jueves, 6 de julio de 2017

Otras 50 claves para franquiciar

Estimad@s amig@s

Sinopsis
No cabe duda de que la franquicia despierta el interés de un número cada vez mayor de empresas y de que el 10% de las ventas minoristas se hacen ya a través de los negocios integrados en el más del millar de cadenas que emplean esta fórmula de asociación comercial en nuestro país. Si tú también has pensado en la franquicia como sistema de crecimiento comercial de tu negocio, en este libro encontrarás una amplia relación de consejos prácticos que te guiarán en el proceso de expansión y en la forma en la que deberás organizar y gestionar tu nueva franquicia. Si en 50 Claves para Franquiciar se aportaron ya recomendaciones para la realización de un buen proyecto de franquicia, en esta segunda parte se presentan otras tantas sugerencias para que puedas crear tu nuevo canal de ventas y desarrollar una estructura franquiciada sólida y eficaz.

«La literatura nos puede llevar a todas partes,
a condición de que empecemos a andar»
Abel F. Villemain

Introducción
Cuando un empresario decide ampliar sus redes de venta, utilizando para ello el crecimiento a través del sistema de franquicia, considera que lo más importante siempre es la expansión de dichas redes.

Y no es menos cierto, que el objetivo fundamental de quien se quiere convertir en franquiciador, es el de ampliar la red de ventas y por tanto asociarse a un gran número de empresarios que se adhieran a su marca y que se conviertan en sus franquiciados.

(…) no se puede olvidar (…) la base de un crecimiento medido y sostenible, es un buen proyecto de franquicia (…)

El crecimiento en franquicia, es una carrera de fondo (…) debemos ser cautos, pacientes y concienzudos (…) fieles a la estrategia que hemos definido en el proyecto. 

(…) protocoliza todos tus procesos de trabajo, especialmente los de crecimiento, asistencia y formación (…)

No pierdas el pulso a tus clientes, al mercado y a tus franquiciados (…) no olvides que su satisfacción es la base de tu éxito.
David Díaz

«En sus momentos de lucidez,
todos los locos son sorprendentes»
Casimir Delavigne

Franquiciar un negocio no es un camino fácil, más bien todo lo contrario. Estas incorporando a un socio a tu empresa que te va a ayudar a crecer, pero que a cambio tienes de traspasar tu saber hacer.

Para ello es necesario que tengas documentados todos tus procesos, seas muy exquisito a la hora de analizar a los candidatos que vas a incorporar, sepas gestionar una relación de largo plazo basada en el beneficio mutuo, tengas claro que habrá que ser flexible, y que si realmente apuestas por el largo plazo, no siempre podrás ganar.

El modelo de franquicia lleva años existiendo, y se ha escrito mucho al respecto, pero como en tantas otras facetas de la vida, nunca se deja de aprender, es cuestión de actitud.  

«La razón es lo que más asusta a un loco»
Anatole France

Expansión
● Ten paciencia. Un crecimiento controlado y sostenido. Una franquicia es un proyecto a largo plazo (…) será siempre más complicado captar los primeros franquiciados, pero no vayas demasiado deprisa y descarta todo crecimiento acelerado (…) es aconsejable no crecer demasiado en las etapas iniciales. Centra tu atención al principio en perfeccionar el proyecto (…)

● No improvises nunca. Plan de expansión. Realiza un plan de desarrollo. Planifica minuciosa y analíticamente tu crecimiento. Concreta los mercados en la que la apertura de un negocio de tu enseña sea posible (…)

Pasos para definir un plan de expansión
1.   Identificación de variables
2.   Valoración por localidad
3.   Ponderación de variables
4.   Índices locales de prioridad
5.   Negocios por localidad
6.   Objetivos zonales y temporales

Define tu franquiciado ideal. Habilidades y cualidades. (…) concreta sus actitudes y cualidades deseables y llega a conclusiones observando el perfil de tus mejores encargados o directores de sucursal (…)

● Proyecta la concesión (…)  realiza un programa claro y conciso de las fases por las que tendrá que avanzar cada operación, desde que un nuevo candidato se interesa por tu franquicia y te solicita información, hasta que firmas con él el contrato de franquicia (…)

Organización
●   Abre negocios propios. Unidades piloto permanentes. Antes de realizar concesiones a terceros, deberás probar el modelo de actividad objeto de la franquicia en unidades de negocio de tu propiedad.

Controla la calidad de gestión. La base de toda asistencia. Establece un sistema con el que puedas acceder a aquella información de la gestión que precises controlar y no lo hagas con fines fiscalizadores, sino con el claro objetivo de asentar en las conclusiones de este seguimiento la asistencia cualificada y particularizada (…)

Cuenta con un equipo profesional. Experiencia y capacidad.

Gestión
Busca financiación. Cobertura de inversiones franquiciadoras.

Homologa proveedores. Estructura de suministro.

Fija precios competitivos. Lo mejor y al menor precio. (…) analiza la opción de ceder parte de tu margen comercial al franquiciado permitiéndole así un suministro preferente y un posicionamiento excepcional en materia de precios de venta al público (…)

Anticípate a los problemas. La denuncia del contrato como última opción. Un buen contrato será sin duda necesario, pero piensa en una definición estrategica adecuada y la disponibilidad de una organización franquiciadora bien estructurada para la asistencia a la red, evitará la aparición de problemas de numerosos problemas (…)

Considérale como un socio. Cooperación y fidelización. (…) un franquiciado es en realidad un «socio» que explota nuestra marca en condiciones operativas de antemano definidas. Merece ser tratado como tal si lo que deseamos es beneficiarnos de su cooperación y motivación.

«En cuanto un hombre abandona la envidia empieza a prepararse para entrar en el camino de la dicha»
E. Wallace Stevens



Link de interés

«No puedes hacerlo todo solo.
Franquicia tu marca y deja que otros te ayuden»
Mariano Alonso

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario