domingo, 6 de mayo de 2018

Diccionario de Liderazgo Ignaciano


Estimad@s amig@s

Sinopsis
La esencia del liderazgo ignaciano ha de buscarse en fuentes originales, como son las «Constituciones de la Compañía», y en otras referencias secundarias. Dichos textos inspiran una forma ignaciana actual de entender el liderazgo y arrojan luz también hoy sobre algunas cuestiones clave en el liderazgo: características de la persona líder, de las personas o equipos acompañados, de la relación entre ambos grupos, y de la misión que todos buscan llevar adelante. El presente libro analiza casi ciento cincuenta conceptos relevantes. Para cada término se han elegido uno o más textos ignacianos originales a modo de citas inspiradoras, y se ha añadido un comentario explicativo que actualiza y aplica su significado a situaciones contemporáneas.

«No existe liderazgo perfecto y único.
Hay que adaptarse a la realidad
que se tiene delante y transformara»


El autor lo llama diccionario de liderazgo ignaciano, pero también lo podía haber llamado liderazgo para crecer En el interior de la obra encontramos ciento cincuenta términos relacionados con el liderazgo y el desarrollo de la persona líder y su equipo.

No nos olvidemos que la misión del líder es generar otros líderes, y desarrollar, dar visibilidad al talento de las personas que lo rodean.

El diccionario está dividido es varios bloques temáticos. Primero se aborda al líder (la persona y su talante), en el segundo al equipo (equipo y personas), un tercero dedicado a la relación (funciones, acompañamiento, cuidado y mejora), el cuarto misión (misión y opciones), un quinto sobre espiritualidad (espiritualidad y estilo), el sexto profundiza sobre liderazgo (otros tipos de liderazgo), y en el séptimo y último bloque se aborda la sostenibilidad (el futuro). Es un libro para leer despacio, meditando, traduciendo, entendiendo, buscando puntos de mejora, planes de acción, palancas de apoyo…

«A los que yo amo los reprendo
y los corrijo»
Apocalipsis 3,19

Humildad
(…) como contrapeso del riesgo de orgullo o soberbia a que puede incitar un puesto de liderazgo, es bueno considerar expresamente que la humildad y el abajarse han de ser parte del liderazgo y de la vida (…)

Prudencia
En un líder, la prudencia se valora más que la inteligencia o el nivel cultural.

Virtud
La persona líder es un referente para los demás (…) determinar en que es referente.

(…) humildad, caridad, paciencia, discreción, obediencia (…) las virtudes se ejercitan, se entrenan y se trabajan, y así se adquieren, y la persona cambia y crece.

Cabeza
Gobernar es llevar a la institución hacia su fin (…) el gobierno, de personas e instituciones, es algo importante y trascendente.

Aptitudes
Para liderar bien hay que conocer a las personas. Cada una de las personas lideradas tiene sus dones (…) mirar a cada persona es la tarea de un líder a la hora de asignar funciones o tareas (…) quien te envía te conoce y aprecia, y buscara colocarte donde más fruto puedas dar.

Hablar
(…) hablando se comunica el líder con su gente. Lo que dice un líder es escuchado a veces con lupa (…)

Conocer
(…) conocer a las personas. Con esa capacidad, puedes entender a las personas, acompañarlas y guiarlas. Esto permite un estilo de gobierno muy personal (…) conocimiento de uno mismo, las debilidades y fortalezas (…)

Dureza
(…) a los débiles los trataba con todo el cariño del mundo (…) las formas más duras con las personas que esperaba más (…) si quería probar la humildad de alguien, no tenía más que criticarlo con suma dureza, descalificarlo lo que hacía. Asi lograba que dichas personas, ciertamente las de grandes virtudes personales y éxitos apostólicos, y a quienes se asignaba grandes responsabilidades, no se confiaran demasiado en «sus» virtudes o éxitos personales (…)

Estudio
La formación y el estudio, la investigación y el rigor intelectual, son características del apostolado jesuita (…)

Intención
Hay otros que primero quieren haber beneficios y después servir (…)

Taoísmo
El que mejor gobierna es el que gobierna menos (…) el líder taoísta ideal es de perfil bajo: lidera sobre todo por el ejemplo y dando protagonismo a los liderados.

«Cuando el maestro gobierna,
la gente no es casi consiente de que existe (…)»
Lao Tse

Competencias
Hay que cultivarse: aprender y ejercitarse. Continua formación y continua puesta en práctica de las consecuencias de lo aprendido en bien de los demás.

«El líder tiene el papel de inspirar el cambio
con su ejemplo»


Link de interés

«Ganarse el corazón de la gente
es un objetivo del líder ignaciano»

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario