miércoles, 21 de abril de 2010

BUENAS PRACTÍCAS EN RRHH


Estimados amig@s:

"El hecho de triunfar no consiste en vencer siempre sino en nunca caer en el desánimo”
Napoleón Bonaparte

El libro tiene como objetivo proporcionar perspectivas y actualizar nociones para fundamentar el programa estratégico de los recursos humanos. Por tanto, aunque a lo largo de sus páginas se alude a más de 250 empresas nacionales e internacionales, no se trata de una mera recopilación de buenas prácticas agrupadas en capítulos. Los ejemplos recogidos deben servir para que los responsables de recursos humanos tengan referencias a la hora de innovar de acuerdo con la cultura y la realidad de su propia empresa y, para que no caigan en el peligro de reduplicar prácticas que son buenas en determinados contextos, pero no en todos. (Sinopsis)

“El concepto de “buena práctica” no es nuevo. Sus orígenes hay que situarlos en el capitulo sexto de la obra de Adams Smith The Wealth of Nations, donde señala que la división del trabajo tiene que ver con la diferenciación de tareas y con la especialización que nace como consecuencia de la misma.

Progresivamente, las “buenas prácticas” se centran de manera especial en el factor humano, el único recurso inagotable de las organizaciones. Se buscan sobre todo, “buenas prácticas” para motivar a los trabajadores y conseguir que se impliquen en el proyecto de la empresa.

A finales de los noventa se multiplican las concesiones de premios a empresarios, se organizan seminarios, se crean fundaciones con el único objetivo de conocer y difundir lo que están haciendo las empresas que tienen éxito.

Cambia incluso el lenguaje que se utiliza de manera formal en las organizaciones. Los obreros se convierten en empleados y colaboradores de la empresa. Los Departamentos de Personal se transforman en Departamentos de Relaciones Laborales y en Departamentos de Recursos Humanos. La palabra “recurso humano” no deja de ser peyorativa y es sustituida por “factor humano”, cuya aportación a la empresa es en parte cuantificable, y, en otra parte, es un intangible y de valor incalculable”. (Introducción)

Es un manual que debemos tener en cuenta si queremos contar con los mejores, posicionarnos como una empresa ética, responsable, sostenible, comprometida y que desarrolla y potencia el talento.


BUENAS PRÁCTICAS EN RRHH
Luis Sarries Sanz
Esther Casares García
ESIC Editorial


Abril, 21

“Cuando las órdenes son razonables, justas, sencillas, claras y consecuentes, existe una satisfacción recíproca entre el líder y el grupo”
Sun Tzu

Recibid un cordial saludo

2 comentarios:

Ana dijo...

Muy interesante Javier. Algún dia también habrá que hablar de las malas prácticas, porque ahora todas las empresas creen que realizan buenas prácticas y muchas no lo son.

saludos

Ana

Nuevo Viernes Nuevo Libro dijo...

Gracias por tu comentario Ana.

Es cierto que muchas empresas no tienen claro que son buenas prácticas, o no quieren saberlo. tambien hay otras que creen que les conviene no saber...

En cuanto a dedicar un post a las malas prácticas en Recursos Humanos, por ahora no creo que lo escriba, yo las sufri durante un tiempo y ahora pretendo olvidar. Que sigan existiendo directivos y jefes que crean que esa es la manera de fidelizar y comprometer a las personas que componemos el equipo humano de la organización, es lo que aun no he conseguido comprender...

UN ABRAZO