miércoles, 12 de octubre de 2016

Mindfulness digital; Cómo aportar equilibrio a nuestras vidas digitales

Estimad@s amig@s

Sinopsis
Desde el correo electrónico hasta los smartphones, y desde los medios sociales hasta las búsquedas en Google, las tecnologías digitales han transformado nuestra forma de aprender, entretenernos, socializar y trabajar. A pesar de su utilidad, estas tecnologías han conducido a menudo al exceso de información, al estrés y a la distracción. En los últimos años, muchos de nosotros hemos comenzado a sopesar los pros y los contras de nuestras vidas en línea, y a preguntarnos cómo podríamos utilizar con más destreza las herramientas que hemos desarrollado. David M. Levy, que ha vivido siempre a caballo entre el «mundo rápido» de la alta tecnología y el «mundo lento» de la contemplación, ofrece una oportuna guía para estar más relajados, atentos y emocionalmente equilibrados mientras estemos conectados. En una serie de ejercicios cuidadosamente diseñados para ayudar a los lectores a observar y reflexionar sobre su propio uso, Levy nos invita a observarnos mientras utilizamos el correo electrónico o ejercitamos la multitarea, así como a experimentar con la desconexión durante un período determinado. Nunca prescriptivo, el libro abre nuevas sendas para investigarnos a nosotros mismos, y permitirá a los lectores realizar cambios significativos y poderosos en su lugar de trabajo, en el aula y en la intimidad de su hogar.

«Buscad leyendo
y hallaréis meditando»
San Juan de la Cruz 

Somos multitarea, o eso nos gusta decir. Estamos continuamente interactuando con dos o tres pantallas en la oficina e incluso en casa. Mientras vemos la televisión estamos interactuando con la tableta o el smartphone. A esto lo llamaríamos el «mundo rápido»
A la vez tenemos una vida familiar, de ocio donde compartimos con los amigos nuestro «mundo lento» alejados de todo lo digital.

Es necesario por higiene mental, familiar, etc., el poder equilibrar esos dos mundos y conseguir ganar calidad de vida. Con este ritmo frenético que muchos llevamos, ni aportamos calidad en nuestro trabajo, ni tratamos a nuestros seres queridos como se merecen.

No me atrevo a aseguraros que el mindfulness es la receta que os ayudara a equilibrar los dos mundos, lo que si soy capaz de aventurar que este ritmo de vida no es bueno. Es necesario que generemos espacios y tiempos donde poder desconectar, reflexionar, y a su vez implementar cambios que nos hagan poder unir los dos mundos sin generar ganadores o perdedores.

«El hombre que no teme a las verdades,
nada debe temer a las mentiras»
Thomas Jefferson



«El hombre es libre como el pájaro en su jaula»
Johann K Lavater

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario