miércoles, 9 de noviembre de 2016

La cuarta revolución industrial

Estimad@s amig@s

Sinopsis
Son muchos los desafíos a los que se enfrenta el mundo hoy en día, pero posiblemente uno de los más importantes sea comprender la nueva revolución tecnológica que está acarreando la transformación de la humanidad debido a la convergencia de sistemas digitales, físicos y biológicos.
Las nuevas tecnologías están cambiando la manera en la que vivimos, trabajamos y nos relacionamos los unos con los otros y la velocidad, amplitud y profundidad de esta revolución nos están obligando a repensar cómo los países se desarrollan, cómo las organizaciones generan valor e incluso lo que significa ser humanos.
En La Cuarta Revolución Industrial, Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, describe las características clave de la nueva revolución tecnológica y resalta las oportunidades y dilemas que ésta plantea. Las nuevas formas de colaboración y gobernabilidad, acompañadas de una narrativa positiva y compartida, pueden moldear la cuarta revolución industrial para beneficio de todos. Si aceptamos la responsabilidad colectiva de crear un futuro en el que la innovación y la tecnología sirvan a las personas, podremos llevar a la humanidad a nuevos niveles de conciencia moral.

«La mejor manera en que la inteligencia artificial se puede desarrollar es que tenga por objetivo empoderar a las personas y volverlas mejores seres humanos, así como ponerla sin costo a disposición de todo el mundo»
Sam Altman

Prólogo
(…) los emprendedores convierten los inventos en innovaciones comerciales, estas dan lugar a nuevas compañías que crecen aceleradamente y, por último, los consumidores demandan los nuevos productos y servicios que mejoran su calidad de vida. Una vez que el engranaje de este proceso comienza a funcionar, la industria, la economía y la sociedad se transforman a toda velocidad.

(…) pensar en la convergencia de distintas tecnologías, como las físicas, las digitales y las biológicas, en lo que llama la «cuarta revolución industrial».

Los conceptos de la cuarta revolución industrial ya están integrados en los modos de pensar y actuar de los emprendedores dedicados a desarrollar nuevos tipos de servicios financieros. Sus compañías son ágiles y colaborativas, diseñan y mejoran sus productos de forma interactiva, y trabajan de cerca con sus clientes, que ya viven vidas altamente digitalizadas.

La cuarta revolución industrial nos exige pensar lateralmente, uniendo industrias y disciplinas antes delimitadas (…)

(…) nos corresponde establecer claramente nuestros propios límites morales y éticos. La tecnología puede sernos muy útil, pero no nos brinda un sentido de moralidad (…)
Ana Patricia Botín
 
«Podríamos terminar con un futuro en el que la fuerza de trabajo haga una amplia variedad de actividades para obtener ingresos; usted podría ser un conductor de Uber, un comprador de Instacart, un anfitrión de Airbnb y un Taskrabbit»
Arun Sundararajan

Introducción
(…) pensemos en la impresionante confluencia de avances tecnológicos que abarca amplios campos, como la inteligencia artificial (IA), la robótica, el internet de las cosas (IoT), los vehículos autónomos, la impresión 3D, la nanotecnología, la biotecnología, la ciencia de materiales, el almacenamiento de energía y la computación cuántica (…) muchas de estas innovaciones están en sus albores, pero ya están llegando a un punto de inflexión en su desarrollo a medida que se construyen y amplifican mutuamente en una fusión de tecnologías a través de los mundos físico, digital y biológico.

(…) aparición de nuevos modelos de negocio, la irrupción de operadores y la remodelación de los sistemas de producción, consumo, transporte y entrega.

(…) mi preocupación (…) es que quienes adoptan decisiones quedan, demasiado a menudo, atrapados en el pensamiento tradicional, lineal (y no disruptivo), o están demasiado absortos en preocupaciones inmediatas como para pensar estratégicamente sobre las fuerzas de la disrupción y la innovación que le dan forma a nuestro futuro.

(…) una cuarta y distinta revolución está en marcha:
·         Velocidad: (…) ritmo exponencial, más que lineal.
·         Amplitud y profundidad: Se basa en la revolución digital (…) no solo está cambiando el «qué» y el «cómo» hacer las cosas, sino el «quiénes somos».
·         Impacto de los sistemas: (…) transformación de sistemas complejos entre (y dentro de) (…)

« (…) Los lideres deben preparar su fuerza de trabajo y desarrollar modelos de educación para trabajar con máquinas cada vez más capaces, más conectadas y más inteligentes»
Klaus Schwab

La cuarta revolución industrial o el impacto de la digitalización en los negocios nos está obligando a pensar de manera diferente, a plantearnos formas de hacer negocios disruptivas, a ser más agiles, rápidos, baratos, y a no dejar de pensar en cómo será el mañana

En un mundo donde actualizamos datos a través de la nube, donde se tomaran decisiones con ingentes cantidades de información a tiempo real ¿seremos las personas capaces de mantener ese ritmo de aceleración?

La cuarta revolución industrial empieza a ser una realidad. Lo importante no dejar de innovar, no dejar de aprender, no dejar de hacernos preguntas de cómo mejorar, de cómo nos influirán todos estos cambios acelerados y cómo seremos capaces de buscar sinergias en campos que hasta ahora han estado muy alejados de nuestro core de negocio, pero la digitalización está acercando a ritmos muy acelerados.

«En una época de aceleración, nada puede ser más emocionante que ir lento (…)
En una época de distracción, nada es tan lujoso como prestar atención.
Y en una época de constante movimiento, nada es tan urgente como sentarse y quedarse quieto»
Pico Iyer

(…) cuarta revolución industrial. Está comenzó a principios de este siglo y se basa en la revolución digital. Se caracteriza por un internet más ubicuo y móvil. Por sensores más pequeños y potentes que son cada vez más baratos, y por la inteligencia artificial y el aprendizaje de la máquina.

(…) «Industria 4.0» (…) «fabricas inteligentes» (…) genera un mundo en el que sistemas de fabricación virtuales y físicos cooperan entre sí de una manera flexible (…) absoluta personalización de los productos y a creación de nuevos modelos de operación.

(…) la realidad de la era digital es que muchas nuevas empresas proveen «bienes de información» con costos de almacenamiento, transporte y replicación que son prácticamente nulos (…)

(…) algunos diseñadores y arquitectos ya están combinando el diseño por ordenador, la fabricación aditiva, la ingeniería de materiales y la biología sintética para crear sistemas que involucran la interacción entre microorganismos, nuestro cuerpo, los productos que consumimos e incluso los edificios que habitamos (…)

(…) nuestros dispositivos se convertirán en una parte creciente de nuestro ecosistema personal, escuchándonos, previendo nuestras necesidades y ayudándonos cuando sea necesario, aunque no se lo pidamos.

Todos los nuevos desarrollos y tecnologías tienen una característica clave en común: aprovechan el poder de penetración que tienen la digitalización y las tecnologías de la información.

Hay cuatro manifestaciones físicas principales en las megatendencias tecnológicas, que son las más fáciles de detectar debido a su carácter tangible:
·         Vehículos autónomos.
·         Impresión 3D.
·         Robótica avanzada.
·         Nuevos materiales.

Digitales
·         Internet de las cosas (IOT) «internet de todas las cosas».

Biológicas

«Mientras que el impacto de la inteligencia artificial a corto plazo depende de quién la controle, el efecto a largo plazo depende de si se puede controlar todo […] Todos debemos preguntarnos qué podemos hacer ahora para mejorar las posibilidades de aprovechar os beneficios y evitar los riesgos»
Stephen Hawking

(…) adaptar, moldear y aprovechar el potencial de la disrupción mediante el cultivo y la aplicación de cuatro tipos de inteligencia:
·         Contextual (la mente).
·         Emocional (el corazón).
·         Inspirada (el alma).
·         Física (el cuerpo).

(…) los líderes no pueden permitirse pensar en contextos reducidos. Su acercamiento a los problemas, las cuestiones y los retos debe ser integral, flexible y adaptativo, e integrar continuamente muchos y diversos intereses y opiniones.

En un mundo donde ya nada es constante, la confianza se convierte en una de las virtudes más valiosas (…)

«El futuro está en nosotros […]
para transformarse en nosotros mucho antes de que ocurra»
Rainer Maria Rilke

«La duda es una condición incomoda,
pero ciertamente es ridícula»
Voltaire


DEBATE     

Link de interes
Abundancia

«En el siglo XXI,
el poder es más fácil de conseguir,
más difícil de usar,
y más fácil de perder»
Moisés Naím

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario en la entrada