viernes, 12 de noviembre de 2010

RAICES ÉTICAS DEL LIDERAZGO


Estimados amig@s:

“El liderazgo servidor se relaciona con la realidad del poder en la vida de cada dia, su legitimidad, sus restricciones éticas y los resultados beneficiosos que pueden conseguirse a través del uso apropiado del poder.”The New York Times


Sinopsis:
El liderazgo para que realmente sea digno de ese nombre, ha de estar fuertemente enraizado a la ética. Un líder es la persona que da ejemplo, buen ejemplo y éste es el único resorte para conducir a los hombres según libertad, es decir, en el respeto a la dignidad. Pero ¿cuál es el lugar de la ética en el liderazgo?

Para dar respuesta a esta pregunta la obra trata los siguientes temas profundizar en la relación que existe entre ética y liderazgo, se revisa la relación entre ética y teorías del liderazgo, se proponen varios trabajos en los que se sostiene la necesidad de orientar el liderazgo al servicio, se relacionan el liderazgo con las virtudes y los valores humanos, y se estudian diversos aspectos del liderazgo en relación con las organizaciones.

“El mejor líder es aquel que apenas se hace notar,
no aquel al que la gente obedece y aclama,
ni al que todos desprecian.
El buen líder habla poco,
y cuando ha concluido su trabajo y alcanzado su propósito,
la gente dirá:
lo hicimos nosotros”

Lao-Tse


Prólogo:
Como todo lo específicamente humano, la acción de conducir, de dirigir, lleva consigo la dificultad inherente e inevitable de encontrar el punto justo, según el cual se despliega con propiedad.

El ser humano está hecho de tal modo que en algunas dimensiones de su actuar es sobresaliente y puede dirigir, ayudar, a los otros, mientras que en otras, precisa que le dirijan. Por eso la sociedad es un sistema de servicios mutuos, y eso, lejos de ser una desgracia o un mal inevitable, es justamente todo lo que permite que podamos sentirnos unidos, al transfundir nuestra actividad, nuestra vida, en los otros.

El líder requiere a aquellos que dirige, les solicita y, a su vez, ha de responderles, ha de responsabilizarse. Lo contrario es deshonroso.

Un buen líder consigue infundir más capacidad de innovar (y eso es libertad), dar más seguridad (y eso es también libertad) y genera unidad en un grupo humano (y esa es una impagable libertad). Al proponernos con verdadero arrastre y arrastre verdadero una aventura común, nos engrandece, y saca a la luz lo mejor de nosotros.

La fuerza del líder está en la verdad de su símbolo. Como es sabido, símbolo en termino griego que significa: “lo que convoca, lo que une”. Su contrario es diábolo, “lo que desune”. Al convocarnos bien a una aventura buena, y al mostrarnos la verdad de ello, el líder está al nivel verdaderamente “sagrado” que su responsabilidad reclama
Rafael Alvira

"El líder servidor es, en primera instancia, servidor. Comienza con el sentimiento espontaneo de querer servir; en primer lugar, servir, después viene una lección consistente que hace aspirar a liderar. La mejor prueba del liderazgo servidor consiste en preguntarse: ¿crecen como personas aquellos a quien sirvo?; mientras les sirvo, ¿se hacen más sanos, más sabios, más libres, más autónomos, más aptos para convertirse ellos mismos en servidores? Y, ¿cómo afecta a los menos privilegiados de la sociedad? ¿Saldrán beneficiados?".
Robert K. Greenleaf

Es la segunda vez que traigo al blog un libro que habla del binomio ética y liderazgo. En este caso Raíces éticas del liderazgo, no es un libro nuevo. Se escribió en el año 2.000. Pero he querido aportarlo porque a pesar de lo que algunos puedan pensar, que los valores, y las virtudes, (que es donde arranca un liderazgo ético), están obsoletos, nunca podremos darles de lado ni aparcarlas, si queremos aspirar a la ejemplaridad.

En el liderazgo se trata de poner en juego los valores más importantes del hombre: la libertad y el amor. Se empieza por respetar y querer a los demás: servirles, ayudarles y no instrumentalizarles, sino procurar que ellos mejoren en su trabajo. Cuando la organización percibe este talante, automáticamente aumenta su capacidad de liderazgo, y se pasa de una dinámica de servidor-líder a otra de líder-servidor, con efectos multiplicadores en la moral y en la eficacia de la empresa. Pensemos cuanto mejoraría todo si cada miembro de un Consejo de Administración, cada directivo, hiciera su trabajo concienzudamente, entregado en plenitud de servicio, sintiendo la pasión insuperable por hacer lo más conveniente para el bien de la institución.

Hoy en día existe una preocupación creciente por los aspectos éticos relacionados con el mundo de la empresa; sin embargo, se corre el peligro de que mucho de lo relacionado con el Business ethics se convierta, desgraciadamente es una simple moda, o un tema con intereses desde el punto de vista del marketing.


En este orden de ideas surge toda una problemática ligada con la creación de la figura del EO (Ethics Officer o directivo de asuntos éticos). Efectivamente, el hecho de que los asuntos éticos sean delegados en una única persona que, usualmente no es el CEO es bastante cuestionable.


Al discutir quien puede pilotar un liderazgo ético, creemos que es una función de la alta dirección en general y del CEO en particular, ya que definición de los valores éticos de la empresa y la conducta de este al respecto de los mismos serán puntos de partida para que el resto de los miembros de la organización tengan unas directrices éticas a seguir.


… la comunicación de los valores éticos pensamos que si puede delegarse en un EO. Técnicamente se trata de informar a todos los Stakeholders sobre lo fundamental desde el punto de vista ético para la organización… el verdadero liderazgo ético se consigue a través de la dirección simbólica de la cultura ética por parte de toda la alta dirección.


“No hagas nada que pudiera avergonzarte si se publicara en un periódico.”John de Zulueta


RAICES ÉTICAS DEL LIDERAZGO
Domènec Melé Carné ©
EUNSA


Link de interes:
Liderazgo ético, la sabiduría de decidir bien
El saqueo de AFINSA la verdadera historia de la intervención

“Cuanto más alto coloque el hombre la meta,
Tanto más crecerá.”
Friedrich Schiller

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario