miércoles, 23 de febrero de 2011

LA REVOLUCIÓN PENDIENTE las personas en el centro de las organizaciones


Estimados amig@s

“La excelencia de hoy es la mediocridad de mañana.”
Tom Lambert

Sinopsis
Este es un libro donde se trata de poner de manifiesto y potenciar el valor y la importancia de las personas en las empresas y organizaciones.
Los trabajadores son mucho más que recursos humanos o mano de obra, son personas. Los trabajadores son el eje y centro de la organización, son los protagonistas principales de cualquier actividad que se desarrolle en el seno de la empresa, un claro factor diferencial, una importante ventaja competitiva son el activo más valioso y, por qué no decirlo más claro: son el capital humano.
El autor considera necesario transformar el modelo de dirección jerarquizada, imperante en estos momentos en la mayor parte de las empresas y organizaciones, y sustituirlo por otro nuevo modelo de dirección participativa donde las personas ocupen la posición y lugar relevante que les corresponden.
Sobre esta base, el autor considera que debe llevarse a cabo una revolución en el ámbito laboral consistente en que los trabajadores y trabajadoras ocupen un lugar central en las estructuras organizativas de las empresas, que recuperen su dignidad y el protagonismo que les corresponden.
A tales efectos, en el libro se desarrolla un nuevo modelo de dirección que, partiendo de la base de que el fin último de cualquier empresa u organización es satisfacer a los clientes de forma rentable, obtener resultados y lograr el desarrollo profesional y la satisfacción de los trabajadores, se establecen seis ejes básicos de actuación, que son: dirigir liderando, potenciar el trabajo en equipo, impulsar la participación, desarrollar un marco motivacional, facilitar vías de comunicación-relación y potenciar el desarrollo profesional de los trabajadores.
En definitiva, este es un libro de dirección y de personas, que tiene la pretensión de hacer pensar y reflexionar sobre los cambios que es necesario llevar a cabo en la empresa y que está dirigido a empresarios, directivos, organizaciones sindicales y trabajadores de hoy que tengan el deseo de adecuarse a los nuevos tiempos y a los nuevos retos que debemos afrontar.

“Para vitalizar a su equipo trate que asuman un objetivo común, ayúdeles a encontrar un sentido de utilidad y valor en las tareas de cada dia.”
M. Douglass

Introducción
La calidad del personal es, hoy más que nunca, un factor esencial en ámbitos donde es necesaria una renovación tecnológica, una mejora de la competitividad, así como una capacidad para resolver la compleja problemática existente en nuestras empresas en la actualidad, de tal manera que los conocimientos adquiridos hasta hace tan solo unos pocos años, han quedado en gran medida obsoletos.
Esto nos lleva a que nuestros conocimientos deban ser permanentemente actualizados, dado que cada dia tenemos ante nosotros nuevos retos profesionales a los que hacer frente.
Lo más difícil no es cambiar las técnicas, sino transformar las actitudes y mentalidades de las personas. Si las mentalidades no cambian, lo más probable es que las técnicas sean rechazadas o mal utilizadas. Hoy en dia no se puede transformar los procesos tecnológicos sin contar con la colaboración de quienes los tienen que ejecutar, o sea, los trabajadores.
Y es que cada vez es más necesario contar con directivos que no sólo dominen el área técnica en la que son especialistas, sino también la dirección y el liderazgo de las personas.

“Crecemos en la medida que ayudamos a crecer a los demás.”
Juan Luis Urcola

Juan Luis Urcola con la revolución pendiente, trata de hacernos reflexionar sobre el giro que debemos de dar en la dirección de personas. ¿Están realmente las personas que trabajan en tu organización en el centro de la estrategia?
Es una lectura interesante, si estás dispuesto a que tu organización de un giro hacia la dirección participativa, en caso contrario, ¿para qué leer este libro?
“El hombre absurdo es el que no cambia nunca.”
Georges Clemenceau

Este libro trata de dar respuesta a gran parte de las cuestiones que en el ámbito de la dirección participativa nos han preocupado y preocupan a la mayor parte de los directivos actuales, como son:
- ¿Cuál debe ser el papel del trabajador en la organización?
- ¿Qué es la dirección participativa?
- ¿Cómo dirigir desde el liderazgo?
- ¿Cómo potenciar el trabajo en equipo?
- ¿Cómo impulsar la participación?
- ¿Cómo motivar para integrar y comprometer?
- ¿Cómo propiciar vías de comunicación y relación?
- ¿Cómo facilitar el desarrollo y crecimiento profesional de los trabajadores?
Pocas personas han expresado tan bien este proceso de transformación como Denis Waitley,… cuando señala:
- Ayer los recursos naturales definían el poder. Hoy el poder es el conocimiento
- Ayer la jerarquía era el modelo. Hoy la sinergia es imperativa.
- Ayer los jefes ordenaban y mandaban. Hoy los líderes facultan y apoyan.
- Ayer los jefes eran guerreros. Hoy los líderes son facilitadores.
- Ayer los jefes exigían respeto. Hoy los líderes fomentan el respeto por uno mismo.
- Ayer los accionistas eran lo primero. Hoy los clientes son lo primero.
- Ayer los supervisores florecían. Hoy los supervisores desaparecen.
- Ayer los empleados obedecían órdenes. Hoy los equipos toman decisiones.
- Ayer la antigüedad suponía status. Hoy la creatividad guía los procesos.
- Ayer la producción señalaba la demanda. Hoy la calidad determina la demanda.
- Ayer el valor era algo aparte. Hoy aportar valor lo es todo.
- Ayer todos éramos competidores. Hoy todos somos clientes.
- Ayer los beneficios se conseguían de cualquier modo. Hoy los beneficios se logran mediante la integridad.
La palabra revolución viene del latín revolutio y es el cambio o transformación radical y profunda respecto al pasado inmediato. La revolución se percibe como una ruptura del orden establecido o una discontinuidad evidente con un estado anterior de las cosas, que afecta de forma decisiva a las estructuras económicas, sociales, políticas, religiosas, etc.
“Donde hay satisfacción no hay revolución.”
Confucio


… provocar una revolución en base a desarrollar un nuevo modelo de dirección basado en los diez aspectos o ejes siguientes:
1.- Tomar conciencia nosotros y ayudar a tomarla a todos los agentes implicados…
2.- Asumir que los tres ejes fundamentales de toda empresa…, son: los clientes, las personas… y los resultados.
3.- Situar al trabajador en el centro de la organización y potenciar su dignidad como persona…
4.- Transformar el modelo de dirección jerarquizada imperante… por otro modelo de dirección participativa
5.- Desarrollar e implantar, en el propio ámbito de responsabilidad, el nuevo modelo de dirección participativa…
6.- Potenciar la participación de los trabajadores…
7.- Situar al trabajador al mismo nivel que el accionista…
8.- Integrar a los trabajadores en la definición, desarrollo e implementación del proyecto empresarial…
9.- Superar la fractura y acabar con el distanciamiento y desapego existente en el momento actual entre la empresa y el trabajador…
10.- Detectar, hacer frente y superar las resistencias al cambio… así como generar confianza y entusiasmo en llevar adelante la revolución.

“Hacen falta líderes que dirijan eficientemente y que impulsen, ilusionen y contagien entusiasmo hacia el logro de las metas.”
Juan Luis Urcola



LA REVOLUCIÓN PENDIENTE
Las personas en el centro de las organizaciones
Juan Luis Urcola Tellería
ESIC editorial

Link de interes
Dirigir personas; fondo y formas
El éxito fue la confianza

Febrero, 23

“Dirigir es hacer hacer siendo responsables de lo que hacen otros.”
Juan Luis Urcola

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario