jueves, 9 de noviembre de 2017

MDD; Marcas Del Distribuidor

Estimad@s amig@s

Sinopsis
Si tenemos en cuenta que:
● Uno de cada tres euros que gastan los europeos en el comercio, lo efectúan en marcas propiedad de los propios comerciantes.
● La facturación de las marcas propias de los distribuidores más importantes, superan con creces en muchos países, la de las grandes marcas líderes.
● La marca líder, de cuota de mercado en muchos países, es una marca de distribuidor.
● Sea realmente extraño que cualquier comprador europeo o norteamericano, no tenga contacto, en sus compras diarias, con alguna marca de distribuidor.
No parece lógico, que la sociedad no sea consciente de la importancia que han adquirido las MDD en su vida cotidiana.
Al contar con el apoyo de los compradores, se han convertido en un pilar esencial de la búsqueda por la diferenciación, la fidelidad y la imagen de los comerciantes al mismo tiempo que un factor de competencia directa frente a las marcas de los fabricantes.
Superando su fundamental interés comercial, las MDD se han con-vertido en valores corporativos para sus comerciantes, por lo que se ven sometidas a continuos retos y compromisos sociales.
Este libro, basado en las experiencias personales del autor en el lanzamiento y consolidación de numerosas marcas del distribuidor, trata de enfocar de manera sencilla y amena, la complejidad de las MDD, sus peculiaridades y problemas, así como la manera en que están encarando su futuro.
Marcas Del Distribuidor, es un libro dirigido a todos aquellos lectores interesados por el mundo comercial y en particular, por las aportaciones que los comerciantes han desarrollado en la configuración de su oferta global.

«A los lideres no los eligen las empresas,
sino los consumidores (…)»

Prólogo
El comerciante sabe que, con el mismo surtido y precios parecidos, tiene complicado generar atracción, fidelidad y preferencia hacia su establecimiento. Necesita algo más.

La calidad de los productos frescos en el caso de las formulas alimentarias, y la amplitud del surtido entre los especialistas, podrían construir elementos de preferencia (…)

Una mayor cercanía a los clientes, bajadas lineales de precios, servicios complementarios, programas de fidelización, campañas publicitarias, comercio electrónico (…)

«La Marca Del Distribuidor te ofrece la calidad y la garantía de tus productos de siempre a un precio inferior»

¿Quién de nosotros no consume productos de Marcas Del Distribuidor?  

Es difícil encontrar hoy día personas que no lo hagan. Lo tenemos interiorizado, y compramos principalmente por la garantía de calidad que nos ofrecen los productos Marca Del Distribuidor, también por precio, pero en un segundo plano.

Detrás de la construcción y consolidación de una Marca Del Distribuidor hay una gran estrategia desde la búsqueda del fabricante, marketing, comunicación, calidad, posicionamiento, innovación, mejora continua, y un largo etcétera.

No es fácil el camino y más con la competencia que todos tenemos en nuestros sectores y con un consumidor muy informado a la vez que exigente. Por ello cobra más importancia aún el no dejar de co-innovar para no dejar de aportar valor a través de la Marca Del Distribuidor.

«La Marca Del Distribuidor crea sentido de pertenencia y unidad. Es un proyecto compartido, del que nadie se tiene que sentir excluido»

La Marca Propia es una opción, pero la última palabra la tiene el comprador. Solo a él corresponde decidir si le compensa pagar más por su marca de toda la vida o sustituirla por la que le ofrece el comerciante.

Cuando no hay marca, como sucede en los productos a granel o en la venta asistida de carne y pescado, la vinculación entre producto y comerciante es directa e inmediata.

El diseño del envase es otro factor a tener en cuenta, si la MP no quiere acabar integrada en el segmento de las marcas de segunda categoría.

Los productos genéricos tienen su demanda: unas veces por necesidad, en otras ocasiones como punto de entrada al gran consumo y también cuando el producto se integra en la consideración de commodities. Para necesidades básicas: productos básicos. No hay que pagar por la marca.

(…) una Marca Propia que se precie no puede prescindir del mundo infantil. Se trata, además, de compras regulares.

Si una referencia no funciona, se sustituye, se cambia de formula o de fabricante, y si no se logra que sea aceptada, se elimina. Si al comprador, pasado un tiempo, el producto no le interesa, la solución no es darle permanentemente un espacio en las baldas desproporcionado con su venta.

Si las prendas no atraen, el precio es un factor secundario; pero si gusta, hay que mantener  el precio que razona y justifica cualquier MDD: a calidad comparable, el comprador adquiere las prendas a un precio inferior.

Todo comerciante sabe, tiene que saber, que su proyecto de Marcas Propias ha de ser participativo, común, consensuado y contar con el apoyo de todos (…)

(…) el distribuidor siempre ha confiado en las informaciones de sus proveedores para saber las tendencias del mercado, pero cuando se trata de tu propia marca es mejor no fiarse.

Los propios proveedores son ahora competidores y el mercado no siempre evoluciona a gusto de todos. Se impone tomar la responsabilidad de estudiar el mercado y lo que en él está ocurriendo.

Hay que seguir a los líderes, a los competidores, y a las otras Marcas De la Distribución. Hay que valorar nuevos productos que aparecen o las referencias complementarias.

El envase es la parte visible, el soporte de la marca, el punto de información, lo que se localiza en la estantería, lo que permanece en el hogar, lo que necesita ser reciclado o aparece en la basura. Demasiada imagen al exterior como para no ser tratada con prudencia.

«La calidad del mejor al mejor precio.
Es la premisa a respetar»



Link de interés

«Los productos de Marca Propia no son parte del surtido.
Son su surtido (…)»

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario