miércoles, 13 de septiembre de 2017

Escuelas creativas; La revolución que está transformando la educación

Estimad@s amig@s

Sinopsis
Un enfoque revolucionario sobre cómo educar.
Robinson desarrolla en Escuelas creativas las ideas de su famosa charla TED «Cómo la escuela mata la creatividad» y ofrece soluciones innovadoras y revolucionarias para uno de los problemas más relevantes de nuestra sociedad: cómo transformar un sistema educativo que no funciona.
En una época en la que los procesos de evaluación se estandarizan, las escuelas pasan por momentos difíciles y tanto estudiantes como educadores sufren una presión enorme, Robinson nos ofrece soluciones prácticas para terminar con el caduco sistema educativo actual heredado de la Revolución Industrial. Para lograrlo, propone darle a la educación un enfoque personalizado. Sugiere aprovechar el potencial de los recursos tecnológicos y profesionales disponibles y fomentar así la participación de los estudiantes para que pierdan el miedo a equivocarse, desarrollen su pasión por aprender y su creatividad, y estén preparados para afrontar los retos que les depare el futuro.
Repleto de anécdotas, casos, investigaciones y consejos de profesionales pioneros en el tema, escuelas creativas apasionará a cualquier interesado en la educación, porque le hará replantearse muchas ideas preconcebidas y le ayudará a reflexionar sobre cuál es realmente el verdadero sentido de la educación en el siglo XXI.

«La civilización es una carrera entre la educación y la catástrofe»
H. G. Wells

La necesidad de transformar la educación es una visión que compartirnos muchos de los actores que estamos implícitos en el sector (colegios, profesores, padres, alumnos…). No es una tarea fácil, no hay un consenso entre los mismos profesionales sobre el tipo de escuela que queremos, o incluso los padres difieren sobre el tipo de enseñanza-formación que quieren reciban sus hijos.

Escuelas creativas invita a reflexionar sobre la necesidad de abordar cambios, en la forma de aprender, educar, formar, provocar curiosidad en alumnos y docentes.

Robinson pone foco en los grandes profesores y su motivación.  Un profesor no debe caer en la desmotivación, pero tampoco en la egolatría y trabajar por el “5” en la encuesta de calidad trimestral.

Un gran profesor tiene que trabajar por provocar necesidad-curiosidad de aprendizaje en sus alumnos, por aportar nuevo conocimiento, por ayudar a generar que su centro sea abanderado en la excelencia académica.

«Las expectativas de los profesores influyen de forma determinante en el rendimiento de los alumnos»

Aprendizaje, es el proceso durante el que se adquieren nuevos conocimientos y destrezas (…)
Educación, la premisa de la educación reglada es que los niños necesitan saber, entender y hacer cosas que jamás podrían aprender solos (…)
Formación, es un tipo de educación que se centra en aprender destrezas específicas.
Escuelas, educación en casa, la no escolarización y los encuentros informales tanto en persona como en línea desde la guardería hasta finalizada la universidad.

(…) los buenos profesores desempeñan cuatro funciones principales; motivan a los alumnos, facilitan el aprendizaje, tienen expectativas con respecto a ellos y los capacitan para creer por sí mismos.

Los buenos profesores saben que no basta con conocer sus disciplinas, pues su cometidos no es enseñar  materias, sino que sus alumnos aprendan. Necesitan motivarlos, inspirarlos y entusiasmarlos creando condiciones en las que ellos quieran aprender (…)

La clave para mejorar el rendimiento escolar reside en saber que enseñar y aprender son partes indisolubles de un mismo todo. Los alumnos necesitan profesores que se comuniquen con ellos, y, especialmente, que crean en ellos (…)

Los mejores profesores no son únicamente instructores, son también mentores y guías que deben ganarse la confianza de los alumnos, ayudarles a encontrar un rumbo en la vida y capacitarlos para creer en sí mismos (…)

Los grandes profesores son la esencia de las grandes escuelas. En sus diversas funciones pueden cumplir tres fines fundamentales para los alumnos:

Motivación: motivan a sus alumnos gracias a la pasión que sienten por sus disciplinas y los animan a dar lo mejor de sí mismos.
Confianza: ayudan a sus alumnos a adquirir las destrezas y conocimientos que necesitan para convertirse en estudiantes seguros e independientes capaces de seguir desarrollándolos.
Creatividad: capacitan a sus alumnos para experimentar, investigar, hacer preguntas, desarrollar las competencias de uno y estimular la curiosidad con el fin de que piensen de forma original.

«La creatividad es el proceso de tener ideas originales que son de utilidad»



Link de interés

«Las revoluciones no solo se definen por las ideas que las impulsan, sino también por el impacto que provocan»

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario