domingo, 18 de febrero de 2018

Líderes y millennials; un meeting point de generaciones


Estimad@s amig@s

Sinopsis
La primera parte aborda los rasgos que les caracterizan, la influencia de la tecnología en sus relaciones personales, sociales y empresariales, y el modo cabal de dirigirlos; la segunda despliega tres casos reales de meeting point de las generaciones; en la tercera, el autor apuesta por un humanismo que sitúa a la persona en el centro del escenario, y que le ha guiado como el hilo de Ariadna ayudó a Teseo a salir del Laberinto de Creta antes de ser devorado por el temible Minotauro. En nuestros días no hay otro Minotauro que la confusión.

«Lo importante no es ser mejor,
sino ser bueno»

Prólogo
De millennials a millennials
(…) soy una persona afortunada, perteneciente a esa generación conocida como millennials, que lucha cada día por ser mejor que el anterior (…) pensé, «¿qué se yo de los millennials?».

(…) llevo todo mi vida conviviendo con personas de mi misma generación, pero ha sido en los últimos años (posiblemente meses) durante el comienzo de mi carrera profesional, cuando he comenzado a ser consciente de las grandes virtudes (y «defectos») de los millennials.

(…) somos impacientes (…) necesitamos entender, y que nos empiecen a explicar cuanto antes que ciertas cosas llevan su tiempo (…) somos capaces de perseguir objetivos muy ambiciosos si «nos los creemos», pero necesitamos ayuda para poder digerir y gestionar las frustraciones que forman parte del camino (…) valoramos tremendamente la experiencia (…) queremos escuchar (...) necesitamos mucha comunicación (…) valoramos mucho  el feedback sincero y continuo, que nos ayuda a crecer cada día.

Somos curiosos por naturaleza y nos gusta fomentar esa curiosidad aunque de vez en cuando no está mal que alguien nos ayude a «enfocar un poco el tiro» (…) tenemos muy interiorizado que las reglas están para romperlas (…) somos personas curiosas, que abrazamos la meritocracia (…) nos gusta más aprender cosas nuevas que ganar dinero (…)

«Estamos formados por el tiempo
en que vivimos»
José Ortega y Gasset

Introducción
Las personas no se dejan encasillar fácilmente, cada una es irrepetible y sus rasgos intransferibles. Solo existen personas concretas que viven en tiempos concretos, hablar de generaciones es una generalización que pretende reflejar lo que tienen en común esas personas concretas nacidas en franjas de tiempo que ayuda a agruparlas (…) las generalizaciones no permiten afinar hasta la concreción (…) facilitan que los seres humanos podamos pensar y comunicarnos; entender mejor cómo somos.

Se denomina generación millennials nacidas después de 1980 y antes del año 2000. Actualmente representan el 32,8% de la población, ascendiendo a 2.000 millones de personas en todo el mundo, 51 millones en Europa y 8 millones en España. En 2025 ya supondrán el 75% de la fuerza laboral del mundo[i] (…)

«No son una nueva especie,
sino que han mutado para adaptarse a su entorno»

Dirigir a las nuevas generaciones no es una tarea fácil, no les conocemos, no están dispuestos a ser dirigidos como lo hemos sido nosotros, no quieren un puesto de trabajo para toda la vida, son conscientes del «nuevo conocimiento» que pueden aportar y a la vez son conocedores de sus lagunas empresariales.

Los millennials son el futuro más cercano, como compañeros de trabajo, jefes, clientes, e incluso a alumnos. Si no los conocemos, no les podremos ayudar, si no les ayudamos no les interesamos. Ahí reside la importancia de buscar en manuales como éste información que nos ayude a tender puentes con una generación híper-conectada, muy preparada y que tiene claro lo que quiere.

«El mayor reto del entrenador con su vestuario es
que solo pueden saltar al campo once jugadores»
Vicente del Bosque

En el libro Generation MySpace, la profesora Candide Kelsey, cita cuatro mensajes que los jóvenes absorben a través de redes sociales como MySpace y Facebook:
1.   Tengo que estar divirtiéndome todo el tiempo.
2.   Si lo has conseguido, pavonéate.
3.   El éxito significa consumir.
4.   La felicidad es ser un adulto glamuroso (entendiendo «adulto» en términos principalmente sexuales).

El dominio de las redes y el conocimiento de sus ventajas y peligros lo han convertido en expertos en networking (…)

(…) prefieren presumir de experiencias que ser ostentosos: «No es lo que tengo, es lo que soy».

(…) los millennials no se consideran fieles a las marcas ni a los productos, sino a las experiencias que viven con ellos, y las valoran por encima de la calidad o funcionalidad de los productos que compran o los servicios que contratan (…)

(…) necesitan que su atención sea estimulada reiteradamente, por lo que, en caso de aficionarse a la lectura, suelen preferir novelas de acción en las que adquieren una identificación muy fuerte con el personaje (…)

(…) quizás sea la generación con las expectativas más elevadas y, por tanto, más difíciles de cumplir.

«Todo el mundo debería tener derecho
a quince minutos de gloria»
Andy Warhol

(…) se puede sostener que encuentran en el móvil todo lo que necesitan para su día a día[ii].

(…) se ha detectado que las personas situadas entre los 18 y 24 años vienen consumiendo de media una hora menos de televisión al día durante los últimos años (…)

(…) leen más que las generaciones anteriores (Nielsen, 2014), si bien el estilo de lectura es distinto. Ahora prima la lectura en diagonal y los titulares (…) la dictadura del «clickbait»[iii].

No necesitan poseer cosas sino tener acceso a ellas «Access not ownership» (…)

El crecimiento de una persona comienza por su formación y educación. Educar requiere valentía y fortaleza porque supone exigencias para poner a los jóvenes frente a su mejor versión posible. Se educan la inteligencia y la voluntad; la materia sobre la que actúa son los conocimientos y el carácter a base de desarrollar hábitos, que son comportamientos.

La moda a favor del talento de alto rendimiento, el éxito de los ganadores, el afán de ser más o triunfar a toda costa, empaña una verdad perenne, cuyo olvido se halla en la base de las patologías personales, morales, sociales y empresariales que lo padecemos, que lo oigamos todos, también los millennials: lo importante no es ser el mejor, sino ser bueno.

«La capacidad de sufrimiento
define la calidad de un ser humano»
Friedrich Nietzsche


«Enseñar a pensar con rigor y entusiasmo»
Alejandro Llano

Recibid un cordial saludo


[i] BBVA Innovation Center (2015), «Serie Innovation Trends: Generación Millennials» https://www.bbva.com/wp-content/uploads/en/2017/10/ebook-cibbva-innovation-trends-millennial-generation.pdf
[ii] How to connect with Millennials
[iii] Es un neologismo en inglés usado de forma peyorativa para describir a los contenidos en Internet que apuntan a generar ingresos publicitarios, especialmente a expensas de la calidad o exactitud de éstos, dependiendo de titulares sensacionalistas.
Publicar un comentario