viernes, 8 de octubre de 2010

EL IMPERATIVO ÉTICO por qué el liderazgo moral es un buen negocio


Estimados amig@s:

“En la época en que lo ético se ha convertido, e irremediablemente, en tema de discusión, deberá seguir una época en que lo moral discurra en silencio, una época en que la actividad de un hombre no resida meramente en la periferia, sino en el centro y la plenitud de la vida cotidiana. Y esto vale tanto para la vida del individuo como de la comunidad.”
Dietrich Bonhoeffer

Sinopsis:
¿Cómo puede empezar una compañía, sus directivos y sus empleados
, a elaborar una concepción ética respecto a sus estrategias y sus prácticas cotidianas? En el presente libro, John Dalla Costa esboza el proceso consistente en describir aquellos principios éticos que pueden resultar favorables tanto para los clientes como para los accionistas y los empleados. Inspirándose en el campo de la gestión, las ciencias del comportamiento e incluso la teología, Dalla Costa explica por qué la ética debe ser un elemento fundamental en cualquier actividad empresarial, ofrece un modelo práctico para que cada organización establezca su propia «orientación ética» y propone una "ética global para la economía global" basada en el respeto, la honestidad, la honradez, la justicia y la responsabilidad medioambiental. Finalmente, para ilustrar el funcionamiento de este marco ético y ayudar a los directivos a adaptar el modelo a las necesidades y prioridades de sus respectivas empresas, se emplean ejemplos extraídos de una gran variedad de compañías. Del mismo modo en que lo están los directivos y los consumidores, hay otras muchas personas implicadas en problemas tales como la explotación laboral, la contaminación global y la discriminación en el lugar de trabajo, gente que lucha por integrar sus creencias en sus empleos y empresas. El imperativo ético vincula estos valores personales con el rendimiento de la empresa, lo cual hace que sea un libro de lectura obligada para directivos y gestores.

“La responsabilidad es, siempre, una relación entre personas.”
Dietrich Bonhoeffer

Introducción:

… fue tal la indiferencia que con Nike respondió a cuestiones relativas a los abusos laborales en las compañías de ultramar con las que contrata la manufactura, que su reputación está comenzando a heder como un viejo par de zapatillas de carreras…. En 1.996 Nike defendió el establecimiento de un sistema formal de inspección para controlar a sus contratistas… fueron sus propias accionistas quienes le impusieron esta decisión. Imaginar que la gente que se enriquece con Nike se volvió contra la empresa para exigir una acción que podía costarle una futura disminución de ganancias es un buen ejercicio para comprender el poder de las voces discrepantes.

“Atrévete a lo que es justo, sin dejarte distraer por el capricho del momento. Hazte cargo de la realidad con valentía, sin perder tiempo en lo que podría ser. En el vuelo de las ideas, y no en la acción, es donde reside la libertad. Prepárate mentalmente y sal a la tempestad de la vida.”
Dietrich Bonhoeffer

El imperativo ético
de John Dalla Costa pone el foco de la ética en los grupos de interes de las empresas. En la introducción nos habla de cómo los mismos accionistas de Nike, abanderan las auditorias y el código de conducta con las fabricas en Asia. Es igual Asia que cualquier otro punto del hemisferio, somos nosotros como accionistas, directores, directivos, mandos intermedios, trabajadores, clientes, proveedores, o cualquier otro rol que juguemos en ese momento los que estamos en nuestro deber moral de exigir responsabilidad a esa empresa. Mejores personas, ayudamos a construir mejores empresas. Pues igualmente consumidores más responsables también hacemos que los procesos de fabricación sean más responsables y transparentes.
Los grupos de interes, tenemos mucho que decir y cada dia más nuestra voz se oiga en más sitios y más activamente. Tenemos que luchar por una ética global, por el compromiso personal de las personas con el sistema educativo, con nuestra comunidad, con las universidades, con los políticos, los activistas, y las iniciativas de estandarización de una ética global.

“El radicalismo odia el tiempo; la eternidad. El radicalismo odia la paciencia; el acuerdo odia la decisión. El radicalismo odia la sabiduría; el acuerdo odia la simpleza. El radicalismo odia la moderación y la medida; el acuerdo odia la inconmensurable. El radicalismo odia la realidad; el acuerdo odia la palabra.”
Dietrich Bonhoeffer


EL IMPERATIVO ÉTICO
Por qué el liderazgo moral es un buen negocio
John Dalla Costa
PAIDÓS


Link de interes:
Ética en los negocios
El caso Madoff

Octubre, 8

"En la responsabilidad se realizan tanto la obediencia como la libertad. La responsabilidad implica tensión entre obediencia y libertad. Si cualquiera de ellas se independizara de la otra, la responsabilidad seria imposible."
Dietrich Bonhoeffer

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario en la entrada