miércoles, 14 de junio de 2017

Universidades corporativas; El reto digital

Estimad@s amig@s

Sinopsis
¿Estamos en una época de cambio o nos encontramos ante un cambio de época?
La tecnología ha facilitado la aparición de negocios disruptivos que han agitado los mercados de tal modo que las empresas más tradicionales aún son incapaces de competir en igualdad de condiciones. Dado que el activo de las nuevas organizaciones ya no es el capital, sino el talento, los principales retos de los departamentos de RR.HH. son la captación de talento y el desarrollo profesional de las personas. Por eso, la formación devendrá la principal herramienta competitiva.
En este libro se habla de transformación digital, de la incidencia de la tecnología en las empresas y, sobre todo, del papel de la formación como elemento catalizador del cambio. Ante la situación actual se nos plantea el reto de convertir el problema en una oportunidad

« (…) La cultura digital facilitara la forja o la destrucción de una reputación de pericia o fiabilidad (…)»
Jesús Briones Delgado

Introducción
(…) necesitamos personas con voz y voto, que demande una mayor horizontalidad organizativa y que hayan dejado alguna huella digital, que ofrezca una idea de lo que pueden llegar a realizar en un futuro, que sean parte decisiva, protagonistas en generar su propia carrera.

(…) la necesidad de aprender a lo largo de toda la vida, pero igualmente crece la conciencia de no saber (…) y la conciencia de los riesgos (…)

«Ninguno hay que no pueda ser maestro de otro en algo»
Baltasar Gracián

A la hora de afrontar un programa de transformación digital en una empresa y teniendo como punto de apoyo una Universidad Corporativa, hay que determinar el grado de madurez digital de cada uno de los miembros del equipo humano.

Para ello Toni Ramos nos recomienda plantear algunas cuestiones

¿Se ha identificado los diferentes perfiles de trabajadores de la organización?
● ¿Qué competencias digitales necesita cada uno de ellos?
● ¿Cuáles son los requerimientos específicos para cada puesto de trabajo?
● ¿Qué experiencia previa tienen los empleados y cuál es su actitud hacia las TIC?
● ¿Se usa el medio digital como canal de formación y como una manera de inmersión en el nuevo entorno?
● ¿Se usan nuevos métodos de aprendizaje como la gamificación en tanto que herramienta de compromiso y de desarrollo de talento?
● ¿Se facilita la comunicación y la colaboración en red para fomentar el desarrollo de las personas?

Las Universidades Corporativas son un potente «vehículo» para ayudar a preparar, transformar, consolidar y seguir en continua evolución la digitalización de la empresa.

La formación es necesaria, indistintamente del formato en que hagamos uso de ésta.  La transformación digital necesita de muchas horas de reflexión, formación, interiorización, van a cambiar muchas cosas y por tanto es necesario borrar lo aprendido y empezar a generar conocimiento en nuevas  áreas.

El departamento de formación es clave a la hora de implementar la transformación digital, de ahí la importancia que cobra las Universidades Corporativas. ¿Quién es mejor conocedor de la realidad que las personas que están dentro para poder formar al equipo?

«Las universidades evolucionaran cuando ofrezcan servicio en lugar de producto»
Genis Roca

(…) lo importante no es enseñar; lo importante es aprender (…)

En internet hay tal cantidad de contenidos que el éxito de la formación se empezará a medir en función de las audiencias (…) la dificultad reside más en retener que en captar la atención.

(…) tenemos que atender a programas de formación continuada en las empresas, que faciliten que sus empleados puedan aprender cuando tienen dudas, que la gente aprenda en tiempo real a partir de las necesidades inmediatas.

El cambio es tan veloz que parece que las empresas priorizan las buenas personas, con habilidades para adaptarse a entornos cambiantes, la colaboración y la toma de decisiones; porque de la formación técnica asociada a la profesión ya se encarga la organización.

«La programación será como la asignatura de inglés en el siglo XXI»
Marc Collado

(...) nuevo perfil del formador (…) facilitador del proceso de aprendizaje que nos orientará, despertara nuestro espíritu crítico y se preocupara por que desarrollemos nuestra capacidad para buscar, seleccionar y procesar la información de manera sistemática, valorando su relevancia, discriminando la que nos será útil y cuestionando su fiabilidad (…)

«Contrata a los mejores y déjalos que hagan lo que saben;
si no,
contrata a los más baratos y que hagan lo que tú dices»
Warren Buffet

¿Querrá un profesional del futuro trabajar para alguien que antepone la jerarquía a las decisiones compartidas?

El directivo tiene que entender el cambio de paradigma, por eso es el primero que tiene que asumir su propio cambio, que no solo pasará por atender a nuevas estructuras organizativas, estar atento a nuevas amenazas o ser más permeable a las nuevas ideas (…) 

(…) se prevén acciones de capacitación para cubrir necesidades incluso antes de que se hayan detectado en situaciones reales. Se rechaza la idea de que la edad deteriora la capacidad para aprender, pues se considera más importante mantener el interés por adaptarse a los cambios y a las innovaciones (…) se observan mejores resultados cuando el aprendizaje de las nuevas competencias se acompaña de la experiencia y de los conocimientos adquiridos previamente, ya que pueden relacionarse.

(…) olvidar prejuicios y evitar la prepotencia, porque la competencia no es directamente proporcional a la edad (…)

(…) brecha generacional y extender la idea de integración generacional porque el termino brecha hace referencia a la ruptura y da una sensación de mayor distancia o incluso confrontación.

«La gente cree lo que los medios les dice qué deben creer»
George Orwell

(…) cada vez más, en formación, hablaremos de control de audiencias, en lugar de asistencia o uso, del mismo modo que recibiremos recomendaciones a la carta en función de nuestra necesidad, antes incluso de que seamos conscientes de ella.

(…) para decidir la creación de una Universidad Corporativa el volumen de trabajadores no importa, porque lo relevante es alinear los objetivos de la formación a los objetivos de negocio de la empresa.

La formación excede el espacio aula (presencial o virtual), porque solo el 10% de la formación que recibimos la producen cursos o actividades de calificación dirigidas. El 20% se da por medio de feedback y las orientaciones que nos dan los demás (…) el 70% el gran grueso del aprendizaje y el desarrollo, se produce en el puesto de trabajo, cuando tenemos que solucionar problemas o afrontamos nuevos retos.

Hay que diseñar nuevos modelos que fomenten la colaboración para potenciar el aprendizaje, difundir buenas prácticas. Identificar líderes de conocimiento, desarrollar el talento y favorecer los planes de carrera y los itinerarios formativos.

(…) la formación como elemento estratégico que facilite la sostenibilidad de las empresas.

«Lo que hacemos en esta vida tiene su eco en la eternidad»
Máximo (personaje de la película Gladiator)



Link de interés

«En el próximo siglo,
los líderes serán aquellos que impulsen a otros»
Bill Gates

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario