directivo realiza dos funciones básicas, que son generar negocio y dar ejemplo.

«No somos vendedores de botella,
sino proveedores de entretenimiento»
Paco Recuero
Director de Marketing de Pernod Ricard España

Epílogo
La confianza en el líder no tiene sustituto valido (…)

Los jefes sirven para eliminar nuestras excusas de ser mediocres, exigiéndonos y ayudándonos a crecer a la vez que ellos crecen; sin olvidar una verdad angular: la única persona sobre la que tienes un control directo real eres tú mismo.

Es la hora de la acción: nadie lo hará por ti mejor que tú, si tú no lo haces.

«Decide lo que tengas que hacer y hazlo,
decide lo que no tengas que hacer,
y no lo hagas»
Guido Stein



Link de interes

«Los lenguajes silenciosos pueden tener enormes efectos en las carreras individuales y en el desempeño organizacional»
Jone L. Pearce

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario