lunes, 16 de mayo de 2016

¿Por qué trabajamos? En busca de sentido

Estimad@s amig@s

Sinopsis
La pregunta parece muy simple, pero la respuesta es sorprendente compleja.
Nos han enseñado que la razón por la cual trabajamos es primordialmente por la paga a fin de mes, y la sociedad se ha estructurado conforme a esa creencia. Sin embargo algo no encaja ¿por qué hay gente tan infeliz a pesar de cobrar bien? O por qué hay gente tan feliz con su trabajo a pesar de cobrar relativamente poco.
Después de analizar el tema, Schwartz prueba que la razón por la cual trabajamos solo puedes ser incentivada en raras ocasiones y que la razón por la cual se trabaja mal es justamente por intentar incentivarlo.
Este libro es un primer intento para ayudar a todos a encontrar un gran trabajo.

“Está en la naturaleza de todos los hombres vivir con la mayor comodidad posible; y si sus emolumentos van a ser exactamente los mismos realicen o no algunas tareas muy penosas, las realizarán tan negligente y descuidadamente como la autoridad se lo permita”
Adam Smith  

En teoría cada uno tenemos un motivo que nos lleva a trabajar, pero todos partimos de una base común, y es la de satisfacer nuestras necesidades básicas.

Una vez cubiertas éstas, cada uno dará una versión diferente al vecino. Unos dirán que por subir en el escalafón laboral, otros que por realización personal, otros por ganar dinero, y otros vaya usted a saber.

Lo cierto y verdad que entender la motivación humana no es una tarea fácil, pero si es necesario que conozcamos que nos motiva a levantarnos e ir al trabajo a diario; Ya que el día que no lo hagamos aunque sea a nosotros mismos nos tendremos que dar una explicación de ¿Por qué hemos dejado de trabajar? ¿Qué dejo de motivarnos? ¿Qué fallo para que nos desmotivásemos?

“En este mundo el hombre debe ser yunque o martillo”
Henry W. Longfellow

… el trabajo de los granjeros, artesanos, tenderos, por arduo que haya sido, ofrecía a la gente un grado razonable de discrecionalidad, autonomía y variedad en lo que hacía cada día. El trabajo les proporcionaba la oportunidad de utilizar su ingenio para resolver los problemas a medida que surgían y establecer maneras más efectivas de realizar su actividad laboral. Toda esta oportunidad fue abandonada cuando la gente cruzó las puertas de la fábrica.

Si queremos ayudar a diseñar una naturaleza humana que busque y encuentre el estímulo, el compromiso, el sentido y la satisfacción en el trabajo, tenemos que empezar a crear nuestra manera de salir de un profundo agujero en el que nos han metido casi tres siglos de errores sobre la motivación humana y la naturaleza humana, y contribuir a promover lugares de trabajo en los que el estímulo, el compromiso, el sentido y la satisfacción sean posibles.

La gente que considera su trabajo como una «vocación» es la que lo encuentra más satisfactorio. Para estas personas, el trabajo es una de las partes más importantes de su vida, están encantadas de hacerlo, es una parte vital de su identidad, creen que su trabajo convierte el mundo en un lugar mejor, y animarían a sus amigos e hijos a hacer esa clase de trabajo. La gente cuyo trabajo es una vocación obtiene una gran satisfacción de lo que hacen.

“El arte confecciona un vestido;
la naturaleza produce un hombre”     
David Hume



“El valor es el resultado de un grandísimo miedo”
Abate Galiani

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario en la entrada