domingo, 26 de noviembre de 2017

Gestión del conocimiento y competitividad

Estimad@s amig@s

Sinopsis
Este libro es una amplia ventana informativa y reflexiva acerca de lo que se ha venido en llamar «La Gestión del Conocimiento», adoptando la perspectiva de su papel en la empresa actual. Se basa en la experiencia académica, docente y práctica de los autores, fundamentalmente en el IESE y en la UPF.
Se ha estructurado pensando en un lector no necesariamente especializado, desde personas simplemente interesadas en la Gestión del Conocimiento hasta profesionales, ejecutivos, directivos, académicos y profesores de la materia, pasando por estudiantes de muy diversos ámbitos, tanto técnicos como de gestión.
El objetivo principal de este libro es, en definitiva, acercar al lector a la variada realidad de la Gestión del Conocimiento desde una perspectiva asequible pero rigurosa.

«No necesariamente las empresas que más saben obtienen mejores resultados, sino más bien las que logran usar mejor lo que saben»

Gestionar el conocimiento de la organización para ser más competitivos. Esa debería ser una premisa de todos, pero no sólo nuestro conocimiento individual «mi tesoro», nos referimos al conocimiento de todos.

Cuanto conocimiento, ideas, sugerencias, etc., dejamos pasar a lo largo del año, por no tener canales de escucha. ¿Cuánto nos cuesta no poner en valor ese conocimiento organizacional? ¿Cómo impactaría en la cuenta de resultados tener plataformas de conocimiento colaborativo?

Cuando una persona abandona la organización ¿qué pasa con su saber hacer, se lo lleva consigo, o hay protocolos de trasmisión del conocimiento?

El conocimiento es una gran ventaja competitiva, nos hace competitivos, no dejemos escapar esa ventaja que reside en las personas. Protocolicemos la transmisión del conocimiento, el des-aprender lo que ya no sirva,  adquisición de otros nuevos y sobre todo el compartir.

La generación de comunidades de conocimiento debe estar entre las prioridades  de la agenda de la alta dirección, y por qué no decirlo y en cada uno de los trabajadores, y más ahora que la gran mayoría nos estamos convirtiendo en nómadas del conocimiento.

«El desarrollo de conocimiento en una organización se hace con el objetivo de emplearlo en la consecución de ventajas competitivas sostenibles»

(…) cualquier empresa necesita, para competir, incorporar el conocimiento relevante del entorno, un conocimiento que le permita ofrecer a sus clientes algo que realmente necesiten y valoren, de modo que estén dispuestos a pagar por ello (…)

(…) las empresas precisan diseñar y desplegar planes de aprendizaje y desarrollo del conocimiento (…)

El conocimiento se ha convertido en una base para la generación de ventajas competitivas (…) su gestión se torna un factor crítico en este proceso (…) la cuestión es cómo el conocimiento existente puede dirigirse por un lado a la generación de ventajas competitivas y por otro a la  creación de nuevo conocimiento con el mismo objetivo.

Se pueden tener muchos datos y mucha información y aun así no haber acumulado ningún conocimiento porque nadie lo ha reinterpretado ni le ha dado significado en un contexto determinado.

Existen 4 amenazas genéricas «al acecho» de las ventajas competitivas de una empresa: Imitación, Sustitución, Hold Up y Autocomplacencia.

(…) las organizaciones no solo aprenden, sino que también olvidan (…) causas de pérdida de conocimiento:
― (…) la rotación y renovación del personal puede afectar al conocimiento base de una organización.
― (…) la experiencia reciente es más valiosa que la vieja, parcialmente debido a la naturaleza cambiante del entorno y de las condiciones técnicas imperantes en el mismo (…) determinadas capacidades «antiguas» devengan obsoletas y por tanto menos útiles para la resolución de problemas.

El des-aprendizaje es necesario para facilitar la absorción y actualización del conocimiento.

El Capital Intelectual es el conjunto de los activos intangibles con potencial para generar un mayor valor para la empresa.

El Capital Intelectual está constituido por:
Capital Humano, talentos de las personas, habilidades, eficacia, capacidad de aprendizaje (…)
Capital Estructural, eficacia de los sistemas de gestión, información sobre la organización, características, estructura y filosofía del trabajo, los derechos legales de propiedad, patentes, tecnologías, inversiones, publicaciones, datos, estrategia, cultura, estructuras y sistemas, rutinas organizacionales y procedimientos (…)
Capital Relacional, formado por los contactos con los entornos externos a la organización como el carácter de las relaciones con los clientes (…)

Experimentar y Aprender son las posibles maneras de «Adquirir» Conocimiento. Pensar, es la manera de «Crear» conocimiento ―o aflorar conocimiento de una realidad― que nos has experimentado ni aprendido. Enseñar y Aplicar son las maneras de «Transferir» Conocimiento.

(…) el Ciclo Individual del Conocimiento: Adquirir, Crear y Transmitir, se basa en los cinco escenarios  de Experimentar, Aprender, pensar, Enseñar y Aplicar. Todo ello es imprescindible para la adaptación del individuo al mundo y su supervivencia en este: sin conocimiento la supervivencia peligra pues no se puede garantizar la adaptación.

« (…) la sabiduría no consiste solo en saber,
consiste en saber emplear el saber»
Fransesc Torralba



Link de interés

Las personas pueden aprender por abstracción y reflexión, o pueden hacerlo por experiencia.

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario