lunes, 9 de mayo de 2016

Dirigir personas: La madurez del talento

Estimad@s amig@s

Sinopsis
Este libro habla de las personas en las empresas. El objetivo que persigue es desplegar una caja de herramientas que ayuden a cuidar lo más preciado que un directivo tiene en sus manos, entendiendo por cuidar desde seleccionar adecuadamente hasta despedir oportunamente, si fuese el caso; pasando por el desarrollo personal, la evaluación del desempeño, la estimación del potencial, la promoción, la retribución y, en síntesis, lo que supone un liderazgo cabal.

“Antes de ser competitivos debemos ser competentes."
Alejandro Llano

Prólogo
aprender de la experiencia es inherente a la profesión de dirigir, lo difícil es obtener un buen aprendizaje pues aprender mal, con sesgos y prejuicios, está al alcance de todos y los buenos maestros en la dirección de personas –directivos que ejemplifican sus palabras- son un bien preciado y muy escaso…
… dirigir  no es tal si no implica dirigir personas, pues cuando dirigimos equipos humanos damos dirección y ésta siempre nos trasciende, tiene vida propia y se concreta en el impacto sobre las personas dirigidas y los resultados de la organización.

“… los directivos deberían centrarse en dar ejemplo y generar negocio.”
Pérez López

… los pasos que damos, nuestro ejemplo cotidiano configura nuestro estilo de dirección…
… la consistencia es lo que hacemos y cómo lo hacemos, no lo que decimos y predicamos.
… si acertamos en nuestro trabajo podemos atraer a nuestra organización gente competente, equipos talentosos. La buena conducción de nuestros equipos humanos hará que, o bien dicho talento explote generando un efecto multiplicador, o bien que nuestras organizaciones se empiecen a poblar de inútiles…
Javier Quintanilla

“Dirigir tiene más que ver con la disposición que con la posición.”
Guido Stein
Eduardo Rábago

Introducción
Para mí lo más importante en un proceso de admisión de una compañía es cuidar el talento de la empresa que se compra, para evitar que se vaya o que se vea dañado…

“El comportamiento es un espejo en que cada uno muestra su imagen.
No basta saber, se debe también aplicar.
No es suficiente querer, se debe también hacer.”
Johann W. Goethe

Dirigir personas es una tarea que todo directivo tiene que asumir. Para ello es necesario haber madurado de manera talentosa, esto no es un proceso fácil. Forjar un directivo y llevarlo a su madurez es un proceso que necesita un aprendizaje y su posterior asentamiento.

Para que se produzca la madurez del talento en nuestras empresas, es necesario que las políticas de recursos humanos reflejen la apuesta de las organizaciones por la excelencia. Para apostar por ella, hay que conocer muy bien a las personas que tenemos dentro cuáles son sus fortalezas y sus debilidades, que necesidades tienen, como podemos ayudarles, quien es su responsable directo y que apoyo les presta.

Apostar por las personas es apoyar el desarrollo de éstas. Un líder tiene como responsabilidad forjar a la siguiente hornada. No le tiene miedo a que le muevan la silla. Mejores personas nos hacen más grande.

Que no te tiemble el pulso, apuesta por el talento, genera, desarrolla, mentoriza, forja, premia a las personas con talento. Son nuestro relevo generacional…

“Es difícil conocer la mente de cualquier mortal, y el corazón, hasta que ha sido probado en la autoridad del mando. El poder muestra a la persona”
Sófocles

Conceptos de los cuatro tipos de dirección
·         Dirección por tareas (DpT)         --à Qué hay que hacer
·         Dirección por objetivos (DpO)     --à Qué hay que conseguir
·         Dirección por competencias (DpC) --à Con que comportamientos hay que conseguirlo
·         Dirección por misiones (DpM) --à Para qué hay que conseguirlo

“Parece que nuestra vida aumenta cuando podemos ponerla en la memoria de los demás. En la vida nueva que adquirimos y nos resulta preciosa.”
Montesquieu

El entorno cambiante y de alta incertidumbre demanda una gestión renovada de las personas, que en definitiva constituyen el elemento diferencial más adaptable y menos replicable de las empresas…
Para “obtener lo mejor de cada persona” cara también al futuro resulta conveniente disponer de sistemas diferenciados, que permitan valoraciones de potencial y de desempeño…

“Un directivo ha de centrase en dar ejemplo y generar negocio.”
José Antonio Pérez Lopez

… mensaje sencillo… aunque no fácil de llevar a la práctica diaria…. La tarea de un directivo consiste en dirigir personas y su trabajo, y obtener resultados fruto de la venta de los productos y servicios generados en la empresa…
En la mejora de las personas radica la más original de las fuentes de competitividad… se dice de ellas que son el activo más importante, aunque a veces es el primero que se amortiza en situaciones de crisis

Recibir retroalimentación sobre las conductas es un aspecto esencial del desarrollo humano…
… para iniciar un proceso de cambio lo primero que necesitamos es descubrir y asumir el punto de partida

Tener información objetiva y externa sobre nosotros mismos es una ayuda inicial fundamental, sin la que un proceso de cambio puede nacer desenfocado y poner el acento donde no debiera. Recibir feedback facilita la reafirmación de la imagen en ciertos aspectos y el conocimiento de esas zonas ciegas que nos ayudan a comprender cómo nos perciben los demás y es el punto de partida si queremos que nos vean de otra forma.

“Somos lo que hacemos repetidamente y que la excelencia por tanto no debía ser entendida como un acto sino como un hábito.”
Aristóteles

Errores en la atracción y compensación de directivos
1.   Concentrarse exclusivamente en el dinero…
2.   Olvidar que el sueldo comunica mensajes esenciales…
3.   Acentuar el exceso de remuneración variable respecto del fijo…
4.   Atender solo necesidades inmediatas…
5.   Abusar de las etiquetas…
6.   El regateo en las condiciones de la oferta…
7.   La retribución del jefe fija el criterio…
8.   Las urgencias se pagan…
9.   La excepción se convierte en la norma…
10.               La falta de transparencia…

Contratar no es como comprar, sino más bien como vender. Es necesario activar una imagen de marca de la empresa como lugar para trabajar, y esforzarse por mantenerla pese a los vaivenes de cada momento.

Despedir es un acto extremo y el directivo que adopte esta decisión ha de ser consciente de la responsabilidad inherente de la misma… tendrá que objetivar los hechos que considera constitutivos del despido…
… no hay que olvidar que, en determinadas circunstancias, el directivo ha de sopesar los intereses del grupo frente a una conducta individual y, por lo tanto, priorizar.
La decisión de despedir es exclusiva de la función directiva… el directivo que quiere hacerlo ha de estar involucrado en el proceso de comunicación al interesado y soportar la responsabilidad de esa decisión… requiere un alto nivel de madurez personal.

“Muchos fracasos en la vida han sido de hombres que no supieron darse cuenta de lo cerca que estaban del éxito cuando se rindieron.”
Thomas Alva Edison

Si el líder logra ver más allá de la cuenta de resultados y su línea de beneficios, superando la miopía inicial propia de la eficacia a corto plazo y de cortas miras, se encontrará de nuevo con la gente… si se preocupa por añadir valor simultáneamente a la empresa y a sus miembros, de estos recibirá algo más que un buen clima: lealtad, la lealtad con la que se paga la ayuda a crecer como profesionales, “ahora soy mejor que antes” es fruto de un despliegue del liderazgo integral.

“Lo que uno hace a través de sus amigos,
es como si lo hiciera uno mismo.”
Aristóteles

“Allí donde no hay una visión directora la gente perece.”
Salomón

… los lideres deben abandonar su zona de confort, pero permanecer en su zona de fortalezas.
si un líder desea multiplicarse, ha de llegar a liderar líderes

“Nosce te ipsum”
(Conócete a ti mismo)

El líder cabal ha de saber leer la realidad interior de sus colaboradores y seguidores, sus mentes y corazones, como lee la realidad del negocio o su reflejo en cuentas de resultados y balances. De esa lectura nace el compromiso, la entrega y los cambios, que a la postre lo son de aptitudes.

“Desear no lo conseguirá;
hacerlo sí”



Link de interes

“Se piensa que lo justo es lo igual, y así es; pero no para todos, sino para los iguales. Se piensa por el contrario que lo justo es lo desigual, y así es, pero no para todos, sino que para los desiguales.”
Aristóteles 

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario en la entrada