lunes, 9 de abril de 2018

Aprender en las organizaciones de la era digital; Alternativas desde la formación y para la transformación


Estimad@s amig@s

Sinopsis
Esta obra se centra en el aprendizaje que las organizaciones promueven en el entorno complejo y cambiante de la era digital. Asimismo, repara en las tendencias emergentes con el propósito de promover el desarrollo profesional y organizacional, camino de las transformaciones que pueden y deben darse. La realidad multifacética de la formación toma aquí un especial protagonismo y se aportan elementos estratégicos para la mejora permanente, el cambio y la innovación. Las inquietudes sobre el papel de gerentes y directivos, así como el de los departamentos de formación, el aprendizaje informal o las nuevas propuestas metodológicas, entre otras cuestiones, se analizan como aspectos trascendentales para comprender la temática. Y las directrices que se aportan son especialmente útiles para gerentes y directivos, responsables y gestores de la formación y los recursos humanos, así como para formadores y otros profesionales interesados en el progreso de los aprendizajes tanto individuales como colectivos.

«La simplicidad consiste
en sustraer lo que es obvio
y añadir lo especifico»


Prólogo
Apoptosis institucional y reinvención por emergencia

Un libro no cambia el mundo, ni el mío ni el vuestro, ni el personal ni el colectivo. O casi nunca lo hace (…)

Un libro no cambia las organizaciones por más que se trate de los clásicos que han permitido reinventarlas o rediseñarlas (…)

Pero las organizaciones, por más dogmáticas que sean, cambian… o mueren; muy pocas veces la velocidad requerida, casi siempre a destiempo, en el medio, sacrificando vidas e ilusiones, cumpliendo sus misiones y funciones de forma incorrecta.

A medida que las organizaciones se vuelven «tercamente» inteligentes, requieren de un talento humano cada vez más sofisticado (…)

(…) ¿Qué aprendizaje deben promover las organizaciones en la era digital? (…)
Alejandro Piscitelli

«Ninguna empresa puede ser mejor o peor
que las personas que la integran»


«Nada es permanente a excepción del cambio»[i], es una máxima que, por más veces escuchada, leída, etc., no pierde valor. Aprender lo que necesitamos, cuando lo necesitamos y como lo necesitamos no es fácil, ni accesible para todos. Los ritmos en los que nos movemos personas y organizaciones hacen del aprendizaje la gran ventaja competitiva.

Tenemos que ser conscientes de que el aprendizaje continuo y la gestión del autoaprendizaje son el presente y no podemos perder el puch, debemos ser capaces de diseñar nuestro propio ecosistema de aprendizaje, convertirnos en nuestro propio learning advisor «asesor de aprendizaje». Ser capaces de impulsar nuestros propios escenarios de colaboración, cocreación, curación de contenidos formativos, facilitar el aprendizaje propio y el de los compañeros.

En nuestro progreso para pasar de aprendiz a maestro podría ser de gran ayuda el diseñar nuestro propio PLE (Personal Learning Environment), son espacios personales de aprendizaje multiformato donde poder compaginar diferentes tipologías de píldoras formativas que nos ayuden al crecimiento profesional, ello iría muy encaminado la consolidación de la «formación como servicio», de la que espero en breve podamos reflexionar.

«No abandones nunca.
Nunca renuncies a intentar construir el mundo
que puedes ver,
 incluso si otros no pueden verlo»
Simon Sinek

Aprender para el futuro (…) no basta con dominar contenidos, sino que se precisan competencias para aprender, desaprender y volver a aprender. Ser capaz de adaptarse a los cambios, pensar críticamente, trabajar en equipo y avivar el ingenio en el aprendizaje, con autonomía para planificar qué y cómo aprender con responsabilidad y madurez.

Es prioritario repensar la formación. ¿Cómo abordarlo? Regresando a los orígenes y desde la capacidad autentica de aprender en cualquier momento, en cualquier lugar y bajo cualquier formato (…) el aprendizaje salvaje[ii], esto es, entender que el aprendizaje es algo consustancial a la naturaleza de la actividad de las personas.

● Si el conocimiento se adquiere «haciendo», no puede haber ruptura entre lo que se sabe y lo que se hace.
● El saber procede de hacer y del enseñar a otros cómo hacer.

Ciclo de gestión del conocimiento personal[iii]: recuperar, evaluar, organizar, analizar, editar, presentar, publicar y dialogar.

(…) La revolución tiene que ver con que iremos hacia la autoformación y el aprendizaje estará en manos de quien aprende[iv] (…) MOOC [Massive Open Online Course] (…) es un aprendizaje continuo, bajo demanda, móvil, social, corto, visual, autónomo e integrado, que bebe de la red profesional (…)

● Ser consciente de las propias preferencias en el aprendizaje: ¿cómo aprendo mejor?, ¿soy más de leer o de escuchar?, ¿de trabajar solo o acompañado?, ¿de explorar o ser guiado?, darse cuenta de esto facilita decidir conscientemente.

«La mayor innovación en el aprendizaje en el lugar de trabajo no provendrá de la nueva tecnologia, sino de apoyar a la gente a aprender continuamente y a gestionar su propio aprendizaje»
Jane Hart


Link de interés

«Una y otra vez se aferra uno a las cosas
que ha tomado cariño y piensa que es fidelidad,
pero no es más que pereza»
Hermman Hesse

Recibid un cordial saludo


[i] Heráclito de Éfeso
[ii] Mas, 2017
[iii] Jarche, 2016
[iv] Roberge, 2014
Publicar un comentario