jueves, 19 de octubre de 2017

¿Emprendes o inviertes? Cómo vender sueños y cómo comprarlos

Estimad@s amig@s

Sinopsis
¿Emprendes o inviertes? Esa es la cuestión.
Empezar como emprendedor o inversor no es algo evidente. El mundo de las startups tiene sus particularidades y, para entrar con paso firme, es necesario empezar con la guía de un experto.

Christian Fernández es uno de los inversores pioneros en este campo. Se ha entrevistado con cientos de emprendedores y ha analizado otros tantos planes de negocios. Conoce perfectamente las ilusiones, puntos débiles y fortalezas de estos valientes. Asimismo, ha coincidido con un buen número de inversoresbusiness angels y de fondos de capital riesgo—, por lo que sabe con qué retos se enfrentan los noveles, y en qué van a invertir los más experimentados.
Tanto si eres emprendedor como inversor, debes saber que las tasas de fracaso de las startups son altas. Christian te prepara para que llegues a Ítaca y consigas la mayor recompensa que hayas soñado.

«Nada tarda más en llegar que lo que nunca empieza»
Alain Joule

Prólogo
(…) la inversión de VC no ha parado de crecer en los últimos años a nivel mundial principalmente por tres razones 1 las barreras para lanzar y desarrollar empresas innovadoras son cada vez menores; 2 dichas empresas necesitan capital para desarrollarse, y una vez agotada la capacidad de los inversores iniciales (familiares, amigos y business angels) la única alternativa externa que les  queda es el VC; y 3 las alternativas de desinversión para el VC son cada vez más obvias, ya que las grandes empresas tecnológicas tienden cada vez más a innovar mediante adquisición de empresas tecnológicas más pequeñas, frente a la tradicional I+D interna.

España además goza de ventajas añadidas: 1 disponibilidad de talento técnico y científico con hambre de gol y costes inferiores a los países del entorno; 2 disponibilidad de financiación pública, tanto para los fondos como para las compañías en las que invierten, y 3 coste y calidad de vida que atrae a muchos emprendedores internacionales.

(…) todavía estamos muy lejos de los países de nuestro entorno (Reino Unido, Alemania o Francia), por no hablar de los que juegan en la champions league como son Israel o Estados Unidos. Vamos por el buen camino, pero hay muchas cosas que mejorar hasta que consigamos que lanzar, financiar y desarrollar empresas innovadoras en España sea tan sencillo y habitual o más que en esos países, y que a los emprendedores de éxito se les considere héroes (…)

«El final despues de años de sufrimiento y trabajo duro puede ser una victoria o un fracaso (…)»

Introducción
(…) creo que el capital mínimo para este tipo de sociedades debería estar sobre los 20 millones de euros, porque con un capital bajo es muy difícil compensar los costes de gestión, las pérdidas en las inversiones fallidas y no permite seguir apostando a fondo en las buenas inversiones que necesitan más rondas y más capital.

(…) inversiones en fases muy iniciales requieren de larguísimos periodos de maduración hasta tener algo «vendible» (…)

(…) ventas se realizan por cantidades importantes. Era lo que estaba esperando el mercado, conseguir desinversiones importantes que validaran el modelo y que hicieran ricos a muchos emprendedores e inversores. Ese flujo de dinero retroalimenta el sistema. Se empiezan a ver emprendedores en serie, que con el dinero obtenido por la venta de su empresa crean otras nuevas o bien fundan fondos de inversión.

(…) es importante analizar los objetivos personales de cada uno de los actores y cómo deberían coincidir y alinearse ante la posible venta de la empresa, las nuevas rondas de financiación o un cierre del negocio.

(…) conduciré al lector a través del proceso de creación de una startup: la idea inicial, la financiación, la puesta en marcha, la llegada al mercado, quiénes intervienen en todo este largo, difícil y apasionante camino y cómo podemos optimizar tiempo y dinero (…)

(…) la tasa de fracasos es enorme, también es verdad que los éxitos existen y están a la vuelta de la esquina.

«Mucha gente cree que lo opuesto al éxito es el fracaso.
Lo opuesto al éxito es el aprendizaje»
Guy Kawasaki

Uno de los muchos puntos en los que coincido con Christian Fernández, es en la necesidad de que los propios emprendedores aporten dinero en las rondas iniciales para dar credibilidad y confianza al resto de inversores. Evolucionar del modelo de las tres Fs (Friends, Family, Foolsa uno donde demos  entrada a una cuatro F que seria la aportación en capital de los Fundadores (Founders). 

