miércoles, 2 de agosto de 2017

DALE LA VUELTA A TU CLASE; Lleva tu clase a cada estudiante, en cualquier momento y cualquier lugar

Estimad@s amig@s

Sinopsis
Los impulsores de esta metodología educativa llegaron a ella al plantearse estas preguntas: ¿Cómo puede un solo profesor personalizar la educación de tantos estudiantes? ¿Cómo puede asegurarse de que cada alumno aprende, cuando hay tantas metas y objetivos que alcanzar? ¿Qué pasaría si grabáramos nuestras exposiciones, los alumnos vieran el vídeo como tarea y luego dedicáramos todo el tiempo de la clase a ayudarlos con los conceptos que no entienden? De este modo nació la clase al revés, que centra la atención en cada alumno y su propio ritmo de aprendizaje. 

«El papel del profesor en la clase es ayudar a los alumnos,
no únicamente proporcionarles información»

Prólogo
Aunque nuestros hogares y centros educativos puedan tener la misma apariencia, todos vivimos en un mundo excepcionalmente nuevo, caracterizado por:
● Un gran aumento de la inestabilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad (VUCA[i]).
● Un cambio que no solo es más rápido, sino que además está en constante aceleración.
● Unos cerebros y mentes que se extienden y amplifican, gracias al uso de las nuevas tecnologías.
● Unas redes globales que no conectan a todos en el planeta, tanto con los recursos disponibles con las demás personas.

El trabajo del docente de hoy es adaptarse a este contexto cambiante (…)

(…) el viejo papel educativo de «transmitir información» ha sido sustituido por enseñar a los estudiantes a «enseñase a si mismos» (…) lo que nuestros estudiantes necesitan de sus profesores es que sean sus «entrenadores para el futuro».

(…) la metodología de «dar la vuelta a la clase» permite a un profesor pasar la mayor parte de su tiempo en el aula perfeccionando las habilidades de sus estudiantes.

El aprendizaje es solo un importante medio para alcanzar la meta de los estudiantes de llegar a ser quienes quieran ser ―y quienes nosotros queramos que sean―.

«El pasado es el prólogo»
William Shakespeare

«Debemos mostrar reverencia por el pasado,
pero no vivir en él»

En un momento de cambios como el que estamos inmersos donde la gran mayoría de las profesiones de los próximos años aún no se han inventado, y por tanto los «escenarios formativos», es necesario que la innovación y el uso de metodologías disruptivas entren en nuestras aulas.

Para ello es necesario evolucionar en manera de pensar, actuar, diferenciarnos, ofrecer algo distinto a nuestros alumnos. ¿Nos hemos parado alguna vez a preguntarnos?

¿Cómo pueden mis alumnos maximizar el aprendizaje que les aporto cara a diseñar su futuro?
● ¿Dar la vuelta a la clase es el mejor modelo para que mis alumnos puedan llegar a ser lo que quieren ser?
● ¿Qué quiero que mis alumnos, descubran, aprendan?
● ¿Qué necesitan mis alumnos aprender?
● ¿Qué deben traer aprendido de casa?

No hay sitio, o no debe de haberlo para el inconformismo. Debemos de estar buscando permanentemente la mejora en la forma en la que enseñamos a aprender.

«No puedo obligar a nadie a que aprenda; tienen que asumir solos esa responsabilidad»
Jennifer Douglas

(…) la clase gira alrededor de los estudiantes, y no del docente. Los alumnos son los responsables de ver los videos y formular las preguntas adecuadas. El profesor solo está ahí para darles la retroalimentación de un experto. Los estudiantes son por tanto los responsables de completar y compartir su trabajo.

Uno de los mayores beneficios de la «clase al revés» es que mejora todas las interacciones: profesor/alumno y alumno/alumno. Como el papel del profesor cambia, de presentador de contenidos a asesor en el aprendizaje, pasamos casi todo nuestro tiempo hablando con los alumnos (…)

Para desempeñar correctamente la labor docente en un entorno de aprendizaje para el dominio de la «clase al revés», creemos que se necesitan las siguientes características:
El profesor debe dominar los contenidos.
El profesor tiene que reconocer cuando no sabe las respuestas a las preguntas formuladas por los alumnos, y debe estar siempre dispuesto a buscar la solución con ellos.
El profesor debe ser capaz de manejar su clase de forma no lineal.
El profesor debe estar capacitado para ceder el control del proceso de aprendizaje a los alumnos.

Componentes clave de este tipo de aprendizaje.
1.   Establezca objetivos de aprendizaje claros.
2.   Determine cuáles de esos objetivos se pueden alcanzar mediante la investigación, y cuáles es mejor aprender a través de la enseñanza directa.
3.   Asegúrese de que los alumnos tengan acceso a los vídeos.
4.   Incluya actividades de aprendizaje interesantes para realizar en el aula.
5.   Elabore varias versiones de cada evaluación sumativa para que los alumnos puedan demostrar su dominio de cada objetivo de aprendizaje en una unidad de estudio individual.

Cuando el aprendizaje se convierte en el centro de la clase, los estudiantes deben trabajar igual de duro que el profesor (…) sus mentes están involucradas en el proceso (…)

Cuando nosotros, como educadores, empezamos a llamar a nuestras aulas «espacios de aprendizaje», nos obligamos a cambiar la forma en la que pensamos acerca de lo que ocurre en ellas (…)

Una de las ventajas del aprendizaje mediante la «clase al revés» es que el profesor desarrolla mucha práctica en la formulación de cuestiones. En vez de hacer una sola pregunta durante una exposición, usted puede hacerle muchas preguntas mientras interactúa con ellos (…)

«La gracia de la escuela es aprender»



Link de interés

«Dimos a los estudiantes el control (del mando a distancia). Y así, los estudiantes ya no tendrán que seguir siempre el ritmo del profesor, sino que podrán ir al suyo propio»  

Recibid un cordial saludo


[i] VUCA es un acrónimo utilizado desde 1990 para describir la inestabilidad (Volatility), incertidumbre (Uncertainty), complejidad (Complexity), y ambigüedad (Ambiguity) que pueden conllevar ciertas situaciones.
Publicar un comentario