lunes, 14 de febrero de 2011

EMPRESAS QUE CAEN y por qué otras sobreviven


Estimados amig@s

"Perdurar o caer,
sobrevivir o desaparecer,
depende más de lo que tú te hagas a ti mismo que de lo que el mundo te haga a ti."
Jim Collins

Sinopsis
El declive se puede detectar.
El declive se puede evitar.
El declive se puede revertir.

Jim Collins es probablemente el académico más reconocido del mundo de la empresa y del management. Trabajó durante cinco años en Empresas que sobresalen que, publicado en 2001, se convirtió rápidamente en un éxito internacional. Los críticos siguen considerándolo el mejor libro de management de la pasada década.
Tras el impacto generado por la caída de gigantes como Lehman Brothers o Enron, Collins ha dedicado otro lustro a estudiar qué factores arrastran a las grandes empresas a la ruina. ¿El declive puede ser detectado con la suficiente antelación para corregirlo?, ¿Cuán hondo puede caer una compañía para que su recuperación sea inevitable?, ¿Cómo se puede corregir una mala situación?
En consecuencia, se trata de saber cuáles son los síntomas y las fases de la caída. Sólo siendo capaces de predecirla y detectarla se puede revertir a tiempo.
¿Y cuáles son para Collins esas fases?
Fase 1: arrogancia nacida del éxito
Fase 2: persecución indisciplinada del crecimiento
Fase 3: negación del riesgo y el peligro
Fase 4: búsqueda dramática de la salvación
Fase 5: capitulación. Ser insignificante o morir
Toda organización, no importa lo grande que sea, es vulnerable. No existe ninguna ley que garantice la supervivencia, pero como concluye este trabajo de investigación, algunas empresas logran sobrevivir a las crisis siendo aún más fuertes que antes.

"No hay que tratar de presentar las respuestas correctas, hay que centrarse en plantear buenas preguntas."
Bill Lazier

Jim Collins nos presenta un profundo estudio sobre las empresas que caen y por qué otras sobreviven. Es un titulo que nos debe de llevar a una serie de reflexiones profundas sobre el estado real de nuestra organización.
Me quedo con las tres claves principales del libro: detectar, evitar y finalmente revertir. Para ello en todo momento la radiografía que tenemos de la organización tiene que ser profundamente rigurosa, crítica y realista.
Si queremos revertir una situación de crisis tenemos que ser realistas con el momento que estamos viviendo, ser críticos con las políticas que hasta ese momento hemos tenido y nos han llevado a la situación en la que nos encontramos, y finalmente realistas a la hora de realizar la nueva estrategia.

Fase 1: La arrogancia nacida del éxito. Las grandes empresas pueden quedar aisladas y a la vez protegidas por el éxito. El impulso acumulado puede hacer que la empresa siga adelante, durante algún tiempo, incluso si sus directivos toman decisiones inadecuadas o pierden la disciplina. La fase 1 empieza cuando las personas se vuelven arrogantes y consideran el éxito como un derecho adquirido, perdiendo de vista los verdaderos factores subyacentes que determinaron originalmente dicho éxito…

Fase 2: La persecución indisciplinada del crecimiento… más dimensión, más crecimiento, más elogios, más de todo lo que los que ostentan el poder consideran “éxito”. Las empresas, en la Fase 2, se alejan de la creatividad disciplinada que les llevo a la grandeza, dando saltos indisciplinados en áreas en las que no pueden llegar a ser excelentes o bien creciendo más deprisa de lo que es posible crecer manteniendo la excelencia, o ambas cosas…

Fase 3: La negación del riesgo y el peligro… aumentan las señales de aviso internas, pero los resultados externos siguen siendo lo bastante buenos como para “encontrar alguna explicación convincente” para los datos adversos o para sugerir que las dificultades son “temporales” o “cíclicas”… en la Fase 3, los directivos tienden a minimizar los datos negativos, amplificar los datos positivos e interpretar como positivos los datos ambiguos

Fase 4: La búsqueda dramática de la salvación… los “salvadores” habituales van desde un carismático líder visionario a una estrategia audaz pero nunca probada antes, pasando por una transformación radical, una revolución cultural drástica, un ansiado producto superventas, una adquisición “revolucionaria” o cualquier otra solución mágica…

Fase 5: Capitulación. Ser insignificante o morir… la acumulación de contratiempos y las costosas “salidas nulas” deterioran la capacidad financiera y la moral individual hasta tal punto que los directivos abandonan toda esperanza de poder construir un gran fututo

"Es imposible tener una gran vida a menos que ésta tenga un sentido. Y es muy difícil tener una vida con sentido sin un trabajo con sentido."
Jim Collins


EMPRESAS QUE CAEN
Y por qué otras sobreviven
Jim Collins
DEUSTO


Link de interes
Empresas que perduran
¿Quieres salvar tu empresa?

Febrero, 14

"La derrota tiene algo positivo: nunca es definitiva. En Cambio, la victoria tiene algo negativo: jamás es definitiva."
José Saramago

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario