viernes, 9 de abril de 2010

ÉTICA EN LOS NEGOCIOS

Estimados amig@s:

"Obra de tal manera que puedas querer que la norma de tu conducta sea erigida en norma de conducta universal”
Immanuel Kant

“La crisis económica y las noticias sobre corrupción y malas prácticas de muchos dirigentes económicos y políticos, noticias que aparecen continuamente en los medios de comunicación, ponen de relieve, en sí mismas y también en la percepción de la gente, la necesidad del respeto a los valores y principios que fundamentan una vida personal y social digna.

… Estamos convencidos de la importancia de la ética en sí misma, como perfeccionamiento del ser y del actuar humanos y también de su carácter indispensable para la consecución del bien común de la sociedad…. No puede contraponerse el éxito económico y comportamiento ético sino que, incluso desde la óptica estrictamente empresarial, la conducta ética es un condicionante de la confianza entre las personas, confianza en la que se fundamentan la asociación, el contrato, las relaciones humanas, el posicionamiento a medio y largo plazo en los mercados y la solidez financiera, es decir, los principales rasgos que definen las buena marcha de los negocios y de las empresas.” (Prologo)
Simon Reyes Fernández Córdova

“la crisis económica de la sociedad del bienestar que en 2.008 se ha destapado es una crisis moral. Es la crisis de la avaricia, en la que se ha invertido la escala de valores: lo más importante es la cuenta de resultados; hay que ponerse a nivel de la competencia; todo está permitido y justificado; no hay más remedio; no tengo que dar cuentas a nadie; si puedo, ¿por qué no lo voy a hacer?; la técnica está por encima de la humanidad; tengo los medios de comunicación a mi favor; es políticamente correcto; es mi trabajo y mi negocio y hago lo que quiero; todo el mundo lo hace; no tengo otra salida; es mi oportunidad. Son estas y otro sinfín de sinrazones las causantes de la crisis actual. Son las sinrazones que han despejado y despejan las dudas de los profesionales a quienes les interroga la conciencia.

La ética antigua y nueva como el hombre, vuelve a tomar protagonismo. Ética, Liderazgo, Códigos de Conducta y Deontológicos son títulos de libros y programas en escuelas de negocios y de grado. El principio de independencia o desinterés, el de lealtad, diligencia y veracidad, el respeto por la persona, entre otros principios que invitan a la responsabilidad y al compromiso, se postulan como guías en tareas profesionales y en la acción empresarial.

La ética trata de despertar la conciencia y la crítica frente a conductas en las que impera el interés personal e inmediato, frente a conductas que eluden la responsabilidad y el compromiso. La ética ofrece referentes que ponen de manifiesto la perversidad de los medios cuando los fines se presentan como ineludibles. Cada generación y cada persona pueden y deben entrenar su dignidad, reconocer los valores imperecederos para disfrutarlos y transmitirlos a las generaciones inmediatas.” (Introducción)
Valle Labrada Rubio

“Dirigir una empresa solo por los beneficios es como jugar al tenis con la mirada puesta en el marcador y no en la pelota”
Kenneth Blanchard y Norman Vincent Peale

Nuestras organizaciones además de vender productos o servicios debemos conquistar y promover nuestra propia legitimidad.

“La ética empresarial debe ser objetivo de todo negocio. Porque la encarnación de ese inhumano homo oeconomicus, extremadamente desprovisto de responsabilidad cívica, ha de dejar de verse bien y está en la realidad cuando se busca la imagen de empresa ética y socialmente responsable. Hay que apoyar la ética empresarial aunque exista la trampa de que se convierta en maquillaje o imagen de marketing creada para el prestigio de directivos del negocio.

La valoración del nivel de ética practicada en cada empresa y en los negocios debe efectuarse por los empleados, clientes, proveedores, consumidores, y todos aquellos interlocutores afectados.”

“La ética en los negocios favorece la gestión del riesgo porque previene la aparición de escándalos, protege la responsabilidad legal de la empresa ante la conducta de empleados y responde a campañas de grupos de presión o de los medios de comunicación.

Mejora el funcionamiento de la organización porque fomenta una conducta organizativa descentralizada y emprendedora en un entorno globalizado con el fin de retener a los mejores empleados.

Protege la reputación de la compañía frente a un entorno tremendamente competitivo, asegura la confianza de los clientes y añade valor diferencial frente a la competencia.

Fomenta la responsabilidad social, puede convertir el negocio en modelo, satisfacer la creciente demanda de empresas socialmente responsables y establecer buenas relaciones con el Gobierno, ONGs y comunidades locales.

… Es valiosa en si misma porque favorece la valía personal de quien trabaja,… nos hace personas, mejores personas, y las personas son protagonistas de los negocios.”

“Aquí yace un hombre que atrajo a su servicio personas mejores que el mismo”
Andrew Carnegie

“El despertar de la ética en la vida personal, profesional y social es un regalo para cada persona y cada generación. La ética aporta la posibilidad de vivir la justicia social deseada, buscada y querida por tanta gente de bien. También la ética aporta a cada persona los recursos para defenderse de aquellos lobos que han dejado crecer el pequeño tirano.”

“La mentira no solo es pecado por el daño que causa al prójimo, sino por el desorden que implica en si misma”
Tomás de Aquino

Con esta magnífica y didáctica obra de la profesora Labrada me he hecho con una de las mejores herramientas de trabajo y consulta que hasta ahora habían pasado por mis manos. Desde el punto de vista de ética, valores, organizaciones, personas, códigos de conducta, deontológicos, liderazgo y, muchas dosis de coherencia entre otras.

“La primera obligación del intelectual hoy es recordar lo obvio”
George Orwell


ÉTICA EN LOS NEGOCIOS
Valle Labrada Rubio
ESIC


Abril, 9

"El negocio no puede ofuscar en el manager el principio: Obra de tal modo que uses la humanidad, tanto en tu persona como en la persona de cualquier otro, siempre como un fin y nunca como un medio"
Immanuel Kant

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario