domingo, 10 de junio de 2018

Inteligencia Artificial


Estimad@s amig@s

Sinopsis
Una de las grandes aventuras de nuestro tiempo es la búsqueda de la Inteligencia Artificial. De ella se habla con esperanza, con temor, con escepticismo o con desprecio según las voces. Margaret A. Boden, una de las autoridades mundiales en este campo, nos presenta aquí un completo y accesible «estado de la cuestión». ¿Qué ofrece hoy la IA? ¿Cuáles son sus retos más inmediatos? ¿Existen ya los seres artificiales capaces de sentir emociones? ¿Está cerca la Singularidad, es decir, el momento en que los robots sean más inteligentes que los seres humanos? ¿Siguen vigentes las leyes de la robótica de Asimov?
Una lectura crucial para los interesados en los grandes retos tecnológicos y éticos de nuestro siglo, y casi un mapa para abrirse camino entre los complicados conceptos de la Inteligencia Artificial. Por una parte, una breve historia de la computación, y por otra un sucinto tratado de filosofía práctica sobre qué es la mente humana y cómo trabaja.

«La riqueza del futuro del aprendizaje automático
 basado en redes excede la imaginación»
Minsky y Papert

La Inteligencia Artificial (IA) de la que mucho hablamos pero creo que también es justo reconocer mucho desconocemos. Margaret Boden pone su conocimiento a nuestra disposición en esta obra divulgativa al alcance de todos los públicos.

No soy capaz de llamar inocente o culpable de posibles males que nos acechen por el uso de la Inteligencia Artificial pero si creo que debemos ser capaces de generar debates sobre el uso de las tecnologías y el impacto que éstas tendrán en la sociedad.

«Las maquinas tomarán el mando»
Alan Turing

La inteligencia artificial (IA) tiene por objeto que los ordenadores hagan la misma clase de cosas que puede hacer la mente.

El aprendizaje automático tiene tres grandes categorías: aprendizaje supervisado, aprendizaje no supervisado y aprendizaje con refuerzo (…)

(…) se dice que la IA alcanzara un nivel de inteligencia igual al humano (…) poco después, la IA Fuerte (IAF) se transformará en IAS (“S” de sobrehumano), ya que los sistemas serán lo bastante inteligentes como para copiarse a sí mismos, y así sobrepasarnos en número, y mejorarse a si mismos y así ser mas inteligentes que nosotros. Los problemas y decisiones más importantes los abordarán los ordenadores.

«La inteligencia es intrínsecamente imposible de controlar
[…] Hoy es inevitable concebir estrategias que aseguren
completamente que la IA futura encarnará la ética
 y los valores humanos»


Link de interés

«¿Qué somos las personas
sino máquinas muy evolucionadas?»

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario