sábado, 19 de junio de 2010

HABLAR PARA CONVENCER comunicar más y mejor en entornos profesionales


Estimados amig@s:

"Buen orador es aquel que se convence a sí mismo."
Henry George Bohn


Sinopsis
Hablamos
, hablamos y hablamos...Pero ¿hablamos bien? La verdad es que tenemos tanto miedo y tan poca costumbre, que por lo general, el mensaje no se trasmite como nos gustaría. Pero en realidad, el miedo es necesario, solamente hay que saber controlarlo.

“Sin miedo no hay tensión.
Sin tensión, no hay reflejos.
Sin reflejos no hay buenos oradores”
Javier Reyero

Introducción
La oratoria está considerada un asunto menor, una actividad despreciada de forma reiterada por nuestro sistema educativo…

Hablamos con nuestro jefe para que valore nuestro trabajo o para que nos asigne más tarea de la justa y necesaria. Y a veces, las más temidas, tenemos que tomar la palabra en convenciones o conferencias multitudinarias…

"Es elocuente quien dice con agudeza las cosas humildes;
con galanura y esplendidez las de más alta categoría,
y
en estilo templado las cosas medianas."
Marco Tulio Cicerón

Javier Reyero en hablar para convencer, nos hace una pregunta con la que me gustaría empezar esta recomendación ¿Hablamos bien? ¿Convencemos? Pues sinceramente creo que no, o por lo menos yo. Sé que tengo mucho que mejorar en mis clases, conferencias, seminarios y un largo etc.… A hablar bien, como muchas cosas en este mundo se aprende, yo he tenido la suerte de tener uno de los mejores profesores de comunicación de nuestro país, D. Ricardo Velilla, del que he hablado alguna que otra vez.

Hablar para convencer, requiere mucho entrenamiento, un discurso claro, sincero, que salga del corazón, envolvente, emocional, que capte la atención del público. De vez en cuando también es bueno contar alguna anécdota que enriquezca el discurso.

Nos habla de el miedo del orador, que cierto es eso. Pocas veces cuando he tenido que hablar delante de un auditorio no he sentido miedo, pero hay que saber controlarlo, si lo controlas y lo reconduces, para que sea un impulsor te ayudara en tu alocución, si por el contrario, dejas que el miedo se adueñe de la situación, perderás el control.

Es un libro para poner en práctica sus enseñanzas a diario, todos comunicamos, ¿Pero todos convencemos?

Aquel que conoce el poder de la palabra presta mucha atención a su conversación. Vigila las reacciones causadas por sus palabras, pues sabe que ellas "no retornarán al mismo punto sin haber causado su efecto".
Florence Scovel



Invitación:
The Monday Reading Club

Junio, 19

“No hay nada tan increíble que la oratoria no pueda volverlo aceptable”
Marco Tulio Cicerón

Recibid un cordial saludo
Publicar un comentario