Otro punto de convergencia es la necesidad de preparar una red line (dinero necesario para cerrar) si las cosas van mal. Tuvimos un caso de una startup que deicidio cerrar y les llamo mucho la atención cuando les planteamos la dotación económica necesaria para liquidar la actividad.

La búsqueda de financiación, el encaje entre el equipo emprendedor y los inversores, la importancia del pacto de socios, la importancia de actuar de manera honesta buscando los puntos que nos unen más que los que nos separan, todos buscamos el éxito.

Vender sueños es una ardua tarea, necesita de un buen producto, un gran equipo emprendedor, capacidad de sacrificio, generosidad. Comprar sueños necesita de cabeza fría, conocer el sector-negocio donde actúa la startup, caja para poder escalar en las siguientes rondas de inversión, contactos, visión de negocio, sangre fría, capacidad de negociación…

«El éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo»
Sir Winston Churchill

(…) a veces las exigencias del emprendedor pueden acabar con un buen proyecto, la flexibilidad en la negociación es muy importante.

Tipos de emprendedores:

1. Los que quieren que les pagues sus hobbies
2. Los inventores
3. Los científicos
4. Los emprendedores del Next Big Thing
5. Los emprendedores prepotentes
6. Los emprendedores que solo quieren tener un sueldo
7. Los emprendedores mediáticos
8. El emprendedor «incalificable»
9. El emprendedor Gollum

Una idea por sí sola no tiene ningún valor o tiene un valor muy pequeño. Lo realmente importante es la ejecución, la puesta en marcha de la idea y lograr que se materialice, que tenga clientes que compren, que crezca y que madure (…)

La idea debería cumplir varios requisitos: simplicidad, concreción, credibilidad (…)

«Dadme generales con suerte»
Napoleón

Las nueve reglas de oro para business angels serían:

1. Invierte en aquello que conoces
2. Las personas preferimos equivocarnos juntas que acertar solas.
3. Invierte el ahorro que no necesites
4. Diversifica tus inversiones
5. Invierte en proyectos escalables
6. Invierte en buenos equipos
7. Invierte como si fueras a comprar todo el negocio
8. Sé paciente
9. Siempre existe el factor suerte

«Trata bien a los frikis porque algún día trabajaras para ellos»
Bill Gates

El pacto de socios regulara los siguientes temas:

a.   Clausulas sobre el gobierno de la sociedad
b.   Procedimiento para regular la entrada de nuevos socios
c.   Procedimiento para regular la salida de socios
d.   Dedicación, exclusividad y no competencia de los emprendedores
e.   Representación y garantías

«Esto no es el final,
ni tan siquiera es el principio del final.
Es más bien el final del principio»
Winston Churchill

(…) la montaña rusa que representa una startups: las dificultades de encontrar financiación inicial, el lanzamiento y el éxito de los productos y facturación, el colapso debido a factores externos (…)

Los factores de éxito han sido y serán siempre la capacidad del equipo directivo, la fe, la insaciable voluntad de victoria y un trabajo enorme (…)

(…) debemos estar preparados emocionalmente para cerrar empresas. Una de las peores cosas que podemos hacer es seguir «añadiendo dinero bueno a dinero malo».

(…) ir haciendo pequeñas rondas entre inversores pequeños hace que al final todo se quede pequeño, no crezca y muera.

(…) hay que medir la caja necesaria para atravesar el maravilloso proceso de presentación/ seducción, negociación, due diligence, contratos, crisis final y cierre de la operación.

«Solo un necio tiende a confundir valor con precio »
Antonio Machado

(…) un exceso de dinero produce un efecto halo muy perjudicial, se gasta más de lo necesario, se sobredimensionan las plantillas y las oficinas, y cuando quieres rectificar el coste es muy elevado.

(…) internacionalizar una startups es caro y complejo, y no necesariamente los modelos que funcionan aquí se pueden replicar de la misma forma a todo el mundo.

«No inviertas en ninguna empresa que no puedas llegar en autobús»



Link de interés

«Si no sabemos a dónde vamos nunca encontraremos el camino»
Lewis Carroll

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario